Cooperativas pequeñas afrontan más riesgos de entrar en liquidación

Economía

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

15 Ago 2022 - 0:02

Margarita Hernández, superintendenta de la Economía Popular y Solidaria en una rueda de prensa el 11 de agosto de 2022. - Foto: Cortesía SEPS.

Cooperativas pequeñas afrontan más riesgos de entrar en liquidación

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

15 Ago 2022 - 0:02

Desde enero de 2021, 24 cooperativas han entrado en procesos de liquidación. La última es la Cooperativa Juan de Salinas con 4.239 socios.

El 9 de agosto de 2022, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (Seps) dispuso que la Cooperativa Juan de Salinas entre en liquidación forzosa.

Con esta, son 24 las cooperativas que están proceso de liquidarse en el país.

Las 24 cooperativas en liquidación se han ido acumulando desde enero de 2021 y representan el 5,12% de las 468 instituciones financieras que conforman el sector de la economía popular y solidaria.

Estas instituciones entraron en proceso de cierre tras procesos de supervisión intensiva, para intentar solucionar deficiencias en su solvencia, explica la superintendenta Margarita Hernández.

La solvencia es el indicador que mide la capacidad de una institución de responder, con su patrimonio, ante los riesgos y se mide en porcentaje.

El mínimo porcentaje de solvencia requerido para las cooperativas es 9%.

Tras los procesos de supervisión, si los problemas persisten, las cooperativas entran a liquidación.

¿Por qué se liquidan?

Entre las causales para liquidar una institución están, por ejemplo, no pagar cualquiera de sus obligaciones (especialmente con los depositantes), tener pérdidas del 50% o más del capital, tener indicadores de solvencia inferiores en 50% al mínimo requerido.

En el caso de la cooperativa Juan de Salinas, entró en liquidación porque su nivel de solvencia está por debajo de lo requerido.

Además, la institución tenía pérdidas por USD 1,9 millones hasta junio de 2022.

Según la Seps, el 93% de los 4.239 socios de la Cooperativa Juan de Salinas está cubierto con el seguro de depósitos de la Corporación de Seguro de Depósitos (Cosede).

El restante 7% de depositantes recibirá su dinero a medida que se concreten los procesos de recuperación de cartera y venta de activos, según Hernández.

Cooperativas pequeñas

Una característica que comparten todas las cooperativas en liquidación es que la mayoría pertenece al sector 4 y 5. Es decir, son las más pequeñas, pues tienen activos menores a USD 5 millones.

La Cooperativa Juan de Salinas está en el segmento 3 con activos menores a USD 20 millones.

Hernández dice que estos 24 son casos aislados y no reflejan la salud financiera de este sector, pues tienen una baja participación en los valores de las captaciones.

Las cooperativas tienen depósitos por USD 18.539 millones hasta abril de 2022. Pero las instituciones pequeñas (segmento 4 y 5) representan solo el 1,9% de esas captaciones.

Edgar Peñaherrera, vocero de la Red de Integración Ecuatoriana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Icored), considera que un problema de las cooperativas más pequeñas es que atienen a segmentos muy específicos o nichos.

“Al ser cooperativas muy cerradas, no crecen y a veces no generan los ingresos necesarios para cubrir todos los gastos”, añade.

Para captar más depósitos y sostener su gestión, hay cooperativas pequeñas que ofrecen tasas de rendimiento a los depositantes, que están por encima de los promedios del sector financiero, dice Peñaherrera.

Por ejemplo, la tasa pasiva promedio en el sector financiero para depósitos de entre 91 y 120 días fue de 5,38% en julio de 2022.

Pero en el sector cooperativo hay instituciones que pagaron hasta 11,13%.

Hernández reconoce que hay cooperativas que pagan tasas pasivas muy altas, pero cree que “es responsabilidad de los clientes decidir cuánto riesgo asumen al invertir”.

Procesos largos

El proceso para liquidar una institución de la economía popular y solidaria puede tomar hasta cinco años.

La Seps tiene 88 cooperativas que están en proceso de cerrar. Los procesos más antiguos datan de 2016. El 56% de esos procesos comenzó en 2020.

Procesos de supervisión

En 2016 la Superintendencia comenzó a implementar los procesos de supervisión intensiva, para identificar qué cooperativas necesitan correctivos.

Desde ese año, 196 cooperativas han sido parte de estos procesos de supervisión.

De ese total, 62 entraron a liquidación.

Otras 69 entraron a procesos de fusión con otras cooperativas y 35 mejoraron sus indicadores.

Finalmente, 30 cooperativas están en proceso de supervisión en este momento.

Noticias relacionadas