Domingo, 03 de marzo de 2024

Precio, baja calidad y cortes de electricidad reducen el acceso a Internet

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

27 Ene 2023 - 5:26

La falta de acceso a Internet se ahonda en las zonas rurales, donde casi el 60% de la población no tiene el servicio, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Imagen referencial de una persona conectándose a Internet, en 2022.

Autor: Gabriela Coba

Actualizada:

27 Ene 2023 - 5:26

Imagen referencial de una persona conectándose a Internet, en 2022. - Foto: Ministerio de Telecomunicaciones/Facebook

La falta de acceso a Internet se ahonda en las zonas rurales, donde casi el 60% de la población no tiene el servicio, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Ecuador y el resto de países de Latinoamérica enfrentan tres obstáculos para garantizar el acceso pleno a Internet a su población, considerado como un servicio básico.

La baja calidad del Internet, los cortes eléctricos y los precios elevados son los tres cuellos de botella, según un estudio del Banco Mundial.

En Ecuador, el 40% de los hogares no tiene Internet, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

De ellos, el 70,8% argumenta que no puede pagarlo, afirma el Banco Mundial.

En promedio, el precio del plan de Internet para un hogar es de USD 25, lo que es igual al 6% del salario básico mensual.

"Mayores ingresos disponibles permiten a los hogares pagar Internet", afirma el Banco Mundial.

Para el 12,5% de la población sin acceso a Internet, también influye el precio de los aparatos tecnológicos, como computadoras, celulares y tablets.

Una brecha social

La falta de acceso a Internet es mayor en las zonas rurales, donde casi el 60% de la población no tiene el servicio, según el INEC.

¿Por qué ocurre ese fenómeno? Por tres factores.

El primero es la falta de dinero, teniendo en cuenta que apenas dos de cada 10 personas en edad de trabajar en áreas rurales tiene un empleo adecuado, con el que percibe, por lo menos, el salario básico.

El Banco Mundial sostiene que otros factores que incrementan la brecha son las variaciones topográficas, que impiden la conectividad en zonas montañosas, y los frecuentes cortes de electricidad en las zonas rurales.

Empleo, educación y salud

Según el Banco Mundial, para solventar los costos elevados, la mala calidad de la señal y los cortes de electricidad hacen falta políticas públicas e inversión.

Esto, teniendo en cuenta que una mayor conexión a Internet representa importantes cambios económicos y sociales para el país.

Por ejemplo, podría haber una mayor oferta de trabajadores especializados, como programadores, que son altamente demandados por el mercado.

Las personas podrían acceder a carreras universitarias o cursos virtuales que se impartan en el país o en el extranjero.

Un mejor Internet también permite a la población vulnerable acceder a servicios públicos críticos, como educación y salud, concluye el reporte.