Ferrocarril: 267 denuncias por robos de infraestructura férrea

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

29 Nov 2021 - 0:03

El tren ecuatoriano durante su recorrido por el sector de La Nariz del Diablo, en la sierra ecuatoriana, en 2019. - Foto: Ferrocarriles del Ecuador.

Ferrocarril: 267 denuncias por robos de infraestructura férrea

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

29 Nov 2021 - 0:03

Los robos de los elementos de vía alcanzaron los 10 kilómetros de línea férrea, y hasta ahora no hay sentenciados. Además, la seguridad de los activos de la empresa Ferrocarriles del Ecuador es mínima.

Sin recursos y en proceso de liquidación por ser ineficiente económicamente, la empresa pública Ferrocarriles del Ecuador también tiene problemas para cuidar la infraestructura del tren.

Desde 2010, cuando se conformó la empresa pública y hasta octubre de 2021, las autoridades de Ferrocarriles del Ecuador presentaron 267 denuncias por delitos relacionados con el robo y vandalismo de la infraestructura ferroviaria.

De ese total, 38 denuncias fueron presentadas desde que dejó de operar el tren en marzo de 2020 por el impacto de la pandemia de Covid-19. Y esto coincidió con el inicio del proceso de liquidación de la empresa pública, en mayo de 2020.

Entre los objetos más robados están los durmientes, los rieles, las planchuelas y los tirafondos (clavos ferroviarios).

Por ahora, no hay sentenciados por esas denuncias, según información de la empresa pública en liquidación.

Según estimaciones internas de Ferrocarriles del Ecuador, los robos acumulados de elementos de vía alcanzaron los 10 kilómetros de línea férrea. Eso significa el 1% de los 965,6 kilómetros de vía del tren.

Tampoco existen aproximaciones sobre las pérdidas económicas que ocasionaron los robos de una parte de la infraestructura de la vía férrea.

Contratos cuestionados 

La liquidadora de Ferrocarriles del Ecuador, Paulina Escudero, dice que el robo de infraestructura ferroviaria es parte de los riesgos por el giro de negocio que tenía la empresa pública durante sus operaciones.

"Existen en bodega bastantes elementos como planchuelas, tirafondos y rieles para reemplazar los objetos robados", señala Escudero.

Pero además de robos de las partes de los ferrocarriles, se han evidenciado presuntas irregularidades en los contratos que suscribió la empresa pública.

En Bucay, en la provincia de Guayas, los durmientes de madera, que fueron colocados en la vía férrea por USD 10 millones por parte de varios contratistas en 2013, se dañaron luego de un año.

"Ferrocarriles del Ecuador nunca presentó demandas ni realizó los cobros de las garantías a los contratistas".

Paulina Escudero

Faltan guardias de seguridad

La falta de guardias de seguridad las 24 horas al día en la infraestructura ferroviaria es una de las causas de los robos, según Escudero.

Una vez que el tren salió de operaciones turísticas y por la falta de recursos, la empresa pública en liquidación decidió dar de baja tres contratos de seguridad por "mutuo acuerdo" en abril de 2020.

Cada año, el Gobierno destinaba USD 2 millones para la cobertura de seguridad en 40 puntos del tren.

Luego de dar de baja los tres contratos, la empresa generó un acuerdo con los extrabajadores del Ferrocarril para que controlen y vigilen las estaciones, la línea férrea y otras infraestructuras.

Recién en el segundo semestre de 2021, Ferrocarriles del Ecuador contrató seguridad únicamente para tres puntos de la infraestructura, considerados por la Policía Nacional como de "altísimo riesgo".

Mientras que en otros sitios estratégicos de "alto riesgo" se instalaron cámaras.

Los puntos de "altísimo riesgo" y de "alto riesgo" están ubicados, sobre todo, en la región Costa.

Además, Ferrocarriles pidió la ayuda para cuidar la infraestructura a la ciudadanía y a los gobiernos seccionales.

Transferencia de activos

Como parte del proceso de liquidación, los activos de Ferrocarriles del Ecuador, valorados en USD 366 millones, deberán ser transferidos hasta el 30 de noviembre de 2021 al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Además de los activos, la liquidadora transferirá los pasivos que arrastra Ferrocarriles del Ecuador, por USD 5,1 millones a este Ministerio.

Entre esos pasivos destacan las deudas con jubilados por USD 1,7 millones y de USD 195.000 con personas que compraron sus boletos y que nunca se subieron al tren por las restricciones de movilidad en la pandemia.

Eso significa que el patrimonio ferroviario ecuatoriano es de USD 360 millones y está conformado, sobre todo, por una línea de tren de 965,6 kilómetros.

De ese total, 506,1 kilómetros están rehabilitados, pero solo estaban operativos 121,8 kilómetros hasta marzo de 2020.

La liquidadora espera firmar la escritura de transferencia con el MTOP en diciembre de 2021.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas