Pablo Zambrano: Ecuador no será el mismo después de esta crisis

Economía

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

30 Mar - 0:05

Pablo Zambrano, presidente de la Cámara de Industrias y Producción. - Foto: Cortesía CIP

Pablo Zambrano: Ecuador no será el mismo después de esta crisis

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

30 Mar - 7:45

El presidente de la Cámara de Industrias y Producción habla en entrevista con PRIMICIAS de los efectos a largo plazo de la crisis sanitaria, de la necesidad de unidad para superarla y de cuatro medidas que deben tomarse para que la economía pueda volver a caminar. Dice que estamos viendo apenas la punta del iceberg y llama a apoyar a cuatro millones de personas que están pasando necesidades.

¿Cuál es el principal problema del sector productivo ahora?

El principal problema que tiene el país y de manera particular el sector productivo es la liquidez porque un 80% de los negocios en Ecuador no está trabajando, no está generando ingresos, entonces necesitamos refinanciamiento de créditos para poder seguir operando.

No existe ningún negocio que pueda subsistir por sí mismo, sin crédito, por eso es tan importante que el sector financiero a través de distintos productos, como los créditos de consumo y los sobregiros, apoye a las empresa medianas y pequeñas, especialmente.

La Cámara de Industrias y Producción ha dialogado con organismos multilaterales de crédito, como el BID y la CAF, ¿qué tipo de alivio puede venir por ese lado?

El banco de desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) contemplan en sus estatutos el financiamiento al sector privado.

Hemos contactado a los ejecutivos de estas instituciones que están encargados de financiamiento al sector privado con el objetivo de encontrar líneas de crédito.

La idea es que que estas dos instituciones financieras puedan, a través de la banca nacional, conceder créditos al sector productivo para una reactivación.

¿Cuál sería el efecto de esas líneas de crédito?

Esos créditos tienen que venir con una tasa de interés más baja, que permita el refinanciamiento de los pasivos y, sobre todo, de las necesidades actuales de liquidez.

La idea es que, a través de estas líneas de crédito de los organismos multilaterales, se generen en Ecuador programas de refinanciamiento (de deudas).

Obviamente, los clientes tenemos que conversar con los bancos, explicarles el giro de nuestros negocios, cuáles son nuestras capacidades y posibilidades y presentar planes que permitan generar confianza en la banca para que exista este refinanciamiento.

¿Y qué les dice la banca ecuatoriana?

La banca está abierta a refinanciar, hay también una resolución de la Junta Bancaria que establece que la banca hable de refinancimiento con sus clientes, ya no solamente de crédito para las empresas, sino también de créditos de consumo y de tarjetas de crédito.

Lamentablemente va a haber negocios que no podrán aguantar la fuerza de la crisis. Cada negocio que se cierra se traduce en pérdida de empleos. Nueve de cada 10 empleos son generados por el sector privado, por eso es tan importante apoyarlo en este momento.

¿Cuáles son los sectores más golpeados?

Servicios turísticos, restaurantes, hoteles, bares. Las empresas del sector turístico quizá para agosto o septiembre recién volverán a tener flujo de turistas desde el extranjero.

El sector aeronáutico está absolutamente afectado, los sectores manufactureros, como el metalmecánico, el ensamblador de vehículos y el sector textil han sentido muy fuertemente el impacto.

¿Cuántos empleos dependen de estos sectores?

Entre el sector turístico, el comercial y el manufacturero, estamos hablando de que representan más de un millón de empleos. Es una situación muy complicada, están parados.

¿Cómo enfrentaremos el día después? Cuando la emergencia haya pasado.

Son necesarias las medidas inmediatas para garantizar la liquidez de las empresas y hay que tomar medidas a mediano plazo que pasan por cuatro puntos fundamentales.

Primero: lograr una reforma del Estado. Ecuador no va a ser el mismo después de esta crisis. Por lo tanto hay que reformar el Estado y reducir su tamaño.

Segundo: hacer reformas legales que nos permitan tener políticas de Estado para fortalecer al sector exportador, para fortalecer a la industria manufacturera y hay que hacer una serie de reformas laborales.

Tercero: hay que trabajar en la educación técnica para capacitar a los trabajadores de las empresas para adaptarnos a la cuarta revolución industrial.

Cuarto: tenemos que trabajar en la mejora de la productividad, incorporando procesos de innovación, lo cual va a requerir inversiones en las empresas.

