Sopladora: el activo que está más cerca de ser concesionado por el Estado

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

6 Dic 2019 - 0:05

La Central Hidroeléctrica Sopladora está ubicada en el límite provincial de Azuay y Morona Santiago. - Foto: Celec

Sopladora: el activo que está más cerca de ser concesionado por el Estado

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

6 Dic 2019 - 0:05

Otras hidroeléctricas que han sido mencionadas por el gobierno como posibles candidatas a ser administradas por privados afrontan problemas técnicos y legales, es el caso de Coca Codo Sinclair.

El gobierno se puso como plazo el primer semestre de 2020 para concesionar a un operador privado la central hidroeléctrica Sopladora, de 487 megavatios de capacidad, y que actualmente es operada por la Corporación Nacional de Electricidad (Celec).

Hasta ahora, el Comité Coordinador de Gestión Delegada, que fue creado en mayo de 2019 con el objeto de escoger qué activos podía concesionar o vender el Estado para recaudar fondos, ha solicitado únicamente información sobre Sopladora a la Celec.

Celec seleccionó al banco de inversión BNP Paribas de Francia para que haga la estructuración del modelo de negocio de Sopladora y para que ponga en marcha el proceso de contratación de un administrador privado. El contrato está aun por firmarse.

El gobierno ha hablado de concesionar también otras hidroeléctricas, como Coca Codo Sinclair, de 1.500 megavatios; Minas San Francisco, de 270 megavatios, y Delsitanisagua de 180 megavatios, pero el Comité aún no ha solicitado información sobre ellas a Celec.

Según el Ministerio de Energía,el gobierno espera recibir unos USD 936 millones por la concesión de Sopladora. El costo de construcción de la central, ubicada entre Azuay y Morona Santiago, fue de USD 755 millones.

Proyectos con problemas

La concesión de Coca Codo Sinclair parece más complicada, pues esta planta hidroeléctrica todavía está en proceso de reparación, luego de que al poco tiempo de ser inaugurada se detectaran miles de microfisuras en los distribuidores de agua hacia las turbinas.

Coca Codo Sinclair fue construida por la empresa china Sinohydro e inaugurada en noviembre de 2016.

Entre las hidroeléctricas construidas durante el gobierno anterior, de Rafael Correa, Coca Codo Sinclair no es la única que presenta fallas.

El país sigue insistiendo en retomar, por ejemplo, la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Mazar Dudas, cuya capacidad original era de 25 megavatios.

Los trabajos en Mazar Dudas están suspendidos desde 2015 en dos de las tres centrales de generación que componen este complejo, cuya construcción fue encargada por el gobierno anterior a la empresa China National Electric Engineering Company (Cneec), que luego fue declarada contratista incumplida.

Las obras están paradas en San Antonio y Dudas desde 2015 por litigios legales relacionados al «procedimiento de mediación» entre Celec y Cneec.

Ubicada en Azogues, en la provincia de Cañar, Mazar Dudas tiene tres fuentes de aprovechamiento: Alazán (6,23 megavatios), San Antonio (7,19 megavatios) y Dudas (7,40 megavatios). Pero solo funciona Alazán.

Una fuente de Celec afirmó que los trabajos para terminar la construcción de Mazar Dudas serán retomados en enero próximo.

Ecuador espera que el arbitraje entre Celec y Cneec que se ventila actualmente en la Procuraduría termine pronto y con una victoria para el Estado.

Una turbina suelta

Pero no es el único problema que afrontan los proyectos estratégicos del sector eléctrico. El gobierno busca incrementar la capacidad de generación de la central termoeléctrica Termogas Machala, en la provincia de El Oro.

«Actualmente el proyecto tiene un avance global de 57,4%«, según Celec, y su culminación depende en gran medida de la instalación de una turbina a gas que fue adquirida durante el gobierno de Correa.

Celec necesita unos USD 140 millones para instalar la turbina que permitirá que Termogas Machala llegue a una capacidad de 360 megavatios.

¿Cuál es el problema? En diciembre de 2016, Correa ordenó dar por terminado el contrato con la empresa rusa Inter RAO Export por supuestos incumplimientos. La terminación se concretó en marzo de 2017.

Pero el proyecto sigue detenido porque existe un proceso de mediación en la Procuraduría entre Ecuador e Inter RAO Export.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas