Martes, 27 de febrero de 2024

Aplicar consulta de Yasunidos costará a Ecuador mínimo USD 1.800 millones

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

11 Dic 2023 - 17:20

El desmontaje del bloque 43, que abarca los campos Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), es uno de los mayores retos del nuevo gerente de Petroecuador.

Instalaciones petroleras Bloque 43-Ishpingo Tambococha Tiputini.

Autor: EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

11 Dic 2023 - 17:20

Instalaciones petroleras Bloque 43-Ishpingo Tambococha Tiputini. - Foto: Petroecuador

El desmontaje del bloque 43, que abarca los campos Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), es uno de los mayores retos del nuevo gerente de Petroecuador.

Desmontar el Bloque 43, que abarca los campos Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT) podría costar al menos USD 1.800 millones, una cifra muy superior a la estimada inicialmente, según el saliente gerente general interino de Petroecuador, Reinaldo Armijos.

Este año, los ecuatorianos aprobaron en un inédito plebiscito cesar la explotación del Bloque 43-ITT, un importante yacimiento de crudo para el país, situado en el Parque Nacional Yasuní, considerado el corazón de la Amazonía ecuatoriana.

Armijos reveló este lunes, 11 de diciembre de 2023, que el desmontaje del bloque "puede llegar a costar al menos unos USD 1.800 millones, (aunque) inicialmente se pensaba que eran USD 600 o 700" millones.

"Allá no hay vías, se tiene que sacar todo por gabarras" dijo en el canal Teleamazonas al asegurar que el bloque es "bastante grande", con una proyección de producción de al menos 150.000 barriles al día, si bien actualmente extraen unos 58.000.

El desmontaje será una de las tareas que estarán a cargo del nuevo gerente general de Petroecuador, el economista Eduardo Miranda, cuyo nombramiento se conoció este mismo lunes.

Proceso ordenado

Armijos señaló que calculan que haya "una declinación de 58.000 a 41.000 barriles hasta el 31 de agosto del 2024" y a partir de ahí "se hace todo un contingente y empieza el apagado electrónico de todos los pozos, de bombas, y del paso de energía para poder producir".

Entretanto, deben mantenerse los contratos, pues no los pueden dar por terminado de forma unilateral, y se deben realizar los estudios para el desmontaje y las gestiones ambientales, respectivas, añadió.

Armijos detalló que entre un 35 % o un 40 % de los taladros, torres de perforación, bombas, tuberías, estaciones, entre otros, se puede reutilizar en otros campos o bloques.

Sobre el resto de activos, espera que los técnicos determinen una manera eficiente para reutilizarlos.

De acuerdo a Petroecuador, la construcción del Bloque 43-ITT, que comenzó a operar en 2016, tuvo un coste de unos 2.000 millones de dólares, mientras que el valor de sus reservas de petróleo fue calculado en 2022 en unos USD 13.600 millones para los siguientes veinte años.

La consulta nacional sobre el Bloque 43-ITT fue promovida por el colectivo ambientalista Yasunidos, después de reunir 757.000 y librar una batalla legal de diez años con los órganos electorales de Ecuador.

El Bloque 43-ITT ocupa un sector del Yasuní, un área natural protegida que abarca un millón de hectáreas y que alberga más de 2.000 especies de árboles y arbustos, 204 de mamíferos, 610 de aves, 121 de reptiles, 150 de anfibios y más de 250 de peces.

También en su interior habitan los tagaeri, taromenane y dugakaeri, pueblos indígenas en aislamiento voluntario cuya zona intangible limita con el Bloque 43-ITT.