Isspol intenta rastrear dónde están los bonos en los que invirtió

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Abr 2021 - 0:25

Isspol intenta rastrear dónde están los bonos en los que invirtió

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Abr 2021 - 11:21

Una de las operaciones irregulares del Isspol involucró el intercambio de USD 84 millones en bonos 2015 por bonos 2024, papeles que no se sabe dónde están.

En las inversiones irregulares que hizo en los últimos años el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol) no todo fue responsabilidad de Jorge Chérrez, el intermediario financiero conocido como ‘El Mago’.

Antes de que ‘El Mago’ apareciera en escena, el Isspol hizo un primer canje de bonos en 2014.

El 18 de noviembre de ese año, por recomendación de la casa de valores Valpacífico, el Isspol hizo un swap o permuta financiera con la casa de valores panameña Westwood Capital Markets.

Los directores de esa casa de valores son Carlos Ortega y el ecuatoriano Héctor San Andrés.

En este caso el Isspol entregó USD 84 millones en bonos Global 2015 (de la deuda externa) a cambio de bonos Global 2024, según un oficio del fondo de pensiones de la Policía del 21 de noviembre de 2014.

Los números que aparecen junto a los bonos se refieren al año de su vencimiento.

El documento fue firmado por el coronel Enrique Espinosa de los Monteros, quien fue detenido el 24 de febrero de 2021.

Supuestamente estos bonos estaban custodiados en el Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale). Pero, en 2020 el Decevale dijo que no los tenía en su poder.

Ahora el Isspol está investigando: la procedencia de los bonos Global 2015, que al ser papeles de deuda externa no están registrados en el Catastro Público del Mercado de Valores, es decir, no se negocian en las bolsas de Ecuador.

Los bonos de Valpacífico

Por declaraciones del exministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, durante una comparecencia ante la Comisión de Soberanía de la Asamblea Nacional, el 22 de febrero de 2021, trascendió que el Isspol estaba investigando una compra de bonos Global 2015 realizada antes de 2013.

Fuentes relacionadas con la investigación del caso Isspol, que prefieren la reserva de su nombre, dicen que la hipótesis es que Valpacífico tenía bonos Global 2015, por encargo del Ministerio de Finanzas, que fueron vendidos al Isspol.

En pocas palabras el Isspol le habría comprado indirectamente bonos al Ministerio de Finanzas.

PRIMICIAS tuvo acceso a documentos que fueron presentados ante la Contraloría, que sustentan que Valpacífico tenía bonos Global 2015 por encargo de Finanzas.

Uno de los documentos es un correo electrónico que la firma Clifford Chance -asesora internacional del Ministerio de Finanzas- envió a Madeleine Abarca, por entonces asesora del Ministerio de Finanzas, el 7 de febrero de 2012.

El correo es una respuesta a dos consultas de Abarca sobre el manejo de los bonos 2015 que posee Valpacífico:

  1. ¿Se pueden ceder los bonos a un tercero?
  2. ¿Se pueden ceder al Tesoro Nacional los intereses acreditados a Valpacífico?

El correo electrónico tenía un anexo que es un mensaje que Enrique Ramos, entonces gerente de Valpacífico, envía a Abarca dos días antes, el 5 de febrero de 2012. El asunto del correo electrónico es “Efectivo disponible en cuenta de custodia a favor del MF”.

En el cuerpo del correo aparece una tabla que muestra que Valpacífico tenía USD 160,9 millones en bonos Global 2015 en valor nominal, papeles que entre diciembre de 2008 y diciembre de 2011 le habían generado un rendimiento de USD 52,8 millones.

Ramos agrega en el correo que “ese efectivo no genera ningún interés”.

Con el correo se evidencia que, meses antes de que el Gobierno declarara la polémica moratoria de la deuda externa, el Ministerio de Finanzas compró deuda externa que era custodiada por Valpacífico.

Lo que aún no queda claro es con qué dinero compró el Gobierno esos papeles, ya que decía no tener recursos.

Otro tema que llama la atención es que durante tres años Valpacífico retuvo los rendimientos de los bonos que eran del Ministerio de Finanzas.

Esos rendimientos eran pagados por el mismo Gobierno, pero a través de sus cuentas en Euroclear, que es un sistema internacional de compensación y liquidación, donde los bonos 2015 fueron registrados en 2005.

Un traspaso curioso

Valpacífico era una casa de valores subsidiaria del estatal Banco del Pacífico, cuyas acciones estaban controladas por el Banco Central desde 1997. Aunque eso cambió en noviembre de 2011.

