Prohibida negociación de facturas comerciales de empresas relacionadas

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

27 Ene 2021 - 0:05

Un stand de ventas de la empresa Delcorp en 2015. - Foto: Fertiandino-Delcorp/Facebook

Prohibida negociación de facturas comerciales de empresas relacionadas

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

27 Ene 2021 - 0:05

La decisión de la Junta Monetaria se da meses después de los escándalos financieros que involucran impagos de facturas comerciales adquiridas por el Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol).

La Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera estableció nuevas reglas para la negociación de facturas comerciales en el mercado de valores ecuatoriano.

Una de ellas es la prohibición de negociar facturas comerciales entre partes relacionadas.

Las facturas comerciales son valores de renta fija que las empresas negocian para obtener liquidez.

La resolución firmada por el presidente de la Junta, el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, sostiene que en el mercado de valores no se podrán negociar facturas comerciales cuando exista vinculación entre:

  • El emisor y el aceptante de las facturas comerciales.
  • El emisor de las facturas comerciales y el inversionista.
  • El aceptante de las facturas comerciales y el inversionista.

La decisión de la Junta se da meses después de que se registraran empresas relacionadas que han dejado de pagar las inversiones en facturas al Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol).

El Isspol no ha podido recuperar más de USD 21 millones invertidos en facturas comerciales que la empresa de fertilizantes Delcorp negoció en el mercado de valores. El aceptante de esos papeles era una compañía del mismo grupo empresarial de Delcorp: Fertisolubles.

Delcorp se encuentra actualmente en proceso de disolución.

Los impagos de facturas comerciales entre estas empresas han llevado a actores del mercado de valores, consultados por PRIMICIAS y que prefieren mantener su nombre en reserva, a sospechar que las transacciones se hicieron sin sustento, es decir, que detrás de esas facturas no hubo un pago por intercambio de productos o servicios reales.

El 28 de mayo de 2019 Fertisolubles se constituyó como una sociedad anónima, con un capital de USD 800, y el 7 de junio de 2019 ya actuaba como aceptante en la negociación de siete facturas comerciales de Delcorp, por un monto de USD 3,2 millones.

Otro impago de facturas comerciales es el que tienen las empresas vinculadas Casa Moeller Martínez y Crisol Comercial con el Isspol, que hasta octubre ascendía a USD 4 millones.

Más cambios

La prohibición de negociación de facturas comerciales en bolsa no es el único cambio que hizo la Junta.

  • ¿Cómo funcionan las facturas comerciales?

    Un emisor negocia facturas comerciales en bolsa para obtener liquidez de forma rápida es decir, antes de que venza el plazo de cobro de las facturas. A cambio, el inversionista recibe, en un período de tiempo establecido, su capital inicial más una rentabilidad.

    Antes, el plazo para pagar las facturas comerciales en el mercado de valores podía ser de hasta 360 días. Con la nueva resolución de la junta ese plazo se redujo a máximo 180 días. 

  • ¿Quiénes participan en este tipo de operación?

    La negociación de facturas comerciales en el mercado de valores tiene tres actores:

    • El emisor de la factura, que es la empresa que vende su producto o servicio.
    • El aceptante de la negociación, que es la empresa que compró el producto o servicio al emisor.
    • Los inversionistas, que son quienes compran las facturas en el mercado de valores. 

  • ¿Qué se necesita para negociar este tipo de papeles en bolsa?

    Las facturas comerciales pueden ser negociadas por cualquier empresa legalmente constituida que tenga un Registro Único de Contribuyentes (RUC).

    No se permite la negociación de facturas comerciales de empresas aceptantes que se hayan retrasado o que hayan incumplido con el pago de ese tipo de papeles. 

    Si la empresa aceptante se encuentra en concurso preventivo, intervención o disolución no se aceptará la negociación de sus facturas. 

    Quienes negocien ese tipo de papeles no pueden ser empresas vinculadas entre sí. 

  • ¿Cómo se controlará que no se negocien facturas comerciales entre relacionados?

    La Junta Monetaria ha dispuesto que la casa de valores que coloque la oferta pública de facturas comerciales deberá, previo a la negociación, verificar que el aceptante de ese tipo de papeles no se encuentre relacionado con el emisor.

    La casa de valores que actúe como comisionista deberá verificar que su cliente no está vinculado al emisor ni al aceptante de las facturas comerciales.

    Para comprobar que no existen relaciones entre el inversionista, el emisor y el aceptante de este tipo de papeles, las casas de valores revisarán:

    • Criterios por los que se consideran empresas vinculadas, los cuales están en la Ley de Mercado de Valores.
    • Información que les proporcione su cliente. 
    • Información pública.

    Además, las casas de valores que participen en la negociación de facturas comerciales tienen que solicitar a su cliente una declaración juramentada en la que exprese que no está relacionado con la otras partes de la transacción.

  • ¿Qué otros requisitos deben cumplir las facturas comerciales para negociarse en bolsa?

    Las facturas comerciales se negocian en el mercado bursátil ecuatoriano deben estar inscritas tanto en el Catastro Público del Mercado de Valores como en bolsa.

    El Catastro Público de Mercado de Valores es la unidad administrativa de la Superintendencia de Compañías en la que se inscriben la información pública de los emisores, los valores y las demás instituciones reguladas por la Ley de Mercado de Valores.

    A diferencia de otros papeles que se negocian en bolsa, como las obligaciones de largo plazo, las facturas comerciales no necesitan calificación de riesgo ni garantía.

    Se entiende como calificación de riesgo a la “opinión que emite una calificadora sobre la solvencia y probabilidad de pago que tiene el emisor para cumplir con los compromisos provenientes de sus valores de oferta pública”.

¿Mucho control?

Las casas de valores dicen estar de acuerdo en la regulación y el control de las facturas comerciales, pero sostienen que la decisión de la Junta está matando un producto que ha permitido que pequeñas y medianas empresas (pymes) obtengan liquidez para capital de trabajo.

“Es imposible que antes de negociar, algo que ocurre en minutos, se pida una declaración juramentada, que además aumenta los costos de la transacción“, afirma Fernando Simó, presidente de la Asociación de Casas de Valores (Asocaval).

Simó agrega que la Asociación entregó, el 26 de octubre de 2020, al superintendente de Compañías una propuesta para mejorar el control de las facturas comerciales en el mercado de valores, pero no obtuvo respuesta.

“Si desaparece este producto, quienes necesiten descontar una factura lo harán a través de mecanismos informales”.

Fernando Simó, Asocaval.
Noticias relacionadas