Mauricio Pozo: “dejamos lista la alfombra para el siguiente desembolso”

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

7 May 2021 - 0:05

A la izquierda, la embajadora Ivonne Baki, el ministro de Finanzas entrante, Simón Cueva, y el actual ministro, Mauricio Pozo, en una reunión con el BID. - Foto: Cortesía BID.

Mauricio Pozo: “dejamos lista la alfombra para el siguiente desembolso”

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

7 May 2021 - 0:05

Según el presidente entrante, Guillermo Lasso, la prioridad del nuevo ministro es “poner en orden la economía ecuatoriana, pero con sentido social” y para eso estará Simón Cueva.

Según el ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, el titular de ese ministerio en el nuevo Gobierno, Simón Cueva Armijos, recibirá un país con “muchos problemas económicos”, pero en “mejores condiciones” que hace cuatro años.

Para Pozo, las “mejores condiciones” para la gestión de Cueva tienen que ver con una mejor estructura de la deuda pública, debido a que la actual administración logró “reemplazar deuda cara por deuda más barata” en términos de tasas de interés.

Aunque, el ministro Pozo reconoció que el país está más endeudado que antes.

Según el Ministerio de Finanzas, la deuda pública subió de USD 48.541 millones a USD 63.026 millones entre marzo de 2017 y el mismo mes de 2021.

Eso significa que en los últimos cuatro años, que coinciden con el Gobierno de Lenín Moreno, la deuda se expandió USD 14.485 millones como lo muestra el siguiente gráfico:

“Que haya subido la deuda pública es menos importante que la propia estructura de la deuda libere recursos para poder atender los compromisos más urgentes del Estado”, explicó Pozo.

Se refiere a la extensión de plazos para el pago de deuda que estaba por vencerse que el Gobierno de Moreno consiguió, especialmente tras una renegociación de las condiciones de los bonos Global de deuda externa, liderada por el exministro Richard Martínez.

De acuerdo con Pozo, el “manejo responsable de la economía” le permitirá al país seguir accediendo a los recursos de los organismos multilaterales de crédito.

El presidente electo Guillermo Lasso anunció que Cueva ya se encuentra en Estados Unidos en conversaciones con representantes multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un terreno que no es desconocido para Cueva, que fue economista del FMI en Bolivia.

Según Lasso, la prioridad del nuevo ministro es “poner en orden la economía ecuatoriana, pero con sentido social”.

El docente de la Escuela de Negocios de la Universidad de las Américas (UDLA), Fidel Jaramillo, considera que la experiencia que tiene Cueva con los multilaterales le facilitará el proceso de conseguir créditos para cubrir las necesidades brutas de financiamiento de Ecuador.

Según Finanzas, este año Ecuador necesita al menos USD 8.700 millones para cubrir sus obligaciones y ha puesto su objetivo en el financiamiento de los organismos multilaterales.

De ese total, USD 4.800 millones servirán para pagar otras obligaciones como deuda y atrasos del sector público y USD 3.900 millones para cubrir el déficit fiscal del Sector Público No Financiero.

Aunque el FMI prevé que el déficit fiscal alcanzaría los USD 2.813 millones en 2021, como lo muestra el siguiente gráfico:

Incluso, el BID informó que en la reunión con Cueva, Pozo y la embajadora de Ecuador en Estados Unidos, Ivonne Baki, el 4 de mayo, se habló de cómo el BID podría expandir su apoyo financiero al país.

Jaramillo considera que la prioridad de Cueva con los multilaterales es buscar financiamiento para impulsar la vacunación para coronavirus.

En ese frente, la oferta del Presidente Guillermo Lasso es inocular a nueve millones de personas en los 100 primeros días de su administración, que se inaugura el 24 de mayo próximo.

“Cueva necesita tener un buen diálogo internacional con el objeto de que no se pare la asistencia financiera para Ecuador. Los recursos servirán para reactivar la actividad económica”, dice Jaramillo.

Apertura del FMI

Cueva asumirá el cargo de Ministro de Finanzas, el próximo 24 de mayo, con un acuerdo con el FMI en marcha. Y, uno de sus primeros objetivos será plantear cambios frente a los compromisos que asumió Ecuador.

Ecuador acordó en septiembre de 2020 un programa de crédito con el FMI para acceder a USD 6.500 millones. De ese total, USD 4.000 millones ya fueron desembolsados.

Y, está previsto un nuevo desembolso del FMI por USD 400 millones entre mayo y junio, luego de que el país cumpliera sus metas cualitativas y cuantitativas, como la aprobación de la Ley de Defensa de la Dolarización.

“Dejamos lista la alfombra para el siguiente desembolso”, afirmó Pozo.

Esta semana, Pozo y Cueva se reunieron con el director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en Washington.

Pozo dijo que existe una gran apertura y flexibilidad del FMI respecto a su posición con el nuevo Gobierno.

“No veo obstáculos en que el nuevo Gobierno pueda hacer reformas al programa (con el FMI), y se evite cualquier problema de secuelas sociales, más aún considerando lo que sucede en Colombia”, dijo Pozo.

Otra de las prioridades de Cueva será presentar a la Asamblea tres reformas clave: Laboral, tributaria y a la Seguridad Social.

Esas reformas son parte de los acuerdos de Ecuador dentro del programa con el FMI y era una tarea que le correspondía al actual Gobierno, pero que queda para el de Lasso.

Concesión de activos

Pozo también le deja a la nueva administración un acuerdo entre Ecuador y la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (DFC, por sus siglas en inglés) para un crédito de USD 3.500 millones.

La DFC podría prestar los recursos a medida que el Estado ecuatoriano vaya concesionando ciertos activos.

Las demoras en las concesiones, según Pozo, obedecen a que no existen las valoraciones económicas de los activos del Estado.

Pozo enumeró los activos que están más cerca de ser concesionados a administradores privados, tarea que quedará para la administración de Lasso:

  • El campo petrolero Sacha.
  • La central hidroeléctrica Sopladora.
  • Las torres de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

Cueva, “uno de los mejores”

Augusto de la Torre, exdirector para América Latina del Banco Mundial y miembro del Consejo Asesor Económico del Gobierno, asegura que Simón Cueva tiene uno de los mejores perfiles para liderar el Ministerio de Finanzas.

“Es uno de los mejores macroeconomistas ecuatorianos y tiene una brillante carrera. Es muy respetado en el mundo académico y en los círculos de política pública latinoamericana”, dijo de la Torre.

Fidel Jaramillo también conoce a Cueva desde hace muchos años y asegura que es unos de los profesionales más preparados y con experiencia para asumir el reto.

Entre sus estudios, Cueva tiene un doctorado en economía por la Universidad de París I, una de las mejores universidades de Europa, y una larga experiencia en sus trabajos como consultor en los organismos multilaterales.

Además, Jaramillo considera que Cueva tiene influencias socialistas por su padre y una corriente conservadora por su madre.

Simón es un tecnócrata, es decir, cree en la economía como una ciencia y está convencido de la necesidad de alcanzar una sostenibilidad fiscal y financiera y un manejo responsable de la política económica. Pero es muy sensible a los temas sociales y ambientales”, dice Jaramillo.

Aunque es un excelente economista, Jaramillo considera que Cueva no es un mago y que no logrará resolver todos los problemas económicos del país porque la polarización de la política le impedirá ejecutar reformas y ajustes necesarios.

“Aunque la técnica señale una serie de medidas coherentes, si no hay respaldo político y social, hay un gran riesgo de desestabilización social”.

Fidel Jaramillo.
Noticias relacionadas