La liquidez del IESS se pone a prueba durante la emergencia sanitaria

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

23 Mar - 0:05

Las oficinas del IESS en la Plataforma Financiera, al norte de Quito. - Foto: Primicias

La liquidez del IESS se pone a prueba durante la emergencia sanitaria

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

23 Mar - 0:05

Pese a tener un colchón de USD 1.250 millones, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) necesita que el Estado le pague la contribución del 40% para el pago de pensiones.

El presidente de la República, Lenín Moreno, anunció un paquete de alivio económico para los afiliados al IESS para ayudarlos a afrontar los efectos de la paralización que supone la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Por ejemplo, el Gobierno dispuso un aplazamiento de 90 días a la hora de pagar los aportes de abril, mayo y junio y un nuevo préstamo quirografario de emergencia para los jubilados.

Pese a que el Gobierno no ha informado sobre el sacrificio económico que exigen estas medidas, el IESS, que ya venía arrastrando problemas económicos, tendrá que hacer un esfuerzo extra en un contexto de liquidez limitada.

Se lo dijo a PRIMICIAS un alto funcionario de la institución, al señalar que mientras tanto el Estado sigue acumulando deudas son la seguridad social.

En 2019, el Gobierno Central solo pagó el 28% del aporte de 40% que pone para ayudar a financiar el pago de pensiones. Es decir, la deuda por este concepto asciende a USD 500 millones.

El Gobierno ha presupuestado unos USD 1.331 millones para cubrir la contribución del 40% del Estado para el pago de pensiones en 2020.

Sin embargo, según el Ministerio de Finanzas, hasta el 20 de marzo no se registraban pagos por esa obligación.

Ya existía un cronograma de pagos, que fue acordado entre el Seguro Social y el Ministerio de Finanzas, pero el retraso en el desembolso de crédito por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), la fuerte caída del precio del petróleo y la emergencia sanitaria han impedido el cumplimiento de los pagos.

“Con Finanzas se está trabajando para establecer un nuevo método y destinar los flujos que requiere el IESS“, dice la misma fuente a PRIMICIAS.

Un colchón de 1.250 millones

En 2018 y 2019 el IESS acumuló un colchón de reservas para tener un margen de maniobra en los periodos de crisis, siempre y cuando la emergencia no se prolongue más de tres meses.

Las reservas ascienden a unos USD 1.250 millones para este año y se distribuyen de la siguiente manera:

  • USD 600 millones de ahorro en 2018.
  • USD 650 millones de ahorro en 2019.

Esta garantizado el pago del fondo de pensiones en 2020a pesar de la abultada deuda, dijo el subdirector del IESS, David Ruales, en una entrevista con PRIMICIAS, el 17 de febrero.

¿Y la emergencia sanitaria?

El directorio del IESS todavía no ha calculado el sacrificio económico que representa afrontar la emergencia sanitaria decretada por el Ejecutivo el 11 de marzo.

Hasta el momento, el stock de insumos y medicamentos que se destinan para contener la propagación del coronavirus proviene de las unidades médicas de la Seguridad Social.

Por otro lado, la institución se concentra en instrumentar los anuncios del presidente Lenín Moreno respecto a las ayudas económicas que brindará el IESS.

Moreno dispuso que el IESS aplazará 90 días el pago de los aportes de abril, mayo y junio para los afiliados voluntarios y sin relación de dependencia.

Aunque Moreno lo haya ordenado, la medida debe ser tomada por el director General, Ángel Loja Llanos, según el reglamento de Aseguramiento, Recaudación y Gestión de Cartera (resolución 516, de marzo de 2016).  

El artículo 122 de ese documento establece que el Director General podrá autorizar la ampliación de la fecha de los pagos de aportes por razones de fuerza mayor o caso fortuito debidamente justificados.

La medida provocaría un impacto en la liquidez del IESS de aproximadamente USD 45 millones, pues unas 500 mil personas podrían acogerse a ese beneficio.

La institución también se está movilizando para hacer posibles los préstamos quirografario de emergencia para jubilados, con una tasa preferencial y un periodo de gracia de tres meses.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas