Guayaquil busca cambiar el consumo de diésel por energía sustentable

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Mar 2021 - 0:04

Actualmente en Guayaquil circulan 20 buses eléctricos de la línea 89. - Foto: Cortesía

Guayaquil busca cambiar el consumo de diésel por energía sustentable

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Mar 2021 - 0:04

En 15 años, según el BID, Guayaquil evitará el consumo de 2,9 millones de galones de diésel con el uso de vehículos eléctricos.

El paisaje de Guayaquil se va poblando de buses que no suenan, taxis que no emiten humo a la atmósfera y, en las próximas semanas, tendrá camiones que llevan su carga sin hacer ruido.

Con esos cambios sutiles se reemplaza a los combustibles fósiles, como la gasolina y el diésel, por energía eléctrica, que es más barata y contamina menos.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Ecuador el 84% del consumo final de energía proviene de fuentes fósiles, de las cuales el sector transporte consume el 56%.

Con estas cifras, el sector de transporte es responsable de la mayor proporción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la mala calidad del aire.

En marzo de 2019, Ecuador desarrolló su primera Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC).

En ella revela las acciones de descarbonización que se pueden impulsar desde distintos niveles de gobierno para lograr un objetivo común: reducir las emisiones de GEI entre 9% y 21% para 2025.

Esto amplificará los beneficios en salud y calidad de vida de los habitantes.

En 2018, la Corporación Financiera Nacional (CFN) presentó el “Financiamiento de Movilidad Eléctrica”, con el que busca incentivar el cambio hacia vehículos internos.

Esta iniciativa cubriría el 70% de los costos de proyectos nuevos y hasta el 100% de proyectos de ampliación. Fue el punto de partida para el cambio.

En marzo de 2019 comenzaron a rodar por Guayaquil los primeros buses eléctricos. Para que esto sea posible, debieron unirse varias instituciones, públicas y privadas.

Detrás de esta iniciativa estuvieron el Gobierno, el Municipio de Guayaquil, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), la Compañía de Transporte urbano Saucinc S.A., el proveedor de buses BYD y la banca pública, a través de la CFN.

“Para que los proyectos de electromovilidad sean exitosos se requiere un esfuerzo conjunto y coordinado de actores privados y públicos, cada uno con responsabilidades definidas en el sector de transporte, financiero y energético”, dijo el BID en un informe.

“A su vez, la gobernanza en estos procesos exige una articulada coordinación de incentivos para que el cambio hacia soluciones de movilidad eléctrica sea rentable”, añadió.

El BID estima que la puesta en operación de estas unidades, en un periodo de 15 años, “evitará el consumo de 2,9 millones de galones de diésel, un ahorro fiscal de USD 8,27 millones y una importante reducción en el impacto ambiental”.

El segundo paso se tomó en noviembre de 2019, cuando se abrió la primera electrolinera en Guayaquil, con una inversión privada de USD 600.000. Allí, los buses eléctricos pueden recargar su batería por completo en tres horas y media, por un costo promedio de USD 24.

Verdes de Color amarillo

El cambio hacia una movilidad sostenible la dio el sector del taxismo, el 22 de octubre de 2020, cuando presentó 50 unidades totalmente eléctricas.

En la presentación, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, señaló que el objetivo era tener 100 unidades rodando en junio de 2021. Al menos 197 taxistas están registrados para la siguiente importación de unidades.

En el proyecto, la ciudad y la empresa fabricante aportan con USD 4.000 cada uno y el taxista consigue el financiamiento para comprar la unidad, que tiene un costo del USD 31.000.

“El Municipio de Guayaquil, busca seguir impulsando la electromovilidad en la ciudad, extendiéndola hacia otras rutas de buses, abriendo la posibilidad de incluir taxis eléctricos y una red de carga lenta en distintos puntos de parqueo público y privado”, sostuvo el BID.

El banco, por su parte, “se encuentra en etapa de preparación de crédito y cooperación técnica no reembolsable a través de un programa de cofinanciamiento con el Clean Technology Fund (CFT), que entregaría los fondos a la CFN para continuar con el financiamiento”.

Nuevos proyectos

A finales de 2020, la Terminal Portuaria de Guayaquil (TPG), la fabricante china de vehículos eléctricos BYD y la compañía de transporte pesado Transcarsell anunciaron una alianza para operar en el puerto hasta 100 camiones 100% eléctricos.

Los vehículos tienen un sistema de potencia que permite una capacidad de arrastre de 31,5 toneladas, poseen baterías de litio-hierro-fosfato que tienen 15 años de vida útil y 150 kilómetros de autonomía.

Lo que se destaca es que en los 10 primeros años de operación de la flota de estos camiones evitarán el consumo de 1,8 millones de galones de combustible y la emisión de 77.410 toneladas de CO2.

Esto equivale a la conservación de 2,8 millones de árboles.

El proyecto se encuentra en fase de implementación y se espera que lleguen al puerto los camiones en las próximas semanas.

TPG implementará en sus instalaciones un centro de recarga para sus vehículos.

“Esta alianza estratégica nos da la oportunidad de fomentar el desarrollo de proyectos de innovación que generen beneficios medioambientales y permita ganar experiencia en el uso de energías limpias”, dijo el gerente general de TPG, Luis Enrique Navas, al presentar el proyecto.

Noticias relacionadas