El arte y la ecología llegan a tres estaciones de la Metrovía en Guayaquil

Arte en la Metrovía

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

16 Nov - 0:03

Un payaso animó la espera de los pasajeros en la estación Río Daule, en la Metrovía de Guayaquil. - Foto: PRIMICIAS

El arte y la ecología llegan a tres estaciones de la Metrovía en Guayaquil

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

16 Nov - 0:03

Es la octava edición de una iniciativa que pretende incorporar el arte a espacios urbanos como las estaciones de transporte.

Hace ocho años la artista guayaquileña Larissa Marangoni tuvo la idea de llevar el arte a espacios urbanos poco acostumbrados a las expresiones artísticas.

Había visto como en los sistemas de transporte subterráneos de los países desarrollados se acogían acciones de este tipo, lo que de alguna manera aliviaba el estrés de los transeúntes.

Así nació la primera edición de Arte en la Metrovía. El Municipio de Guayaquil acogió la propuesta y desde 2011 vez organiza todos los años este festival. Alguna de las ediciones han tenido temática; la de 2019 es ecología.

Arte en la Metrovía se desarrolla en tres estaciones de este sistema de transporte, las que sirven como integradores con otras rutas. La actividad se realizó durante una semana en las paradas Río Daule, IESS (centro) y 25 de Julio (sur).

La muestra de este año se clausura hoy sábado 16 de noviembre de 2019.

Sofía Forneris asegura que es un tema en auge. “Ecología por los cambios que vive el mundo. Queríamos promover en un lugar como Guayaquil, un poco de árboles”, explica la vocera de Arte en la Metrovía.

Por ello la iniciativa mezcla expresiones artísticas tradicionales como payasos, música o teatro con presentación de comida vegetariana o breves talleres de ecología en casa.

A Juan Olvera le llamó la atención esto último. Caminaba hacia uno de los andenes en la estación Río Daule, de la Metrovía, al norte de Guayaquil. Vio el lugar adornado con pequeñas plantas e hizo preguntas de todo tipo.

“¿Puedo sembrar esto en casa?”, “¿Cuántas veces le echo agua?”, “¿Qué tiempo debe recibir sol?”, fueron algunas de sus interrogantes. Los expositores le respondieron todo y le regalaron unas semillas para que cultive tomate en su casa. La conversación terminó cuando el bus que Juan esperaba llegó.

Agrega que la gente suele pensar que la comida vegetariana solo son ensaladas, entonces cuando se le presenta hamburguesas sin proteína animal se despierta el interés de los pasajeros.

La producción de carne, añade Forneris, contamina, de allí que una dieta que consuma menos este producto constituye un aporte al medio ambiente. El objetivo es que las exposiciones también sirvan para que los guayaquileños aprendan cómo cocinar sin carne, incluidos platos tradicionales.

Alrededor de 30 personas, entre el ‘staff ‘ y artistas participan en el proyecto. Ellos participaron en los horarios de mayor afluencia, de 17:00 a 19:00 y el sábado de 10:00 a 12:00. 

Noticias relacionadas