Covid-19: seis de cada 10 ecuatorianos cambian sus prioridades de gasto

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

18 Abr - 0:05

Clientes y empleados de un supermercado en Cuenca usan mascarillas como medidas de prevención, el 20 de marzo de 2020. - Foto: API

Covid-19: seis de cada 10 ecuatorianos cambian sus prioridades de gasto

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

18 Abr - 11:14

La salud, las experiencias y el apoyo local, son tres factores que cobrarán peso en el consumo en Ecuador una vez que se haya superado la pandemia de coronavirus.

¿Sus prioridades en el gasto de productos y servicios van a cambiar? Totalmente, responde el 60% de 802 personas encuestadas en Ecuador por la firma de investigación de mercados Ipsos entre el 30 de marzo y el 9 de abril.

“Ya pasaron cuatro semanas de confinamiento y nos estamos adaptando a esta nueva vida”, sostiene Patrizia Scifo, gerente de Ipsos.

Entre quienes creen que modificarán sus hábitos de gasto, una vez que termine la emergencia sanitaria por coronavirus, el 78% estima que gastará más dinero en la compra de productos y servicios locales.

 

Los encuestados también dijeron que aumentarán el dinero que destinan al gasto en salud. El 56% de quienes alterarán sus hábitos dice que invertirá en un seguro médico. Mientras que el 48% lo hará en paseos familiares o viajes.

Los cambios en los hábitos de consumo responden a modificaciones en las prioridades de las personas.

El coronavius, así como otras pandemias y crisis, tiene efectos a largo plazo en las ideas y en los comportamientos de la sociedad.

“En épocas de incertidumbre los hábitos se reajustan a una nueva normalidad. Algunos comportamientos serán permanentes y otros momentáneos”, explica Cristina Páez, gerente regional de Ipsos.

Cuando los encuestados fueron consultados sobre qué considerarán importante en su vida y en la de su familia cuando termine la emergencia sanitaria, el 94% respondió que el ahorro, el 34% dijo que la compra de un seguro de salud y el 20% sostuvo que la adquisición de un seguro exequial.

 

En el país el 65,4% de la población está sin ahorros y no se hallan percibiendo ingresos por el momento, según un estudio realizado por la compañía de investigación Focus Research & Strategy.

Sobre los servicios de salud, el 70% de los ecuatorianos no tiene acceso a seguro médico, según la empresa de investigación y, entre quienes dicen tenerlo, el 41% no sabe si su seguro cubre enfermedades como el Civid-19.

Más alimentos y menos contacto

El desafío para las autoridades es mantener a las personas en casa, ya que la mayor parte de los hogares no está suficientemente abastecido, según la encuesta de Ipsos.

Sólo uno de cada 10 entrevistados se encuentra bien abastecido y no necesita salir de casa durante la cuarentena.

En el aislamiento social que vive el país, desde el 17 de marzo, las personas salen a comprar víveres y productos de primera necesidad con más frecuencia en tiendas de barrio y fruterías cercanas, según Ipsos.

Otro canal de venta con el que se evita el contacto entre personas es la entrega a domicilio, pero solo el 10% de los encuestados dice que utiliza el comercio electrónico.

“En Ecuador las plataformas tecnológicas son utilizadas por el segmento de la población con más recursos, que no es la realidad de todo el país”, dice Páez.

La gerente regional de Ipsos prevé que por la pandemia la transformación digital en el país se acelerará.

“Al tener más contacto con el mundo virtual se van eliminando las barreras sobre la confianza y la seguridad en torno al comercio electrónico y a todo lo digital“, sostiene Páez.

Los mercados y las bodegas son los canales de distribución menos concurridos, un 65% de los encuestados afirma que no los utiliza para nada.

En cuanto a los bienes y servicios más demandados recientemente, los alimentos y productos de limpieza lideran la lista. Mientras que la compra de artículos de tecnología y de belleza disminuyó, según el informe.

El 58% de los encuestados afirma que aumentó el consumo de alimentos. En cambio, más del 70% de las personas dice que está menos interesada en la compra de artículos como teléfonos inteligentes, ropa, tecnología y productos de belleza.

Noticias relacionadas