El 18 de noviembre de 2011 el entonces presidente Rafael Correa dispuso, a través del Decreto Ejecutivo 941, que el Banco Central traspasara a la Corporación Financiera Nacional (CFN) el total del paquete accionario de Banco del Pacífico.

Con esa decisión las acciones de Valpacífico también pasaron a manos de la CFN.

La CFN mantuvo el paquete accionario de Banco del Pacífico en su poder solo hasta mayo de 2017. ¿Por qué? Porque el Gobierno pagó parte de una obligación que tenía con el Banco Central con acciones que estaban en la CFN. Aunque el control sobre Valpacifico lo mantuvo la CFN.

Mal negocio

En septiembre de 2014 el gerente de Valpacífico, Enrique Ramos, aconsejó al Isspol realizar el canje de USD 84,9 millones de bonos Global 2015 por bonos Global 2024.

Es decir, que quien habría vendido bonos al Isspol también actuó como asesor financiero.

Los bonos Global 2015 vencían en 14 meses y se cotizaban a 101,5%. De haber recibido íntegros esos rendimientos el Isspol habría obtenido un interés semestral de 9,375%, es decir USD 3,9 millones.

En cambio los bonos Global 2024, que fueron emitidos en junio de 2014, se cotizaban a 102,2% y tenían una tasa de interés de 7,950%. En pocas palabras tendrían un rendimiento de USD 3,3 millones semestrales para el Isspol, hasta junio de 2024.

A fines de octubre de 2014, Enrique Espinosa de los Monteros, director del Isspol, y Ramos firmaron un contrato para el intercambio de bonos. Una parte del canje, USD 70 millones, se hizo el 20 de noviembre, de forma extrabursátil, y el monto restante en diciembre, según documentos del Isspol.

En un inicio, el convenio entre el Isspol y Valpacífico era hacer la operación y que la casa de valores cobrara por concepto de honorarios el 0,06% sobre los bonos Global 2024.

Luego Valpacífico dijo que debía cobrar el 0,10% sobre el monto negociado por cada una de las operaciones, aunque iba a hacer una rebaja del 0,25% en la comisión y solo cobraría 0,15% sobre los bonos Global 2024.

Hubo alertas

Tuvieron que pasar cuatro años para que José Ibáñez, gerente de Valpacífico en 2018, alertara a los entes de control sobre las irregularidades de las operaciones entre el Isspol, Westwood Capital Markets y Valpacífico.

Ibáñez se dio cuenta de las irregularidades cuando trabajaba en la CFN. En esa institución pública revisaba los balances de las subsidiarias, entre ellas Valpacífico, que registraba ingresos extrabursátiles.

Ya en Valpacífico Ibáñez pidió a David Proaño, director del Isspol, que retirara de la custodia de la casa de valores los bonos Global 2024, valores que no estaban inscritos en el mercado ecuatoriano.

Ibáñez también notificó de su pedido al Isspol a Carlos Ortega Cadena, representante legal de Westwood Capital Markets. 

Además, Ibáñez pidió al contralor Pablo Celi una auditoría a Valapacífico, por la participación de la administración anterior en inversiones extrabursátiles con el Isspol.

La Ley de Mercado de Valores no autoriza a las casas de valores a realizar operaciones por fuera de bolsa.

El subcontralor subrogante respondió a Ibáñez que la autoridad competente en ese caso era la Superintendencia de Compañías.

Por eso en septiembre de 2018, Ibáñez envió otra comunicación casi idéntica al intendente de Mercado de Valores encargado, Carlos Murillo.

La respuesta fue el inicio de un proceso administrativo en el que solo Valpacífico terminó sancionada con el pago de USD 73.000.

El problema ahora es que, al igual que con el swap de Chérrez, el Isspol no tiene constancia de que es el propietario de los bonos Global 2024, por lo que no puede recuperar el dinero de esas inversiones.

En el mercado de valores hay quienes dicen que esta operación se asemeja a las operaciones irregulares de Seguros Sucre.

En diciembre de 2015 la aseguradora estatal Seguros Sucre adquirió USD 6 millones en bonos Global 2024, que fueron declarados como desaparecidos en 2020.

La denuncia se entregó en marzo de 2019 y se incluyó a la casa de valores Valpacífico, por mala administración.

PRIMICIAS solicitó la versión de las operaciones del Isspol a Westwood, a través de su representante legal; y a Valpacífico, a través de los correos electrónicos registrados en la Superintendencia de Compañías, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuestas.

Noticias relacionadas