Petroecuador busca ‘ayuda’ para desenredar sus casos de corrupción

Economía

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

7 Dic - 18:00

La Refinería de Esmeraldas. WorleyParsons se encargó de la fiscalización de la repotenciación de esta infraestructura. - Foto: Petroecuador

Petroecuador busca ‘ayuda’ para desenredar sus casos de corrupción

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

7 Dic - 18:00

La estatal petrolera quiere obtener de la empresa WorleyParsons “información relevante dentro de la trama de corrupción denunciada en Ecuador”. Pidió a la firma australiana que haga una declaración en video sobre lo que conozca sobre la corrupción en Petroecuador, su relación con el Grupo Azul y el Grupo MMR.

El 26 de agosto de 2019, Petroecuador acudió ante una Corte del estado de Texas, en Estados Unidos, para solicitar que se le permita tomar declaraciones o pedir documentos a la empresa WorleyParsons que se puedan utilizar en procesos judiciales en Ecuador.

Ese pedido es parte de las acciones que la estatal petrolera impulsa en el exterior para desentrañar el “esquema” transnacional de corrupción en el que se ve envuelta.

A través de un comunicado, Petroecuador explicó que busca “obtener información relevante dentro de la trama de corrupción denunciada en Ecuador, sobre hechos suscitados en el proceso de la denominada repotenciación y rehabilitación de la Refinería Esmeraldas”.

WorleyParsons es una empresa australiana de ingeniería que mantenía contratos con la empresa pública desde 2011, cuando llegó al país. Está señalada por la Contraloría por errores en la fiscalización de la repotenciación de la Refinería.

Pero, además, según los argumentos presentados por Ecuador ante la Justicia estadounidense, WorleyParsons estaba “directamente involucrada” con las empresas e individuos que participaron en este esquema de corrupción.

“WorleyParsons supervisó y participó en procesos de contratación irregulares que resultaron en la adjudicación de contratos corruptos a proveedores que pagaron coimas”

Aplicación de Ecuador para pedir apoyo internacional

Por esta razón, la estatal petrolera argumenta que WorleyParsons posee información relevante que ayudará en las investigaciones y procesos penales que se desarrollan en las cortes nacionales.

La Corte del Distrito Sur de Texas aprobó esta petición el 30 de agosto de 2019. Pero, según Petroecuador, WorleyParsons “se ha opuesto por tres ocasiones”.

¿Qué pide Petroecuador?

La estatal petrolera entregó un listado de temas sobre los que quiere preguntar y grabar en video. Están relacionados con diferentes casos de corrupción que se investigan o que ya están judicializados en Ecuador:

  • Todo lo que la empresa conozca sobre el esquema de coimas y corrupción en los contratos de Petroecuador desde 2011, sobre todo, en lo relacionado con funcionarios públicos que habrían recibido dinero a cambio de la adjudicación de contratos.
  • La relación de WorleyParsons con Petroecuador, incluyendo las circunstancias que originaron esa relación.
  • Los vínculos entre la firma australiana y el Grupo Azul, y cómo empezó esa relación, sobre todo, en lo relacionado con William Philips, su esposa Mónica Hernández, Benjamín Teale e Yvonne Fabara.
  • La relación entre WorleyParsons y el Grupo MMR, y Arturo Pinzón Domador, y la razón de la recomendación de esta empresa a Petroecuador.
  • Las reuniones que hayan mantenido afuera de Ecuador exempleados de Petroecuador con gente de la empresa australiana.

La empresa se niega a colaborar

WorleyParsons no quiere entregar la información que Ecuador requiere. El 9 de octubre de 2019, el abogado de la firma adjuntó una respuesta de la misma justicia norteamericana a la petición que Petroecuador hizo para que se le declarara víctima en un proceso por corrupción desarrollado en Estados Unidos.

El documento se refiere al caso contra Juan Andrés Baquerizo, de Oil Services & Solutions, detenido en Estados Unidos. Él se declaró culpable de pagar USD 1,72 millones en sobornos a funcionarios de Petroecuador, entre 2012 y 2016.

En ese caso, Petrocuador pidió ser declarado como “víctima con derecho a restitución”. La Corte, sin embargo, negó la solicitud por tres razones:

  • La empresa pública es de propiedad del Estado y no califica como víctima según las leyes estadounidenses.
  • Hay complicidad de Petroecuador en el esquema de sobornos y lavado de dinero.
  • La estatal no puede pedir restitución por cualquier daño de una conducta que no fue analizada en Estados Unidos.

WorleyParsons también pidió la opinión de un experto ecuatoriano sobre el proceso penal. La Corte de Estados Unidos requirió la intervención como perito del jurista Juan Pablo Albán. En su escrito, Albán argumenta que la petición de Petroecuador es errónea pues, aunque sea la supuesta víctima, no puede aportar pruebas en los procesos penales en Ecuador. Esta tarea pertenece únicamente a la Fiscalía.

El proceso sigue pendiente. El 24 de octubre, la empresa australiana pidió que se lleve a cabo una audiencia oral sobre los argumentos. Aún no hay una respuesta de la Corte.

Actualizada a las 17:00 con la aclaración de que Juan Pablo Albán fue requerido como perito por la Corte estadounidense.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas