Grupos latinoamericanos y europeos interesados en el Banco del Pacífico

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

21 Oct 2021 - 0:05

Roberto González, presidente de Banco del Pacífico en Quito, el 20 de octubre de 2021. - Foto: PRIMICIAS

Grupos latinoamericanos y europeos interesados en el Banco del Pacífico

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

21 Oct 2021 - 0:05

En entrevista con PRIMICIAS, el presidente de Banco del Pacífico, Roberto González, habla sobre la reestructuración de la institución de cara a su venta.

El Gobierno prevé tener en los próximos dos años ingresos extraordinarios de USD 5.000 millones por concesión y venta de activos del Estado, como el Banco del Pacífico que está valorado en cerca de USD 800 millones.

Banco del Pacífico está en fase de reestructuración operacional y financiera, con miras a concretar su venta.

“Mi gestión tiene como objetivo devolverle al banco su liderazgo en eficiencia y rentabilidad“, dice Roberto González, presidente de Banco del Pacífico.

En el pasado González fue su vicepresidente del banco hasta 2008, cuando fue removido del cargo durante el gobierno del expresidente Rafael Correa.

“Entre 2008 y 2019 los depósitos y la cartera del banco crecieron, pero a costa de crear una entidad ineficiente, gastadora y preocupada por atender determinadas demandas y no por sostener la rentabilidad”, dice González.

En entrevista con PRIMICIAS, González habla sobre el manejo de la entidad financiera en los últimos años y su reestructuración. Entre los interesados en comprarlo hay inversionistas de Latinoamérica y de Europa.

¿Cómo encontró al banco, después de más de una década?

Ha sufrido una transformación, en el sentido de que aumentó innecesariamente su estructura de gasto operacional. Eso hizo que la entidad entrara en unos ratios de ineficiencia que son impropios de un banco de este tamaño, que fue líder en 2007 y 2008.

El banco ha crecido, desde el punto de vista del tamaño. Cerraremos 2021 con un poco menos de USD 7.000 millones en activos, un monto que no es suficiente para darle rentabilidad. Debemos ajustar su tamaño al nivel de rentabilidad exigido.

¿El exceso de gasto del banco responde a un crecimiento de la nómina en 2.100 personas en los últimos 12 años?

El banco tenía 3.600 personas. La nómina ya se ha reducido y la expectativa de este año es llegar a cerca de 2.400 trabajadores. A partir de ahí, en función de la velocidad del proceso de privatización, analizaremos si amerita un ajuste más puntual.

Además, hay que tener en cuenta que se van a cerrar y reubicar algunas sucursales. Las oficinas que se cierren van a ser reemplazadas por centros virtuales.

En las plazas donde no hay una actividad crediticia significativa o de captación de depósitos, que son meramente transaccionales, es mejor utilizar la tecnología. Eso responde a algunos motivos, entre ellos costo, eficiencia y riesgo físico.

¿Los 1.200 puestos que se reducen a qué áreas corresponden?

A todo el banco, principalmente de la estructura de servicios centrales y de matriz. Había departamentos sobredimensionados y sobrecargados. Otros se crearon sin ninguna razón de ser.

El banco también ha asegurado que hubo gastos innecesarios en adquisiciones, compras, auspicios y publicidad.

En los últimos cinco años solo en auspicios se gastaron USD 20 millones. A eso hay que sumar los gastos de las agencias publicitarias, los gastos de otras campañas.

¿Y en total eso a cuánto asciende?

En los últimos cinco años, está por encima de USD 40 millones.

¿Ahora cómo se va a manejar esos gastos?

Va a haber una racionalidad de la política de publicidad. El banco no va a desaparecer, sino que va a analizar el retorno de las campañas y los auspicios publicitarios.

No puede ser posible que cualquier persona pida un auspicio y el banco se lo entregue simplemente porque conoce a alguien.

Hay un tema que quiero recalcar: el dinero que invierte el banco no es dinero del Estado.

Banco del Pacífico es un banco privado, cuyas acciones son propiedad de una entidad del Estado. Pero, el fondeo del banco en un 91% es privado.

