“La vida es grande y yo estoy aquí porque aún tengo muchas cosas para vivir”

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

1 Oct 2021 - 8:17

“La vida es grande y yo estoy aquí porque aún tengo muchas cosas para vivir”

“Después de lo que me pasó entendí el significado de la frase: la prevención salva vidas, no quiero ni pensar qué hubiera pasado si yo no me hacía mis controles de rutina”. Erika Sándoval, paciente con cáncer de mama

“Yo siempre fui una persona muy sana, de hecho, antes de conocer que tenía cáncer nunca tuve una enfermedad seria que requiera algún tratamiento especial. Siempre me hacía mis controles ginecológicos y mamarios periódicamente, pero con la pandemia retrasé esos exámenes.

Cuando mi esposo enfermó de Covid y salimos de la casa para su tratamiento, decidí retomar mis chequeos rutinarios que no pude hacerme por la pandemia. Ahí es cuando identificaron en mi seno izquierdo una masa que no era regular. Eso fue en diciembre del 2020, tenía 47 años; fue así como me enteré que tenía un tumor maligno.

Nunca tuve ningún síntoma que me haya alertado que algo malo estaba pasando, jamás tuve un dolor o vi algo raro en mi seno, sino que fui a mi control de rutina porque hacerme mis exámenes siempre ha sido una prioridad, pues desde hace 12 años monitoreo una bolita que tengo en mi seno derecho y que es benigna.

Enterarme que estaba enferma fue super duro, porque se ve el cáncer como algo lejano que le puede pasar a cualquier persona, menos a uno. Emocionalmente fue muy complicado. A pesar de tener una personalidad fuerte, luchadora y que siempre mira para adelante, cuando me enteré de la noticia fue una de las pocas veces que sentí miedo de verdad.

El apoyo de toda mi familia ha sido fundamental en este proceso. Yo no tengo hijos, somos solo mi esposo y yo, pero aparte del respaldo de él, fue esencial sentir la cercanía de mi mamá y mis hermanos, ellos se adaptaron a mí y me hicieron ver que no estoy sola.

Además, en todo esto, estoy acompañada de un grupo médico espectacular que me brindó toda la información para entender que el cáncer de mama detectado en etapas tempranas tiene muy buenas probabilidades de curarse. Tener toda esta información y ser tratada con mucha humanidad y respeto me ha ayudado a sobrellevar de mejor manera mi proceso, me ha dado más fuerzas y esperanzas de saber que de esto voy a salir bien.

Yo aún sigo en tratamiento, tuve una cirugía para extirpar el tumor, después pasé por quimioterapia y ahora estoy recibiendo radioterapia

Después de lo que me pasó entendí el significado de la frase: la prevención salva vidas, no quiero ni pensar qué hubiera pasado si yo no me hacía mis controles de rutina. La vida es grande y yo estoy aquí porque aún tengo muchas cosas para vivir.

A las mujeres que están pasando por circunstancias similares les puedo compartir que tener mentalidad positiva durante todo el procedimiento suma para que se haga más ligero el proceso y que salgamos mejor de esto. El estado de ánimo nos hace ver las cosas de diferente color. No le tengamos miedo al cáncer, no veamos distante a nuestra vida”

Todos los derechos Reservados