Se vienen cambios que son profundos y por eso llamamos al diálogo, a dejar las posiciones partidistas, gremialistas. Es el momento de sentarse a pensar un nuevo camino para el país.

Pablo Zambrano

¿Por dónde se puede empezar a reactivar la economía después de este golpe?

Tenemos un sector agroindustrial muy importante, hay que potenciarlo rápidamente para generar más exportaciones y eso se logra estableciendo acuerdos comerciales con socios estratégicos, incentivos para los exportadores y medidas que permitan atraer inversiones a este sector.

Hay que proteger al sector privado para que la gente retome sus empleos y, de esa manera, vuelva a reactivarse la economía. Por eso es importante preservar a las empresas de la crisis y evitar que el daño sea más grande.

Los empleadores han propuesto al IESS que les de plazo para pagar sus contribuciones, pero el director de la seguridad social les dijo que no. ¿Seguirán insistiendo en ello?

El principal problema que tenemos es la liquidez, la propuesta que habíamos hecho a las entidades de seguridad social es que se prorroguen o se prorrateen estos pagos; un plazo de cuatro meses para poder pagar.

Apelamos a que se tome en cuenta que los empresarios en marzo tenemos que pagar la contribución especial que se puso a las empresas (en la última reforma tributaria), hay que pagar utilidades, salarios y aportes patronales al IESS, cuatro rubros que son muy importantes y que le pegan directamente a la liquidez. Lo que estamos pidiendo es que haya una prórroga o que se paguen parcialmente.

Esperemos que haya buenas noticias en los próximos días.

No se puede ahorcar al sector productivo, todas las partes tenemos que ir cediendo para encontrar una solución frente a la crisis.

Pablo Zambrano

Estamos en conversaciones también con los sindicatos, que están en una defensa a ultranza de sus derechos, lo cual es una posición legítima pero que no se compadece con la realidad. Todos debemos ser conscientes de que hay que hacer sacrificios.

¿De qué tamaño es la crisis? El vicepresidente dice que nos va a costar dos puntos del PIB, España que también está en una situación difícil ya habla de un golpe equivalente a 10 puntos de su PIB. 

El problema con esta crisis es que no sabemos cuán profunda es. Estamos viendo la punta del iceberg, pero el fondo no. Entonces no podemos hacer una estimación aún de cuántos puntos del PIB nos va a costar.

Hay que tener en cuenta que ya veníamos con problemas, no hubo crecimiento de la economía en 2018 y 2019, en 2020 se desata una guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita y llega el coronavirus a Asia, derrumba los mercados y eso afectó a nuestro sector exportador.

A lo anterior se suma el problema de salud en Ecuador. Se formó la tormenta perfecta, por eso necesitamos tomar medidas serias y sensatas, con cabeza fría y alejadas de pretensiones absurdas.

¿Pretensiones absurdas como dejar de pagar la deuda externa?

Pretensiones como aislarnos del mundo, que es lo que habría resultado de no pagar la deuda externa porque se habría aplicado una cláusula que tienen los contratos de la deuda, que dice que si no se paga un tramo el pago de todos los demás tramos de la deuda se vuelve exigible al mismo tiempo por parte de los acreedores.

Pretensiones absurdas como lo que proponen algunos asambleístas: prohibir el despido de personas. Eso no se puede hacer, la dinámica que estamos viviendo ahora es muy compleja.

Es decir, además de medidas técnicas, se necesita un consenso político.

Sin duda, si no hay unidad, si no generamos un consenso mínimo y un diálogo político y social, no salimos de esta.

¿Qué pasa con las personas que no pueden trabajar ni generar ingresos para alimentar a sus familias?

Es importante que quienes puedan hagan donaciones a través de www.darunamanoecuador.com para llegar a las personas más pobres, es fundamental apelar a la solidaridad para aliviar a las personas que no tienen acceso a alimentos.

¿Cuántas personas en Ecuador están en esta situación desesperada?

Son cuatro millones de personas que necesitan ser atendidas. Es fundamental que la sociedad civil colabore.

Esperemos que algunos políticos no recurran a bajezas como tratar de sacar provecho en un momento en que la situación realmente es de vida o muerte.

Si no hay unidad, si no generamos un consenso mínimo y un diálogo político y social, no salimos de esta.

Pablo Zambrano
Noticias relacionadas