¿Qué significa? Que el dinero que se despilfarra o se gasta mal es de los depositantes.

Mi gran preocupación es precautelar que los fondos de los depositantes se destinen a créditos buenos y a auspicios o campañas que realmente le aporten al banco.

¿Cuál era la política publicitaria del banco?

Básicamente atender demandas y peticiones. También auspiciar clubes, artistas, centros de rendimiento que no existen, personas que no tienen ningún valor, compromisos políticos y sociales.

Usted ha dicho que su gestión se enfoca en devolverle al banco su liderazgo en rentabilidad y eficiencia.

Con la estructura operativa que va a tener el banco a partir de 2022, estimo que los ahorros no serán menos de USD 50 millones al año, con el mismo tamaño de la institución.

Si eso se hubiera hecho desde 2009 el ahorro sería de más de USD 500 millones, que se han gastado.

¿Cuántas fases tiene la reestructuración y cuándo se prevé que finalicen?

Depende de la velocidad del proceso. Mi idea es que en el proceso se adelante todo lo que sea posible, porque creo que el entorno actual del mercado financiero es bueno y la entidad es atractiva.

Con los cambios y las reformas es un banco muy rentable.

Si el proceso no se adelanta, en 2022, con un banco mejor dimensionado, haríamos pequeños ajustes y entraríamos en una fase más proactiva, desde el punto de vista del negocio.

Es decir, crecimiento rentable, no entregar operaciones crediticias de difícil cobro o con otro tipo de justificación.

¿Cuándo aspiran a ver rentabilidad?

Hablando con base en proyecciones provisionales, quisiéramos presentar en 2022 una cuenta de resultados no inferior a USD 70 millones.

El objetivo de la reestructuración es la privatización del banco a través de una licitación internacional. ¿Eso cuándo empezaría?

La idea del Gobierno es convocar a una licitación internacional. Para eso en primer lugar se buscará a un banco que actualice la valoración de Banco del Pacífico.

Siempre que se valora un banco hay una referencia, internacionalmente aceptada, que es el valor patrimonial. El patrimonio del banco hoy es USD 803 millones.

Este año no se prevé que se incremente mucho el patrimonio, porque la utilidad prevista luego de los ajustes va a ser muy baja.

Estamos hablando de una utilidad aproximada de entre USD 4 millones y USD 6 millones. En la cuenta de resultados se verá el efecto del costo de la reestructuración.

La ventaja es que a partir de enero de 2022 habrá una mayor utilidad porque el costo estructural será infinitamente más bajo.

En segundo lugar, se llamará a la licitación internacional tan pronto como sea posible.

¿Por qué buscar un inversionista extranjero?

Idealmente preferimos que sea un banco extranjero para que se dinamice el sector, para que haya más competencia, para que entren otras formas de hacer banca.

No creo que ningún banco en el país tenga interés en comprar Banco del Pacífico, ni creo que por cuota de mercado sea posible que la Superintendencia de Bancos lo autorice.

No creo que ningún banco en el país tenga interés en comprar Banco del Pacífico.

¿Para cuándo tienen prevista la licitación internacional?

Estos trámites no son fáciles y no los tiene que hacer el banco, sino su accionista. Mi misión es gestionar el banco, pero es el accionista quien marca la pauta.

Lo que estoy haciendo es adelantar el proceso interno, que esperamos que finalice máximo a mediados de 2022.

¿Ya hay inversionistas extranjeros interesados?

Existen expresiones de interés, no formales porque aún no arranca el proceso. Como decía, el banco es sumamente atractivo, es el segundo más grande de Ecuador medido por activos.

Cuando se mira el continente y las posibilidades de inversión que hay, ¿dónde se puede comprar una ficha bancaria de esta calidad, con esta imagen, 50 años de experiencia, un mercado cautivo importante, más de 2,5 millones de clientes?

A eso se suma que en el momento actual el Gobierno tiene una apertura clara para que venga la inversión extranjera a dinamizar la economía.

¿Los inversionistas interesados de qué países son?

Tenemos interés regional, en Centroamérica y algunos casos en Europa.

Noticias relacionadas