Primicias - diario digital de Ecuador Autos Primicias
Centro de desarrollo de Weissach: la pista de las leyendas Porsche

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

15 Oct 2021 - 15:52

Centro de desarrollo de Weissach: la pista de las leyendas Porsche

En los primeros años Porsche, la fuerza, el rendimiento y el desarrollo de los vehículos eran probados en pistas de brezales entre los distritos de Weissach y Flacht en Alemania.

La historia de esta pista comienza 60 años atrás, cuando la marca no contaba con un lugar propio para probar sus nuevos modelos.

Herbert Linge, trabajador de Porsche y un conocido piloto de carretas, propuso la idea de buscar un espacio propio entre los pueblos de Flacht y Weissach, donde vivía.

Esta área se conocía por ser montañosa, rocosa, nada fértil y difícil de cultivar. Así que, poner a prueba los autos de Porsche en este lugar resultaría toda una aventura.

Pero la marca estuvo de acuerdo con la idea, y en el año 1959 la empresa adquirió 38 hectáreas para crear una pista innovadora.

Esta vía circular rápidamente se tornó en el núcleo del Centro de Desarrollo de Porsche. Esta ‘skidpad’ incorporaba tres pistas con diámetros de 40, 60 y 190 metros.

Uno de los autos destacados que tuvo sus orígenes en este lugar fue: Porsche 901. El enfoque de esta prueba estaba centrado en la configuración básica del chasis, la aerodinámica y factores de resistencia.

En 1969, el Porsche 917 completó 258 vueltas en el circuito, que se detuvo únicamente para cargar gasolina.

Esta prueba demostró la eficacia de las llantas del modelo. Asimismo, la pista fue testigo de la aceleración lateral impecable del auto.

Poco a poco la pista comenzó a llamar más la atención de los pilotos, especialmente la vuelta de 190 metros de diámetro.

El piloto más rápido fue Willi Kauhsen, con un récord desde 1972 con el 850 PS 917/10.

Con la llegada de Porsche 956, el automotor con el que la marca comenzó a competir en el Campeonato Mundial de Sportcar en 1982. Varios miembros de la marca pusieron a prueba los modelos para determinar cuál era el más rápido.

De esta forma, se testeó los autos 917 y 956. Ambos autos pesaban lo mismo, aunque el 917 poseía mayor potencia y neumáticos más anchos que el 956.

El 30 de abril de 1984, el piloto Falk logró un récord de 14, 4 segundos con el modelo 956. Esto equivalía a una velocidad media de 150,576 kilómetros por hora y una aceleración lateral de 1,858 gramos con un diámetro de círculo.

Este récord se mantiene hasta la actualidad y Porsche considera que es difícil de vencer. Esto debido a que, los neumáticos de competición modernos permiten mayores aceleraciones laterales durante unos segundos, pero probablemente no resistirían 14 segundos en ese límite.

Tomada de: newsroom.porsche.com

Noticias relacionadas