14 adquisiciones de empresas se registraron en 2022

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

3 Ene 2023 - 5:24

Imagen referencial de empresas que realizaron adquisiciones en 2022. - Foto: CCQ, Almacenes Tía y Ministerio de Producción

14 adquisiciones de empresas se registraron en 2022

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

3 Ene 2023 - 5:24

Según la Superintendencia de Control del Poder de Mercado, 13 adquisiciones fueron autorizadas y una más fue aprobada bajo el cumplimiento de ciertas condiciones.

La Superintendencia de Control del Poder de Mercado tramitó 19 solicitudes de operaciones de concentración económica, es decir, de compra total o parcial de una empresa por parte de otra, en 2022.

Se trata de un aumento de 12% del número de solicitudes frente a 2021. De esas 19 solicitudes, 13 fueron autorizadas sin problemas y una más bajo el cumplimiento de ciertas condiciones.

Solo una fue negada y las otras cuatro no necesitaban autorización, explica David Pozo, director nacional de Control de Concentraciones Económicas de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado.

Las operaciones de concentración económica ocurren por dos motivos, explica Sofía Rosales, asociada del despacho de abogados Corral Rosales:

  • Empresas internacionales quieren ingresar al país y lo hacen a través de la compra de acciones de firmas nacionales, que obtienen a cambio capital y conocimiento.
  • Reestructuración de grupos empresariales locales, que deciden juntar sus compañías para reducir procesos y costos.

Aunque, también en 2022 hubo escisiones, que son divisiones de líneas de negocio en varias empresas, un proceso que no requiere autorización, explica Rosales.

Añade que ese mecanismo fue usado, sobre todo, por el sector farmacéutico, que está especializando ciertos negocios.

Predominan las adquisiciones

Existen varios tipos de operaciones de concentración económica en el país: adquisiciones, venta de pasivos y activos, fusiones y absorciones de compañías.

La mayoría de las operaciones autorizadas (10) fueron adquisiciones. Las otras tres operaciones fueron otro tipo de acuerdos a través de los cuales se transfirió activos de un operador económico a otro.

En las operaciones participaron empresas de construcción, alimentos, consumo masivo, salud, aviación y petróleo. Algunas de las firmas ecuatorianas que participaron en las adquisiciones fueron Almacenes Tía, Moderna Alimentos y Empagran.

La operación condicionada también fue una adquisición. Se trata de la compra de AkzoNobel sobre Grupo Orbis, que maneja las empresas Pintuco y Poliquim en Ecuador.

La Superintendencia condicionó a AkzoNobel a firmar un documento en el que se compromete a mantener la calidad de los productos de revestimiento en polvo y a no alterar el margen de ganancia de los mismos.

Para 2023 se prevé que ocurran algunas adquisiciones en Ecuador y otros países de Latinoamérica. Esto debido a la necesidad de capital que tendrán las empresas en medio de una posible recesión mundial, afirma Rosales.

Sobre las fusiones, Pozo sostiene que “son muy raras en el sector productivo del país, porque implica un proceso de absorción de una empresa a otra”.

En cambio, “la compra de activos entre firmas se ha vuelto recurrente”, añade.

Operación negada

En la estadística de 2022 de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado figura una operación negada.

Se trata de una solicitud de Grupo Difare, que administra las farmacias Cruz Azul, Pharmacy’s y Farmacias Comunitarias, para adquirir Leterago del Ecuador.

Las ventas de Difare ascendieron a USD 851 millones en 2021, posicionándose como una de las empresas más grandes del país, según sus ingresos, sostiene la Superintendencia de Compañías.

En cambio, la facturación de Leterago llegó a USD 546 millones en 2021.

La decisión de la Superintendencia se dio después de considerar que la operación generaba múltiples riesgos para el esquema competitivo de los mercados de distribución y comercialización de productos farmacéuticos en el país.

Con la transacción “se estarían concentrando los dos principales distribuidores de productos farmacéuticos del Ecuador, eliminando la independencia del principal competidor de Difare”, sostiene la Superintendencia.

La Superintendencia niega operaciones cuando “estas pueden generar un efecto anticompetitivo“, concluye Pozo.

Noticias relacionadas