Lunes, 24 de junio de 2024

Banca de inversión: viene una etapa de gran incertidumbre política

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

20 May 2023 - 5:28

La pregunta que se hacen los inversionistas es: ¿Quién gobernará después de la muerte cruzada? Temen que el siguiente Gobierno no pague la deuda.

Autoridades del Consejo Nacional Electoral el 18 de mayo de 2023.

Autor: Evelyn Tapia

Actualizada:

20 May 2023 - 5:28

Autoridades del Consejo Nacional Electoral el 18 de mayo de 2023. - Foto: API.

La pregunta que se hacen los inversionistas es: ¿Quién gobernará después de la muerte cruzada? Temen que el siguiente Gobierno no pague la deuda.

La muerte cruzada que decretó el Presidente Guillermo Lasso era el peor escenario esperado desde el punto de vista de los inversionistas y acreedores de la deuda externa de Ecuador.

Los inversionistas creen que el actual Gobierno cumplirá con los vencimientos de la deuda externa en los pocos meses que le quedan.

Pero lo que sucederá en el mediano plazo es incierto. Y eso es lo que genera temores de nuevos eventos de cesación de pagos de la deuda o default, dice el director de investigación de la consultora Inteligencia Empresarial, Juan Javier Jarrín.

Ecuador ya ha caído en default de la deuda externa en 11 ocasiones.

Inversionistas: ¿Qué viene ahora?

La pregunta más importante que se hacen los inversionistas es: ¿Quién gobernará después de Guillermo Lasso?

Los mercados internacionales temen que llegue un nuevo Mandatario que opte por un fuerte aumento del gasto público, que sea insostenible, y por un incremento del endeudamiento a tasas onerosas, agrega Jarrín.

Para la firma estadounidense Moody’s Investors Service's, los riesgos políticos y sociales han sido una característica recurrente en Ecuador, sin embargo, la muerte cruzada marca el inicio de un período de "gran incertidumbre política".

Por esa alta incertidumbre, el riesgo país está en niveles récord. Una vez que se oficializó la muerte cruzada, el riesgo país cerró en 1.865 puntos el 18 de mayo.

Esto es casi 1.100 puntos más de lo reportado el 24 de mayo de 2021, cuando Lasso comenzó su mandato.

Los ojos puestos en el correísmo

El éxito del correísmo en las elecciones seccionales del 5 de febrero de 2023 sugiere que el partido del expresidente Rafael Correa tiene ventaja de cara a las elecciones anticipadas, según un informe del banco de inversión inglés Barclays.

Siobhan Morden, directora gerente del español Santander Investment Securities, coincide en que el correísmo capitalizará su renovada fortaleza en las urnas.

No obstante, nada es seguro. "Con la baja popularidad de los políticos tradicionales, hay oportunidad para candidatos no tradicionales", agrega Morden.

Lo que esperan los inversionistas

Por ahora, hay una leve tranquilidad en el corto plazo, porque el Gobierno de Lasso no tendrá que hacer fuertes desembolsos para pagar la deuda externa en lo que queda de 2023, dice el informe de Barclays.

La deuda pública externa que tiene que pagar la administración de Lasso hasta diciembre de 2023 es de USD 3.036 millones, incluyendo capital e intereses.

Pero, las deudas más grandes comienzan a vencer en 2024 y sobre todo en 2026.

En 2026, el nuevo Gobierno tendría que pagar USD 5.932 millones en capital e intereses de deuda externa contratada por anteriores administraciones. Eso, sin contar las nuevas deudas que se adquieran en dos años de gestión.

El fantasma del paro

Otra preocupación entre los inversionistas es una parálisis de la agenda económica que intentaba impulsar Lasso, dice Moody's.

Lo anterior porque si bien el Presidente Lasso puede gobernar por decreto, las decisiones económicas dependen del aval de la Corte Constitucional, que no tiene plazo para tramitar los pedidos del Ejecutivo.

Además, las decisiones que tome Lasso podrían enfrentar nuevas protestas sociales, como las de junio de 2022.

Nuevas movilizaciones generarían pérdidas a los negocios, lo que desaceleraría a la economía.

Ya la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), advirtió al presidente Guillermo Lasso que durante lo que le queda de Gobierno, se “abstenga” de emitir medidas que puedan "convulsionar al país".