El sector privado impulsa tres fondos para la emergencia

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

2 Abr - 0:05

Una mujer recibe víveres durante la emergencia sanitaria, a través de la campaña Unidos Somos Más, coordinada por Karla Morales. - Foto: Karla Morales/Twitter

El sector privado impulsa tres fondos para la emergencia

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

2 Abr - 8:35

Empresarios, bancos y ciudadanos aportan en fondos comunes para adquirir alimentos para los más vulnerables e insumos y equipos médicos.

Banco Pichincha, Banco Guayaquil y el empresario Roque Sevilla anunciaron en los últimos días la formación de tres fondos para atender la emergencia que atraviesa el país a causa del coronavirus.

En los tres casos, los fondos serán administrados por fiduciarias y auditados con el objetivo de garantizar la transparencia del manejo del dinero.

La primera iniciativa en conocerse fue la de Banco Pichincha, que el 30 de marzo de 2020 anunció la apertura de un fondo, con una contribución inicial de USD 10 millones. La meta es obtener el doble.

Los promotores del fondo decidieron que el dinero esté destinado a la adquisición de insumos y equipos médicos.

“En este momento la prioridad es superar la crisis sanitaria, para ello es necesario mantener a la población en sus hogares garantizando su alimentación y curando a quienes se han contagiado”, explica en entrevista con PRIMICIAS Antonio Acosta, presidente de Banco Pichincha.

Cadenas de supermercados y fundaciones intentan garantizar la alimentación de los más necesitados a través de la donación de víveres. Por eso, el banco decidió que el dinero del fondo esté destinado a solventar la otra parte del problema: la atención médica.

Esta semana esperamos que lleguen los primeros 100.000 kits de pruebas para la detección del virus y las primeras 100.000 mascarillas que se compraron en China.

Antonio Acosta, presidente de Banco Pichincha.

Los encargados del fondo están contactando a proveedores nacionales e internacionales para adquirir pruebas, respiradores, medicinas y vestimenta y equipos de protección para el personal de salud.

Mientras que la entrega de los insumos es coordinada con el Ministerio de Salud para priorizar la ayuda en los centros.

Los promotores del fondo consideran que la transparencia en los procesos de compra y de entrega de los insumos es fundamental, por lo que se convocó a los representantes de ocho universidades para que actúen como veedores, explica Acosta.

Banco Pichincha se ha comprometido a realizar gestiones que permitan conseguir un aumento significativo del fondo. Además de abrir una cuenta para recolectar donaciones económicas complementarias. Empresarios, entidades bancarias y ciudadanos ya han manifestado su intención de aportar.

Una vez que se supere la enfermedad será el momento de preocuparse por la reactivación económica. Seguramente será necesario otro aporte económico”, afirma el presidente del banco.

Esos fondos provendrán de los dividendos que los accionistas resolvieron no retirar y que quedaron en el balance de la entidad, contabilizados como reservas.

Sevilla impulsa el fondo Por Todos

El 31 de marzo, el empresario Roque Sevilla anunció la creación del fondo de emergencia denominado Por Todos. “Hasta el 1 de abril se ha recaudado cerca de USD 4 millones”, explica.

El objetivo del fondo es obtener USD 20 millones en 30 días, para:

  • Alimentos y otros artículos de primera necesidad para los más vulnerables.
  • Protección a los trabajadores de salud y sus familias.
  • Pruebas y equipos para la detección del virus.
  • Equipos de soporte ventilatorio o de asistencia respiratoria.

“Lo más importante en este momento es ver que la gente pobre que está encerrada en sus casas obtenga alimentos. Puede que las personas no mueran por el virus, pero pueden morir de hambre”, dice Sevilla.

Aunque explica que la iniciativa es flexible, “nos adaptamos a las necesidades del día a día, porque en dos semanas la situación del país ha cambiado drásticamente”, afirma.

El espíritu colaborativo ha sido impresionante. Cuando realmente se quiere y se tiene urgencia se pueden conseguir cosas por encima de lo ordinario.

Roque Sevilla, empresario.

Para los ciudadanos que quieran ayudar la iniciativa puso en funcionamiento una plataforma digital de fondos colaborativos, a través de la cual se recibirán aportes que van desde USD 1 hasta USD 1.000.

Ese dinero pasa por la Fundación Futuro, a causa de un trámite tributario, y luego se suma al fondo.

Banco de Guayaquil apoya el fondo Salvar Vidas

Al igual que Sevilla, el 31 de marzo Banco Guayaquil anunció la donación de USD 5 millones para el fondo SalvarVidasEC, que tiene como objetivo recaudar dinero para la compra de insumos y equipos médicos.

Antes, el banco ya había donado USD 1 millón para que el Banco de Alimentos entregue víveres.

En este proceso se vió la necesidad de adquirir máquinas de respiración. El banco entregó 27 de esas máquinas para las unidades de cuidados intensivos de instituciones privadas”, explica Guillermo Lasso Alcívar, vicepresidente Ejecutivo de Banco Guayaquil.

Tras esa donación un grupo de 11 empresarios se juntó para responder a la emergencia y se creó Salvar Vidas. La iniciativa conoció, en coordinación con el Ministerio de Salud, que en el país existe la necesidad de más máquinas de respiración.

“Hay escasez mundial de este tipo de equipos, pero logramos encontrar unas máquinas de respiración denominadas de un solo uso, que aliviarán a los pacientes”, explica Lasso.

La iniciativa obtuvo 2.000 máquinas de un solo uso, 250 llegan hasta el 4 de abril y el resto en el transcurso del mes.

Así como la empresa privada pide libertad para actuar en la cotidianidad, también tiene que tener la iniciativa para actuar en momentos de crisis.

Guillermo Lasso Alcívar, vicepresidente Ejecutivo de Banco Guayaquil.

El objetivo del fondo es, principalmente, la adquisición de equipos médicos, pero no se limitará a eso.

“Estamos conversando con iniciativas, como la de Karla Morales que coordina la entrega de víveres y de insumos médicos”, explica Lasso.

El fondo no se ha fijado un límite de recaudación, el objetivo es convocar al mayor número posible de contribuyentes. Para ello se ha habilitado una cuenta para los aportes.

“Así como hay aportes de miles de dólares de grupos empresariales también hay aportes de ciudadanos. Todo aporte suma”, concluye Lasso.

Noticias relacionadas