Erosión regresiva: un derrumbe provocó el represamiento del río Coca

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

25 Feb 2021 - 12:20

Vista panorámica del represamiento del río Coca, entre las provincias de Napo y Sucumbíos, el 24 de febrero de 2021. - Foto: Cortesía SNGR

Erosión regresiva: un derrumbe provocó el represamiento del río Coca

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

25 Feb 2021 - 13:21

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) informó que el arco, que quedó de la desaparecida cascada de San Rafael, se derrumbó ocasionando el represamiento del río Coca.

Nota actualizada a las 13:20 con los nuevos informes del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y de Petroecuador.

La noche del 23 de febrero de 2021 se derrumbó una parte del arco de la desaparecida cascada de San Rafael, ocasionando el represamiento total del río Coca, y poniendo en riesgo la infraestructura del Estado y a las personas que viven en las riveras del afluente.

En la zona, un raro fenómeno de erosión regresiva afecta las márgenes del río Coca desde el pasado 2 de febrero de 2021, cuando desapareció la cascada San Rafael.

Si bien la erosión no ha progresado desde hace 168 días, la cercanía del inicio de la temporada de lluvias en la Cuenca Amazónica enciende las alarmas en esa zona entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos.

El represamiento del río se ubica a aproximadamente 19 kilómetros aguas abajo de las obras de captación de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, una de las infraestructuras en riesgo por la erosión regresiva.

Un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) señaló que luego del represamiento del río, tanto el Ministerio del Ambiente, el Municipio de El Chaco, la Corporación Nacional de Electricidad (Celec), la petrolera Petroecuador y la empresa OCP monitorean la zona para evitar otros daños.

Además, pese al represamiento del río Coca, el flujo vehicular en el tramo de la vía El Chaco-Lago Agrio continúa, sin novedades.

Emilio Cobo, coordinador del Programa de Agua de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza para América del Sur, dice que este último represamiento obedece al colapso del arco donde se ubicaba la cascada.

“Luego de varios meses el arco ha colapsado y ahora el riesgo es que se forme un embalse de gran dimensión y su ruptura podría ocasionar un aluvión en el río Coca, poniendo en riesgo a la población y a la infraestructura aguas abajo”, dijo Cobo.

Según el SNGR, desde el colapso de la cascada San Rafael, la erosión regresiva ha dejado las siguientes consecuencias:

  • Un puente destruido.
  • 218,30 metros de vías afectadas.
  • Cuatro personas evacuadas.
  • Seis familias en riesgo.
  • La rotura de tres tuberías: el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), el poliducto Shushufindi-Quito y el OCP el 7 de abril de 2020.

A las 13:00, la petrolera estatal Petroecuador informó que el SOTE opera con normalidad.

En un nuevo reporte al mediodía, la SNGR informó que el agua ya comenzó a fluir con normalidad por el río Coca y hasta el momento no se registran viviendas ni infraestructura afectada por el represamiento temporal.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas