El 7% del gasto público en Ecuador se destina a subsidiar combustibles y electricidad

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

4 Oct - 0:05

Hasta el 2 de octubre de 2019 la gasolina Extra, Ecopaís y el Diésel estaban subsidiados. - Foto: Primicias

El 7% del gasto público en Ecuador se destina a subsidiar combustibles y electricidad

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Oct - 13:16

Durante cinco décadas Ecuador ha subsidiado la gasolina, el diésel, el gas licuado de petróleo (GLP) y la electricidad hasta en un 85%, según información del Banco Central y del BID.

En el país los subsidios a los combustibles y la electricidad representan el 7% del gasto público anual o el equivalente a dos tercios del déficit fiscal, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de julio de 2019.

De acuerdo con el informe, si Ecuador eliminara todos estos subsidios podían liberarse ingresos por más de USD 2.300 millones cada año.

Una cantidad de dinero equivalente a la cuota que Ecuador necesitaría para organizar un mundial de fútbol en el país, junto con Colombia y Perú.

Tres meses después de la publicación del estudio del BID, el presidente Lenín Moreno ha eliminado por decreto los subsidios a las gasolinas extra, Ecopaís, al diésel premium y al diésel 2. Pero mantuvo el subsidio al Gas Licuado de Petróleo GLP y al diésel de uso industrial.

En total, con esta medida el gobierno espera lograr un ahorro anual de USD 1.400 millones y detener el contrabando de gasolinas y diésel hacia Colombia y Perú, en donde estos combustibles son más caros que en Ecuador porque no tienen subvenciones.

El levantamiento de los subsidios a las gasolinas tipo extra y al diésel entró en vigencia el jueves, 3 de octubre de 2019, a través del Decreto Ejecutivo No 883.

El costo de los subsidios

En 2012, Ecuador ocupó el quinto lugar en el mundo en subsidios energéticos como porcentaje del PIB, sólo superado por Arabia Saudita, Irak, Venezuela y Argelia. En 2014, Ecuador ocupó el tercer lugar en América Latina.

El estudio establece que el subsidio más ineficiente, injusto y caro para Ecuador era el de la gasolina.

“Encontramos que al Estado le cuesta USD 20 transferir USD 1 al sector de la sociedad que tiene ingresos más bajos utilizando los subsidios a la gasolina, por el hecho de que la gasolina es utilizada principalmente por los hogares más ricos que poseen automóviles”, dice el BID.

Aunque el estudio sugiere eliminar los subsidios energéticos, recomienda establecer compensaciones en el caso del Diésel. Esto se debe a que su eliminación podría incrementar el gasto adicional de los hogares ecuatorianos en USD 53 millones anuales.

Noticias relacionadas