El nuevo Honda WR-V 2021 ya tiene control electrónico de estabilidad

El nuevo Honda WR-V 2021 ya tiene control electrónico de estabilidad

La marca lanzó en Brasil la primera actualización del WR-V. Este modelo se deriva del Fit, pero con un despeje más elevado y un tratamiento tipo off road en su carrocería.

Los cambios estéticos en la trompa son pocos y están principalmente en las ópticas, que ahora incorporan proyectores y LED para las luces diurnas.

Además, la parrilla adopta un diseño con aires a la HR-V en color negro brillante, y los faros auxiliares también suman tecnología LED. En la parte trasera la única novedad a nivel estético son los faros, que no cambian su formato pero si su diseño interior.

En cuanto al motor, se mantiene el conocido cuatro cilindros de 1.5 litros y una potencia de 120 CV y un torque de 145 Nm. Está asociado únicamente a una transmisión automática del tipo CVT, sin posibilidad de contar con levas.

Debido a las modificaciones en los paragolpes, ahora el WR-V es 67 mm más largo y alcanza los 4,06 m. El resto de las cotas permanecen sin cambios, incluída la distancia entre ejes de 2.55 metros.

Además, otra novedad es que, al menos en Brasil, la gama incorpora una versión de entrada llamada LX, que se posiciona a nivel precio y equipamiento por debajo de las EX y EXL. Pero sin duda lo más importante es que ahora todos los WR-V incorporan control de tracción y estabilidad, más el asistente de arranque en pendiente como equipo de serie en todas las versiones.

En el interior, hay nuevos colores y detalles en los tapizados y las contrapuertas, además de algunos apliques en color negro brillante en el tablero. En el apartado multimedia, cuenta con los sistemas de conectividad Apple CarPlay y Android Auto, al menos en las versiones EX y EXL.

Tomado de Autotest

Noticias relacionadas