En medio desconfinamiento, los españoles se lanzan a las compras

Economía

Autor:

Reuters

Actualizada:

5 Jun - 10:02

Un trabajador que usa una máscara protectora arregla la ropa en un maniquí en la tienda Desigual, ya que algunas provincias españolas pueden aliviar las restricciones de cierre durante la fase uno, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus, en Barcelona, España, 4 de junio de 2020. - Foto: Reuters

En medio desconfinamiento, los españoles se lanzan a las compras

Autor:

Reuters

Actualizada:

5 Jun - 10:02

La relajación del confinamiento en España ha llevado a los españoles a gastar a discreción en mayo, después de haber suspendido gran parte del consumo durante un mes y medio, según datos de las transacciones de tarjetas bancarias de BBVA, el segundo banco más grande de España.

El gasto aumentó un 8% en mayo en las provincias que llegaron a la fase 2, la tercera de cuatro etapas en el plan de desescalada de los ciudadanos españoles. En algunas provincias, el gasto aumentó un 16%. A modo de comparación, el total de transacciones con tarjetas bancarias en los comercios cayó un 60% en abril, en términos interanuales.

El gasto en alimentos, electrodomésticos, salud, libros y medios de comunicación impulsó el aumento. El ocio y los viajes no mostraron signos de reactivación ya que los dos sectores se encontraban prácticamente paralizados en mayo.

La flexibilización de las restricciones también afectó al gasto en internet, que sólo representó el 15% del consumo total, frente al 18% en el mismo período del año pasado.

El gasto de los consumidores en las áreas que permanecieron en la fase 1 no mejoró, contrayéndose aproximadamente un 10% en la última semana de mayo, dijo BBVA.

España ha sufrido uno de los peores brotes de coronavirus del mundo, con 27.133 muertes y 240.660 casos confirmados hasta la fecha. La economía, que depende en gran medida del turismo y la hotelería, se contrajo un 5,2% en el primer trimestre.

Si la economía española se contrae un 13,5% en 2020 —la proyección más pesimista— el riesgo de insolvencia entre las empresas españolas podría triplicarse, y en los sectores más afectados podría incluso multiplicarse por ocho, dijo el viernes 5 de junio el Instituto Global de McKinsey.

Las pequeñas y medianas empresas representan una parte más importante de la economía española que la media de la Unión Europea —el 47% de la mano de obra española trabaja en empresas de menos de 20 empleados— y son especialmente vulnerables a las crisis económicas, según McKinsey.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas