Martes, 27 de febrero de 2024

El trabajo soñado de los ecuatorianos es el de influencer

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

2 Feb 2023 - 11:36

Influencer, youtuber y bloguero son trabajos que no existían hace un par de décadas y que han ganado peso por la aceleración digital, a raíz de la pandemia de Covid-19.

Jóvenes graban videos en Cuenca, en junio de 2022.

Autor: Gabriela Coba

Actualizada:

2 Feb 2023 - 11:36

Jóvenes graban videos en Cuenca, en junio de 2022. - Foto: API

Influencer, youtuber y bloguero son trabajos que no existían hace un par de décadas y que han ganado peso por la aceleración digital, a raíz de la pandemia de Covid-19.

Emprendedor, piloto, escritor, programador e influencer son algunos de los empleos soñados en el mundo, según un reciente estudio de la empresa estadounidense de transacciones de dinero Remitly.

Para llegar a esas conclusiones se analizaron las búsquedas mundiales hechas en Google sobre ocupaciones.

El trabajo anhelado en Ecuador es el de influencer, sostiene el reporte.

Por su capacidad de incidir sobre otras personas, a través de sus redes sociales, los influences son demandados por marcas para que publiciten sus productos o trabajen con ellas en otros proyectos.

Aceleración digital

Influencer, youtuber y bloguero son trabajos que no existían hacer un par de décadas.

Esas actividades han ganado peso por la aceleración del uso de nuevas tecnologías y el ingreso de generaciones nativo digitales al mercado laboral.

Por ejemplo, el 8% de personas con un empleo adecuado en Ecuador tiene entre 15 y 24 años. Así lo sostiene el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Cambios por la pandemia

La lista de trabajos soñados se ha reconfigurado debido a los cambios de hábitos por la pandemia de Covid-19, que significó incertidumbre, encierro y pérdidas en término de empleo, ventas de los negocios, dinero, vidas.

La pandemia llevó a las personas a vivir el ahora, lo que ha derivado en más viajes, reuniones sociales y balance entre trabajo y vida privada.

En ese contexto, las personas buscan trabajos flexibles, que no tengan un horario fijo, sino que dependan del cumplimiento de objetivos, y que se puedan realizar desde cualquier parte del mundo.