Estados Unidos dice que no es seguro viajar a Ecuador, turismo evalúa pérdidas

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Oct - 0:03

El sector del Malecón 2000, conocido como la parroquia Carbo-Concepción, es ideal para vivir sin pareja en Guayaquil. - Foto: Flickr Municipio

Estados Unidos dice que no es seguro viajar a Ecuador, turismo evalúa pérdidas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Oct - 15:59

El Departamento de Estado emitió una alerta para los turistas que piensan viajar a Ecuador. En Guayaquil la ocupación hotelera llega apenas al 15% y en Quito es de 5%, informa la Federación de Cámaras de Turismo, que estima las pérdidas en USD 80 millones.

La industria del turismo ha sentido el golpe de las protestas contra la eliminación del subsidio a la gasolina extra y el diésel. Cancelaciones de vuelos y de eventos masivos reducen la facturación del sector.

Las protestas también llevaron al Departamento de Estado de Estados Unidos a emitir una alerta para los turistas estadounidenses en la que pide aumentar la cautela si piensan viajar a Ecuador “debido al crimen y a la agitación civil”.

Protestas y bloqueos de carreteras continúan a lo largo del país y se espera que sigan en las semanas próximas”, dice el comunicado y agrega que “los vuelos pueden ser cancelados” en los aeropuertos ecuatorianos.

El Departamento de Estado dice que la Embajada de Estados Unidos ha restringido los viajes de su personal entre ciudades y provincias, excepto por Galápagos y por las conexiones aéreas domésticas”.

Y recomienda, por las protestas, no viajar a las provincias de:

  • Azuay.
  • Bolívar.
  • Chimborazo.
  • Cotopaxi.
  • Guayas (incluyendo Guayaquil).
  • Imbabura.
  • Loja.
  • Los Ríos.
  • Manabí.
  • Pichincha (incluida Quito).
  • Tungurahua.

También aconseja no viajar a Carchi, Sucumbíos y el norte de Esmeraldas debido a actividades criminales.

Federación de Turismo preocupada

El presidente de la Federación de Cámaras de Turismo de Ecuador, Holbach Muñetón, asegura que el gremio está preocupado porque Ecuador está a las puertas de un feriado 11 de octubre y las protestas y cierres de vías han desalentado a los viajeros. 

La Federación estima pérdidas de entre USD 40 millones y USD 80 millones debido a las reservas canceladas desde que iniciaron las protestas, el jueves 3 de octubre.

Según Muñetón, solo el turismo por el feriado de la Independencia de Guayaquil representa ventas por USD 40 millones.

“Se cancelaron todas las actividades en la ciudad en el que suele ser un mes exitoso para el turismo”, agregó.

El 7 de octubre, el Municipio suspendió festejos, pregones y eventos artísticos ante las manifestaciones. 

En la Sierra, explica Muñetón, hay muy poca ocupación en hoteles de Riobamba y Ambato, lugares por donde pasó la marcha indígena y donde existen algunas vías cerradas. 

Mientras que en Quito, solo el 5% de habitaciones está ocupado. En Guayaquil el porcentaje de reservas es de entre 5% y el 10% de la capacidad de los hoteles, cuando normalmente alcanza el 70% en vísperas de un feriado. 

Turistas sin salida

A esto se suman los reportes de que hay 60 turistas atrapados en Cuyabeno (Sucumbíos) y en Riobamba, debido al bloqueo de las carreteras.

Para evacuar a estos visitantes y a otros 300 viajeros, el Ministerio de Turismo activó el Plan de Asistencia Turística

Pero, la propia ministra de Turismo, Rosi Prado, reconoció que todavía hay viajeros con dificultades para movilizarse, especialmente en Chimborazo. 

Para la docente de la carrera de Turismo de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, Mariela Pinos, el Ministerio de Turismo tardó en enfrentar la crisis.

La Organización Mundial de Turismo (OMT) tiene un manual para estos casos, según Pinos.

Ella opina que el miércoles pasado, cuando se supo que iba a haber un paro de transporte, el ministerio debió comunicarse con las operadoras de turismo.

En ese momento se debió hacer un registro de cuántos turistas había en el país y organizar su evacuación. Pinos dice que varios vuelos se cancelaron porque los pilotos no pudieron llegar a tiempo a los aeropuertos. 

El problema se agudiza porque los efectos de las crisis son a largo plazo. Muñeton explica que los norteamericanos organizan sus vacaciones con seis meses de anticipación, y los europeos tardan un año en hacerlo.

Por eso, asegura, las cancelaciones se sentirán incluso luego de que termine la convulsión política en Ecuador.

Muñeton espera que el Ministerio realice labores para recuperar la imagen del país en el mundo, porque el turismo “es como el matrimonio, la confianza se gana día a día, y en un minuto puede perderse”.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas