CNEL se prepara para refacturar 2,3 millones de planillas eléctricas

Economía

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

4 Ago 2020 - 0:01

Un trabajador de CNEL explica a los clientes que no es necesario hacer reclamos de manera personal este 3 de agosto de 2020. - Foto: PRIMICIAS

CNEL se prepara para refacturar 2,3 millones de planillas eléctricas

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

4 Ago 2020 - 0:01

La empresa eléctrica más grande del país tiene tercerizado los servicios de lectura de medidores que no recibió durante los meses de marzo y abril. Ahora planea un plan piloto para asumir esa tarea de manera directa.

Una vez que desde el Gobierno se emitieron las directrices para la refacturación, las empresas eléctricas del país aceleran los trámites para devolver lo cobrado en exceso, ante los cientos de miles de reclamos de los usuarios en distintas provincias.

Pero, ¿qué deben hacer los usuarios que se sientan perjudicados? En principio, el trámite es automático: no es necesario acudir a agencias o realizar llamadas telefónicas. Los nuevos valores se reflejarán en la planilla de septiembre de 2020.

La tarea más difícil la tiene la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL), que con 2,3 millones de clientes es la distribuidora eléctrica más grande del país.

Y de ese grupo el grueso está en dos unidades: la de Guayaquil con 626 mil abonados y la de Guayas-Los Ríos con otros 320 mil.

El gerente general de CNEL, Diego Maldonado, explicó las medidas que adoptarán en una rueda de prensa en Guayaquil:

  • En los meses de marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto de 2020 se cobrará la misma planilla que en 2019. Si es que hubiera excedente lo asumirá CNEL.
  • La disposición rige para clientes residenciales con consumos inferiores a 500 kWh al mes.
  • Quienes ya hayan pagado las planillas, desde septiembre tendrán una nota de crédito.
  • Aquellos usuarios que no pagaron las planillas en los meses señalados podrán diferir la deuda por hasta 36 meses sin intereses. Pero ese trámite solo podrá realizarse cuando termine el estado de excepción.
  • Los cortes de electricidad están suspendidos.

Maldonado aclaró que desde mediados de mayo pasado CNEL retomó la lectura física de los medidores. Esa actividad se suspendió durante marzo y abril por la pandemia, que vivía su momento más crítico en Guayas.

Debido a ello y por directrices de la Agencia de Control y Regulación de la Electricidad (Arconel), para facturar esos meses se hizo un promedio del consumo de los clientes. Eso generó reclamos masivos, especialmente en las provincias de la Costa.

“El quédate en casa hizo que el consumo se incrementara, se usaron más tiempo los aires acondicionado”, explicó Maldonado.

El funcionario reiteró que no es necesario presentar reclamos, sin embargo, aclaró que las agencias de CNEL, los canales virtuales y las líneas telefónicas están operativas.

Siguen largas filas

Pese a ello, en los exteriores de la matriz de CNEL, en el norte de Guayaquil, siguen llegando usuarios. Una fila que da la vuelta a la cuadra se forma todos los días.

“Yo pagaba USD 40 y en los meses de la pandemia me sale en USD 200 la planilla. Yo tenía un aire acondicionado que ese tiempo se me dañó, entonces vengo a que me arreglen o que me cambien ese medidor”, dijo el usuario Jonathan Andrade.

El abonado insiste en hacer su reclamo personal porque no confía en los anuncios de las autoridades.

Antecedentes de errores de facturación

Ciudadanos en los exteriores de CNEL mientras escuchan las explicaciones de un funcionario este 3 de agosto de 2020.

Ciudadanos en los exteriores de CNEL mientras escuchan las explicaciones de un funcionario este 3 de agosto de 2020. PRIMICIAS

La empresa ya tuvo antecedentes de errores masivos en la facturación en 2010, 2019 y ahora, en 2020. La lectura de los medidores no es realizada directamente por la Corporación Nacional de Electricidad, sino que contrata a una tercera empresa para que efectúe el trabajo.

En esta subcontratación, sin embargo, se presentó una serie de inconvenientes.

Tras el problema de 2019 se contrató a la empresa Proyelec, a la que se le paga sus servicios por convenio de pago. No hay un contrato firmado entre CNEL y Proyelec porque los otras compañías que compitieron para ser adjudicadas impugnaron el proceso.

Ese trámite ahora se ventila en el Servicio de Contratación de Obras (Secob).

Antes de dejar el puesto, Bolívar Lucio, exdirector ejecutivo de la Agencia de Regulación y de la Electricidad (Arconel), dijo que fue la propia Proyelec la que pidió suspender la lectura de medidores.

Eso ha generado el malestar en el Gobierno que actualmente revisa la situación de todas las gerencias de las empresas eléctricas.

En declaraciones anteriores, el secretario del gabinete, Juan Sebastián Roldán, dijo que durante la pandemia los sectores estratégicos no podían parar. Esa disposición incumplió Proyelec con la venia de CNEL y Arconel.

Debido a esa falta, CNEL ya va emitiendo USD 6 millones por notas de crédito; será un valor que siga subiendo.

Maldonado estima que solo por la refacturación que se iniciará en septiembre se desembolsarán mensualmente USD 2,8 millones.

El funcionario agregó que se está cambiando el equipo de la gerencia comercial para evitar nuevos errores.

Ahora CNEL ensaya un plan piloto en Guayaquil para que sea la misma empresa, de manera directa, la que realice la lectura de los medidores.

Noticias relacionadas