Empresarios activan planes para sostener el comercio durante la emergencia

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

8 Abr - 0:03

Así lucía un centro comercial en Quito, el 18 de marzo de 2020. - Foto: API

Empresarios activan planes para sostener el comercio durante la emergencia

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

8 Abr - 12:04

Tres iniciativas aspiran dar liquidez a los negocios en Ecuador, y enfrentar así uno de los mayores problemas que ha causado la emergencia sanitaria en el sector productivo.

Tiendas de barrio, restaurantes y hasta peluquerías han cerrado sus puertas durante el estado de excepción decretado en el país desde el 17 de abril, frente a la expansión de la pandemia de coronavirus.

Ese decreto suspendió la jornada laboral e impuso restricciones a la movilidad, en un intento por frenar el contagio. Ante ese escenario, uno de los principales temores del sector comercial en el país es el cierre de los negocios, pues aún se desconoce el tiempo que se mantendrá el aislamiento social.

“Hay que garantizar la alimentación y la salud, pero también estamos analizando cómo empezar a arrancar los procesos productivos de las empresas, cumpliendo con las disposiciones de las autoridades”, explica Pablo Zambrano, presidente de la Cámara de Industrias y Producción (CIP).

Lo que más preocupa al sector productivo es la falta de liquidez que van a tener las empresas para mantener su estructura laboral y sus operaciones.

Por eso, los gremios empresariales han puesto en marcha tres iniciativas para cuidar el flujo de caja en las empresas y emprendimientos y de esa forma hacer que sobrevivan en el tiempo.

  • Tiendas de barrio

    “Hasta la semana pasada más del 50% de las tiendas de barrio estaban cerradas porque quienes atienden tienen miedo de contagiarse”, afirma Zambrano. En Ecuador hay 130 mil tiendas de abarrotes. 

    Por eso, la CIP, junto a la Asociación de Industrias de Bebidas No Alcohólicas del Ecuador, a la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas, al Gobierno y a diferentes municipios, puso en marcha la campaña Mi Tienda Abierta, Mi Tienda Segura.

    La campaña tiene como objetivo hacer que los tenderos mantengan sus operaciones garantizando su seguridad.

    Además, la iniciativa ha trabajado para que las empresas que distribuyen productos lleguen a acuerdos con las tiendas pequeñas. Por ejemplo, “a través de  créditos para apalancar los pequeños negocios”, explica Zambrano.

    El objetivo de la iniciativa es levantar el comercio es estos pequeños negocios y evitar que las personas se desplacen grandes distancias para abastecerse. 

  • Salva un Comercio

    Ante el difícil momento económico que atraviesa el país, que se agravó con la emergencia sanitaria, la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG) junto a sus 10.000 socios, se planteó qué hacer para activar a los negocios del país. 

    “Analizamos buenas prácticas que están en marcha en el mundo y el hijo de un socio planteó una idea que luego se convirtió en Salvar Un Comercio”, dice Pablo Arosemana, presidente de la CCG.

    La iniciativa, impulsada por la Cámara de Comercio de Guayaquil y la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador, busca que las personas paguen ahora por productos o servicios que van a ser recibir cuando termine la emergencia sanitaria.

    Apelamos a la solidaridad comercial para dar liquidez a los negocios que están cerrados para que ahora puedan pagar sueldos”, explica Arosemena.

    La iniciativa, que empezó el 5 de abril, también exige creatividad de parte de los comerciantes, es decir descuentos o un valor agregado para que las personas accedan a pagar ahora y a recibir los bienes o servicios después.

    La plataforma web salvauncomercio.com se encuentra habilitada para que los comerciantes se inscriban y los usuarios ingresen y realicen sus pedidos de forma directa.

  • Qué pasaría

    Leandro Buratovich, gerente del restaurante Sur, en Quito, decidió organizar a algunos miembros del gremio, poco antes de la declaratoria del estado de excepción, para buscar soluciones. Así surgió Qué pasaría.

    Con la iniciativa 280 marcas quieren mostrar que la emergencia no solo impacta a los restaurantes, sino a toda la cadena.

    “Hay una industria detrás, conformada por agricultores y proveedores, a la que hay que salvar. Luchamos por lo 480.000 empleos directos“, dice Andrés Camacho, miembro de la Agremiación de Restaurantes de Quito.

    Por eso, algunas acciones del gremio han sido crear alianzas con las aplicaciones digitales de entrega a domicilio. “El ‘delivery’ es la opción, y no todos los locales tienen una línea de entrega. Por eso estamos trabajando para que esos negocios reestructuren su línea de trabajo”, afirma Camacho.

    Además, con la iniciativa los restaurantes quieren invitar a los ciudadanos a consumir en los locales que tienen servicio a domicilio. Y, “eventualmente sacaremos una ‘gift card’ con diferentes marcas y proveedores para obtener liquidez y sobrevivir”, dice Camacho.

Noticias relacionadas