Gobierno negociará aumento de plataformas petroleras en el Yasuní

Economía

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

20 Dic - 0:05

El ministro de Energía, José Agusto Briones. - Foto: Primicias.

Gobierno negociará aumento de plataformas petroleras en el Yasuní

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

20 Dic - 0:05

El ministro de Energía, José Agusto Briones, anuncia que en enero comenzarán los diálogos y negociaciones con las comunidades para el aumento de las plataformas de perforación en el campo petrolero Ishpingo. “El país necesita los recursos”, dice.

El Gobierno quiere negociar con las comunidades el incremento de las plataformas de perforación en el campo petrolero Ishpingo, que está localizado dentro del parque nacional Yasuní, en la Amazonía.

Aunque el presidente Lenín Moreno había decidido que la petrolera estatal Petroamazonas operará solo con dos plataformas, para reducir el impacto ambiental y la conflictividad social, existen tanto la posibilidad como la licencia del Ministerio de Ambiente para operar con nueve.

El obstáculo es la oposición de algunos grupos ambientalistas, por eso el gobierno quiere negociar con las comunidades, teniendo en cuenta que con nueve plataformas activas el campo petrolero podría alcanzar una producción cercana a los 160.000 barriles diarios.

Esa producción sería equivalentes a un ingreso de USD 1.800 millones anuales y de USD 30.000 millones a lo largo de la vida útil del campo.

Obstáculos para aumentar la producción

El ministro se ha propuesto incrementar la producción petrolera del país. Para el año entrante ese aumento sería de 21.000 barriles diarios en promedio, para llegar a una meta cercana a los 558.000 barriles diarios.

Pero para eso hace falta un “pacto social energético, vamos a explotar el petróleo de manera sostenible”, el Gobierno espera lanzar el pacto en la segunda semana de enero y “abordar de manera responsable la discusión sobre los recursos naturales que tenemos, no solo en petróleo sino también en minería”.

Es decir, el diálogo tiene que desbloquear dos de las principales fuentes de reservas petroleras del país: Ishpingo y los llamados campos de la Ronda Suroriente, cerca a la frontera con Perú y que no han sido explorados aún.

Para aumentar la producción el ministro también cuenta con el lanzamiento de la ronda petrolera Intracampos II en mayo y con el avance de las conversaciones con las comunidades que viven en el territorio donde podría desarrollarse la Ronda Suroriente para el licenciamiento de esos bloques.

Y también cuenta con la concesión del campo petrolero Sacha o con la identificación de un socio estratégico que traiga inversiones para desarrollar el potencial del campo que es uno de los mayores del país y que, actualmente, produce 75.000 barriles diarios.

No tenemos los recursos disponibles (para invertir en Sacha, ndr) necesitamos, con reglas claras, que venga un socio estratégico. Es un escenario”, dijo Agusto.

De acuerdo con el ministro, está en construcción un modelo económico para tomar una decisión sobre Sacha y este modelo debe ser “lo suficientemente rentable para el gobierno ecuatoriano”.

Otro de los obstáculos para incrementar la producción no viene de los ambientalistas ni de las comunidades indígenas sino de la propia estructura del Estado: la provisión de electricidad para los campos petroleros del distrito amazónico norte (los más importantes) es irregular.

Esta es una de las razones por las cuales, dice Agusto, el Ministerio de Energía decidió intervenir a la holding de electricidad de propiedad estatal Celec.

Sobre este punto, Augusto dice que “Celec tiene un modelo institucional y un parque de generación obsoletos. Hay que tomar muchas decisiones porque también hay contradicciones en las unidades de servicio que tienen”.

Y aclara que el ministerio no solo ha intervenido el modelo de gestión de la holding sino también el parque de generación, que tiene que ser revisado, pese a que el gobierno anterior se empeñó en construir hidroeléctricas y traer generadores de Cuba.

Lo cierto es que el área donde se encuentran los principales campos petroleros del país no tiene el suministro eléctrico garantizado y sin electricidad subir la producción es casi imposible.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas