Cárcel La Roca, la alternativa para asegurar la vida de Cáceres

En Exclusiva

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

4 Ene 2023 - 17:36

Germán Cáceres a su ingreso a la cárcel La Roca. Guayaquil, 3 de enero de 2022. - Foto: Twitter Guillermo Lasso

Cárcel La Roca, la alternativa para asegurar la vida de Cáceres

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

4 Ene 2023 - 17:36

La decisión de enviar a Germán Cáceres a la cárcel La Roca se dio después de evaluar algunas variables de seguridad, al considerar al ex teniente de policía como un “blanco de riesgo”.

Una pequeña celda en la cárcel de máxima seguridad La Roca, con un colchón sobre una base de cemento y un inodoro, estuvo lista con anticipación para albergar a Germán Cáceres, principal sospechoso del femicidio de su esposa, María Belén Bernal.

La decisión de enviarlo a una cárcel de máxima seguridad se tomó después de un análisis técnico elaborado por el Servicio Integral de Personas Privadas de Libertad (SNAI) en el que se analizaron varias variables, explicó Juan Zapata, ministro del Interior. 

La principal es que el ex teniente de policía, Germán Cáceres, es un “blanco de riesgo”, dijo Zapata, por la connotación del caso que se investiga.

Germán Cáceres en su celda en la cárcel La Roca. Guayaquil, 3 de enero de 2022.

Germán Cáceres en su celda en la cárcel La Roca. Guayaquil, 3 de enero de 2022. Tomado de Twitter

Pero, las autoridades tienen opciones limitadas para definir una cárcel donde exista seguridad.

Las opciones descartadas

En otras ocasiones, procesados con características similares han sido ubicados en la Cárcel 4 de Quito, que fue creada para que policías que han cometido delitos cumplan su pena. 

Pero, Cáceres es un policía destituido y esa cárcel hay otros miembros de la fuerza pública. Las autoridades quieren alejar del imaginario de la población la denuncia de la madre de Bernal de que en el caso de su hija se ha actuado con “espíritu de cuerpo”.

Otra opción era la prisión de El Inca, pero esta fue el escenario de la última masacre carcelaria el 18 de noviembre, donde asesinaron a 10 personas privadas de libertad.

Y menos de un mes después, asesinaron bajo la modalidad de sicariato al director de ese centro penitenciario, en Quito.

Las cárceles de Cotopaxi, Santo Domingo, Cuenca, Esmeraldas, Manabí y Guayas son bombas de tiempo donde los presos tienen todo tipo de armas, artefactos explosivos. Si se desatara un nuevo enfrentamiento, se habría puesto en riesgo la vida de Cáceres.

La decisión

La selección se redujo a La Roca, donde hay 21 personas privadas de libertad. Según las autoridades del SNAI son cabecillas de las bandas Tiguerones, Los Lobos y Chone Killers. 

“Cáceres estará en un lugar distinto, alejado“, dijo Zapata, y explicó que “las salidas hacia los espacios son diferenciados, por lo que no estará en contacto con otros privados de libertad”.

Según el artículo 94, del reglamento del Sistema de Rehabilitación Social, “la persona privada de libertad será llevada a una celda transitoria, donde permanecerá hasta máximo ocho días, mientras el equipo técnico del centro realiza la clasificación inicial y determina la ubicación en el nivel de seguridad que corresponda”.

Pero las normas no siempre se cumplen cuando no hay un centro con esas características en el sistema penitenciario.

¿Cómo serán las audiencias?

Y aunque las autoridades consideran que las audiencias pueden realizarse telemáticamente, porque la competencia judicial del proceso judicial está en Quito, la defensa de la víctima pedirá que sean presenciales, dijo el abogado Jesús López.

“Se solicitará que se traiga a Cáceres con todo el resguardo necesario, pero debe estar en las audiencias por el principio de inmediación”, dijo López.

Germán Cáceres debe ver todo el proceso y todo lo que ha traído la muerte de María Belén en la Escuela de Policía.

Jesús López

“Tanto el Ministerio del Interior como el SNAI se responsabilizan absolutamente de la seguridad de Germán Cáceres, yo no puedo ni siquiera sugerir, porque eso le corresponde al Estado para que haya transparencia, para saber la verdad”, dijo Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal.

La seguridad en La Roca

La Roca volvió a funcionar a inicios de abril de 2022, luego de nueve años en los que estuvo cerrada.

Los primeros inquilinos fueron cinco cabecillas de las bandas criminales Los Lobos y R7, a quienes se atribuye la matanza en la cárcel de Turi, en Cuenca, el 3 de abril. 

La Roca es parte del complejo penitenciario que se encuentra en las afueras de Guayaquil, donde también están la cárcel Regional, la de Mujeres, el Centro de Detención Provisional (CDP) y la Penitenciaría del Litoral.

La Roca es la única cárcel que tiene celdas unipersonales; es decir, que cada preso tiene su propia habitación. 

Por seguridad, los detenidos tienen tratamientos diferenciados. Eso incluye los horarios: permanecen 23 horas en la celda y una hora en el patio o para atención médica. Además, los presos no coinciden en un mismo espacio; siempre tienen resguardo de policías y no solo de agentes penitenciarios.

El objetivo es controlar la comunicación para evitar, por ejemplo, que den órdenes de atentados terroristas en las calles o masacres en otras cárceles, así como el ingreso de armas y drogas ilícitas.

Después de las remodelaciones y pocos días después de haber sido ocupada, en abril de 2022, se encontraron tres pistolas, 48 cartuchos, municiones explosivas, seis celulares, chips, cables USB y herramientas como una sierra y un martillo, comunicó en una rueda de prensa la excomisionada de Pacificación y Diálogo Penitenciario, Claudia Garzón.

Las autoridades del SNAI de ese entonces, se apresuraron a aclarar en un comunicado que “las armas decomisadas no fueron ingresadas por los privados de libertad recientemente trasladados”.

“Esos objetos prohibidos se encontraban en un área desocupada y en readecuación”, dijeron.

Noticias relacionadas