La ira del ministro y los casos de corrupción en Petroecuador

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Abr 2021 - 0:05

La Refinería Esmeraldas, de propiedad de Petroecuador. - Foto: Archivo/cortesía.

La ira del ministro y los casos de corrupción en Petroecuador

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Abr 2021 - 0:05

El ministro de Energía, René Ortiz, no pudo ocultar más su indignación por los sucesivos casos de corrupción que se están destapando en cortes de Estados Unidos y lanzó un fuerte memorando.

La revelación de que la intermediaria o ‘trader’ suiza de hidrocarburos, Gunvor, habría pagado unos USD 22 millones en sobornos a altos funcionarios de Petroecuador para obtener negocios fue la gota que derramó la copa.

Estos “negocios” incluyen conseguir información privilegiada y privada de la empresa e intermediar en las cuestionadas preventas petroleras, iniciadas por el gobierno de Rafael Correa.

“Con verdadero estupor, la ciudadanía ecuatoriana ve como la justicia de los Estados Unidos, permanentemente, encausa y condena a ciudadanos ecuatorianos y extranjeros, por actos de corrupción en la Empresa Pública Petroecuador, que usted dirige”.

Se lo dice el ministro al último gerente de la estatal petrolera, Gonzalo Maldonado, nombrado en diciembre de 2020.  

Y a continuación, el ministro urge a Petroecuador para que “actúe decididamente, frente a tales actos que causan enorme perjuicio al país”.

Es decir, le pide que se ‘mueva’ para salvar lo que queda del prestigio internacional de la empresa y que “emprenda acciones enérgicas para ir al fondo de los casos, ayudar a descubrir quiénes son los funcionarios corruptos, cuántas coimas recibieron”.

Y que trabaje para establecer “qué contratos adolecen de vicios y tratar de recuperar esos dineros, que tanto se los requiere para cubrir las necesidades del país”.  

El ministro pide a la cúpula de Petroecuador que proporcione a la Fiscalía General del Estado “toda  información, datos y colaboración, para que se investiguen estos sucesos”. 

En suma, le ordena a quienes están al frente de la empresa “acciones vigorosas”.

Y hace un resumen de los casos que han sacudido a la petrolera en los últimos meses, entre ellos:   

  • La lavandería de Raúl de la Torre

    En noviembre de 2019, Raúl de la Torre Prado, funcionario de Petroecuador, se declaró culpable ante una corte del estado de Florida (Estados Unidos) del delito de lavado de activos.

    Confesó que “entre 2018 y junio de 2019, el acusado, que entonces trabajaba como funcionario en Petroecuador, conspiró con otros funcionarios de Petroecuador y del Gobierno de Ecuador y con ciertas personas en un esquema para recibir millones de dólares en sobornos, a cambio de usar su cargo para permitir a una compañía obtener y mantener contratos y pagos contractuales de Petroecuador”.

    Junto a de la Torre también fue detenido Roberto Barrera. En su declaración dijo ser cercano a un alto funcionario de Petroecuador, que supervisaba la adjudicación de contratos, así como los pagos en esa empresa.

    Todo esto según el memorando del ministro.

  • Vitol reparte dólares

    Vitol, una de las mayores compañías de intermediación de comercio de petróleo y productos petroleros del mundo, “llegó a un acuerdo a finales de 2020 con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, relacionado con cargos de corrupción”.

    Como parte de ese acuerdo, dice el ministro, Vitol aceptó “pagar a las autoridades estadounidenses y brasileñas unos USD 164 millones, tras admitir haber sobornado a funcionarios del sector petrolero en Brasil, Ecuador y México durante un período de 15 años, que finaliza en julio de 2020”.

    ¿Qué ha hecho Ecuador para obtener una reparación? Pregunta el ministerio.

  • Eternamente Seguros Sucre

    El expresidente del Directorio de Seguros Sucre fue acusado de lavado de activos en Florida. Esto tras asesorar a tres empresas de Reino Unido para obtener contratos de manera ilícita.

    El nombre de Juan Ribas Domenech no es nuevo para los ecuatorianos. Se trata de un expresidente del Directorio de Seguros Sucre que fue sentenciado, el 23 de marzo de 2021, a pagar 51 meses de prisión por el delito de lavado de activos.

    De acuerdo con la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el expresidente de Seguros Sucre aceptó sobornos que suman USD 5,03 millones, a cambio de aprovechar su posición para que tres empresas de reaseguros -con sede en Reino Unido- obtuvieran o mantuvieran contratos con la empresa estatal de seguros de Ecuador. Esto habría sucedido entre 2013 y 2017.

    Los pagos de estas coimas se hicieron a través de intermediarios, incluidas otras reaseguradoras.  

    Parte de este dinero ilícito fue lavado en Miami. La noticia salta cuando en Ecuador comienza el juicio del exgerente de Seguros Sucre, José Luis Romo Rosales, y de su esposa, Verónica Haro. Ambos también están acusados de lavado de activos. 

    La audiencia empezó el 22 de marzo de 2021.  

    El ministro Ortiz lanza la pregunta del millón: “¿qué relación tiene esta condena con la circunstancia de que Petroecuador le ha renovado a Seguros Sucre durante 18 veces la póliza que tiene contratada con esta compañía, directamente, y sin mediar un proceso de licitación?  

El ministro culmina diciendo que espera que Petroecuador otorgue “la mayor importancia a la lucha contra su corrupción interna“.

Y pide mantenerlo informado a él y a la opinión pública, sobre las acciones tomadas y que va a seguir tomando la petrolera estatal para “encarar y tratar de poner fin a este flagelo, que es la enorme e intolerable corrupción dentro de la mayor empresa del país”.

Noticias relacionadas