En Ecuador el salario básico sube 51,5% y la productividad baja 7,25%

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

27 Feb 2020 - 0:05

El salario básico para 2020 en Ecuador se fijó en USD 400. - Foto: Vicepresidencia/Flickr

En Ecuador el salario básico sube 51,5% y la productividad baja 7,25%

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

27 Feb 2020 - 0:05

Es lo que muestran las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un divorcio entre el crecimiento de las remuneraciones y la capacidad del país para producir más.

Mientras el salario básico unificado (SBU) en Ecuador creció en los últimos años hasta convertirse en el tercero más elevado de Latinoamérica, la productividad y el empleo van para atrás.

En 2020 la remuneración mínima se fijó en USD 400, solo por detrás de los salarios básicos de Costa Rica y de Uruguay.

“Los incrementos salariales en términos reales están muy por encima de la productividad del trabajo”, dice el analista Alberto Acosta Burneo.

Según información del Fondo Monetario Internacional (FMI), entre 2009 y 2016 el salario básico de Ecuador creció 37 puntos porcentuales más que la productividad.

Durante esos siete años la remuneración mínima se incrementó en USD 148, mientras que la productividad pasó de USD 10.754 a USD 11.119, según la OIT (ver gráfico).

Si se analizan los datos de los últimos 10 años, el SBU subió 51,5% y la productividad bajó 7,25%.

Una mano de obra costosa y una baja productividad hacen que el país sea menos competitivo, lo que da como resultado una menor atracción de la inversión extranjera directa (IED).

“Un salario mínimo más alto que la productividad marginal del trabajo puede aumentar los ingresos de los trabajadores pero el costo es la pérdida de empleos“, sostiene Sara Wong, profesora de negocios de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL).

Entre diciembre de 2014 y diciembre de 2019 unas 400 mil plazas de trabajo adecuadas se perdieron en el país, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). En ese lapso el SBU pasó de USD 340 a USD 394.

Esto significa que en cinco años la remuneración mínima creció 15,9%, mientras que el 11% de la población económicamente activa (PEA) perdió su empleo pleno.

Sigue siendo poco

A pesar de que el salario básico en Ecuador, así como en otros países de Latinoamérica continúa incrementándose, la OIT considera que las remuneraciones mínimas en la región aún son bajas para satisfacer las necesidades básicas de las personas.

“Si se toma con referencia la línea de pobreza por persona que calcula la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se puede afirmar que en la mayoría de los casos el salario mínimo continúa sin satisfacer las necesidades de los trabajadores y de sus familias“, afirma Andrés Marinakis, especialista en Políticas de Mercado e Instituciones Laborales de la OIT para el Cono Sur de Latinoamérica.

Marinakis agrega, en un artículo publicado por la OIT, que “sigue constituyendo un objetivo prioritario que el salario mínimo se vaya acercando progresivamente a un nivel adecuado para garantizar bienestar y la comodidad a las personas”.

Noticias relacionadas