Miguel Ángel Loor, una pieza clave del caso Álex Saab

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Ene 2022 - 0:05

Imagen sobre los movimientos tributarios de Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro. - Foto: Ilustración Primicias.

Miguel Ángel Loor, una pieza clave del caso Álex Saab

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Ene 2022 - 0:05

El presidente de la LigaPro es investigado por la Fiscalía por el presunto delito de defraudación tributaria. Un informe del SRI revela que sus ingresos, en 2013, no coinciden con la información en su declaración de Impuesto a la Renta.

La Fiscalía sigue los pasos de Miguel Ángel Loor, actual presidente del torneo local de fútbol LigaPro. Las investigaciones llevan más de un año, después de que la Fiscalía conociera informes del Servicio de Rentas Internas (SRI) sobre posibles irregularidades tributarias.

Loor es uno de los nombres que aparece vinculado a la empresa Fondo Global de Construcciones (Foglocons). Esta es la firma que fue utilizada por Álex Saab para lavar dinero a través de Ecuador y sacarlo del país.

Saab es un empresario colombiano señalado como supuesto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La fiscal Diana Salazar confirmó, hace unos meses, la existencia de una investigación previa relacionada con Loor.

En su comparecencia ante la Comisión de Fiscalización, Salazar aseguró que esta se centraría en las transferencias que Loor y sus compañías recibieron de Foglocons, cuando la justicia liberó más de USD 47,5 millones a nombre de esta empresa.

Pero hay otra indagación también en camino. PRIMICIAS tuvo acceso a un informe del SRI, que determina un posible caso de defraudación tributaria por los movimientos financieros de Loor en 2013.

PRIMICIAS buscó una respuesta de Loor a través del correo electrónico de prensa de LigaPro; pero hasta el cierre de este reportaje no obtuvo respuesta.

Los hallazgos del SRI

Un informe de la Dirección Zonal 8 del SRI evidencia las irregularidades encontradas en las cuentas de Miguel Ángel Loor en 2013.

Para ese año, el abogado de profesión aún no era conocido en el mundo del fútbol profesional, aunque ya había tenido relación con Barcelona Sporting Club como secretario de la directiva.

En cambio, 2013 fue uno de los mejores años para Foglocons. Esta empresa ligada a Saab realizó la mayor parte de sus exportaciones fraudulentas hacia Venezuela, por las que recibió millonarios pagos a través del sistema Sucre, entre 2012 y 2013.

Loor trabajaba para Foglocons. Según aseguró en su carta enviada a la Comisión de Fiscalización, prestó sus servicios “lícitos y profesionales en materia de asesoría legal dentro y fuera del país”.

Pero en su impuesto a la renta de 2013, presentado recién en 2016, Loor declaró en cero sus ingresos bajo relación de dependencia y sus gastos deducibles. En realidad había recibido más de USD 1,13 millones en depósitos en las cuentas de tres instituciones bancarias.

Una de ellas corresponde al ya cerrado Banco Territorial, que justamente estaba relacionado con los negocios del Sucre.

Las investigaciones determinaron que Loor recibió más de USD 328.000 desde Panamá y que sacó del país USD 124.000 a Colombia, España, Estados Unidos, Luxemburgo, Panamá y Perú.

El SRI también halló que Loor sí tenía ingresos, reportados al IESS, bajo relación de dependencia, y que habría un incremento patrimonial no justificado por los movimientos en sus cuentas.

Por todo esto, el Servicio de Rentas Internas pidió a la Fiscalía una investigación por defraudación tributaria, que se lleva adelante de manera reservada.

Una millonaria deuda

Miguel Ángel Loor registra una deuda de más de USD 7 millones pendientes en el SRI. Según consta en la página web de la institución, esa deuda corresponde al Impuesto a la Renta entre 2013 y 2020, que el actual presidente de la LigaPro no ha pagado.

Andrés Ordóñez, delegado del SRI, aseguró ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional que la coactiva por esa deuda se emitió hace un par de años, al igual que medidas precautelares como la prohibición de enajenación de bienes y de salida del país.

Según la información entregada por el SRI a Fiscalización, entre 2009 y 2020, Loor declaró más de USD 10 millones en ingresos. Su mayor ganancia se registra en 2016, el año que la justicia desbloqueó los fondos de Foglocons, gran parte de los cuales fueron a parar en manos de Loor.

Como se puede evidenciar en estas cifras, en 2013 Loor pasa de tener ingresos de menos de USD 2.000 anuales a tener casi USD 150.000. Este cambio en sus finanzas coincide con el boom de exportaciones de Foglocons, con sus pagos a través del sistema Sucre.

El ‘vuelto’ de Foglocons

La relación de Miguel Ángel Loor queda en evidencia en el expediente del caso por lavado de activos que se siguió contra Foglocons. Allí consta un oficio, del 13 de junio de 2013, firmado por Luis Zúñiga Burneo, entonces gerente de la compañía.

El documento está dirigido a una entidad bancaria, y pide expedir un cheque de gerencia por USD 168.000 a nombre de Loor. El oficio puntualiza que este será cobrado por la empresa Muxidencorp.

Pero el papel de Loor es más importante desde 2016, ya cuando el caso por lavado de activos se había desarrollado. En ese año, la justicia liberó los USD 47,5 millones que estaban congelados por el proceso judicial, después de que se dictara el sobreseimiento definitivo.

Foglocons pidió que la devolución de los recursos al Banco Central fuera en papeles de deuda interna del Estado Ecuatoriano.

La empresa usó el dinero liberado para hacer inversiones, a través de la casa de valores Kapital One. Foglocons los contactó en marzo de 2016 para que manejaran su portafolio, con inversiones de renta fija y renta variable.

Como reveló PRIMICIAS, a pesar de los problemas de la empresa con la justicia, pasó la debida diligencia de Kapital One, que los aceptó como clientes.

Documentos que reposan en los archivos de la Comisión de Fiscalización dan cuenta de los movimientos que se hicieron a continuación.

El 8 de agosto de 2016, Foglocons dio la orden de retirar USD 44 millones de la cuenta de administración a su nombre para acreditarlos a nombre de dos empresas: Prymera Asesores (USD 24 millones) y Whangarei Asset Group (USD 10 millones).

Con esto, Foglocons quedó con apenas USD 10 millones en su cuenta de administración de portafolio.

En ambas firmas, aparece Miguel Ángel Loor como presidente/director, según corroboró PRIMICIAS en el Registro Público de Panamá.

Moviendo el dinero

Una vez que las empresas de Loor tuvieron los recursos a su nombre, él dio nuevas instrucciones para ese dinero. Como representante de ambas firmas, ofició a Kapital One, donde también mantenía las inversiones, para que negociara los papeles en el mercado secundario, aduciendo que las empresas necesitaban su monetización.

Estas directrices se emitieron el 8 de agosto de 2016, el mismo día en que Foglocons acreditó los bonos a nombre de Prymera Asesores y Whangarei Asset.

Días después, comienzan las transferencias. El 16 de agosto, Loor da la orden de mover USD 3,5 millones de la cuenta de Prymera Asesores a una a su nombre en el Biscayne Bank de Estados Unidos.

El 29 de agosto, nuevamente, Loor emite una orden para transferir USD 2,5 millones a la misma cuenta.

Además hay cheques y transferencias a otras personas. Allí aparecen los nombres de 13 personas más como beneficiarias del dinero, entre ellos Víctor Silva Sosa, quien fungía como gerente de Foglocons en ese entonces y dio la orden de acreditar los bonos a las empresas de Loor.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas