Seguro del radar de Montecristi no se puede cobrar sin informe de Fiscalía

En Exclusiva

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

7 Abr 2022 - 0:03

El ministro de Defensa, Luis Hernández, corroboró los daños del radar ubicado en el Cerro Montecristi. 8 de noviembre de 2021. - Foto: Ministerio de Defensa

Seguro del radar de Montecristi no se puede cobrar sin informe de Fiscalía

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

7 Abr 2022 - 0:03

El gerente de Seguros Interoceánica, Geovanny Montenegro, explica a PRIMICIAS por qué el trámite no avanza, cinco meses después de la explosión del radar en Montecristi.

Han pasado cinco meses desde la ‘misteriosa’ explosión del radar de Montecristi, que servía para monitorear las narcoavionetas en Manabí, y no ha podido ser arreglado. Ni siquiera se ha podido cobrar el seguro para su reparación.

En entrevista con PRIMICIAS, Geovanny Montenegro, gerente general de Seguros Interoceánica, explica las razones por las cuales el trámite no avanza y el radar no puede ser reparado.

¿Cuáles son los avances en el cobro del seguro para reparar el radar de Montecristi?

Hemos presentado la terna de peritos para realizar el informe que va a determinar qué fue lo que pasó, cuál fue el evento que originó el daño en el artefacto y así nosotros identificar bajo qué cobertura encaminamos la ejecución de la póliza y el pago de la indemnización.

Esto significa, determinar si es que fue un acto malicioso, sabotaje, terrorismo o una rotura de maquinaria, para así saber qué cobertura activamos dentro de la gama muy amplia que tiene esta póliza, que es todo riesgo.

Adicionalmente, se requiere el informe monetario de los daños que tiene el artefacto, qué piezas son las que se pueden reparar y cuánto va a costar la reparación; y qué piezas tienen que ser cambiadas y cuánto costaría.

“Es decir, necesitamos saber cuánto va a costar el daño”.

Geovanny Montenegro, gerente de Seguros Interoceánica.

Esto es lo que tiene que hacer el perito, pero necesita insumos. Hemos solicitado a las Fuerzas Armadas y nos han entregado parcialmente la documentación. 

Los documentos que faltan son los que están en el proceso de investigación que lleva la Fiscalía General del Estado, porque es la que va indicar directamente lo que pasó.

Lastimosamente, como el caso está en indagación previa en la Fiscalía, la información es reservada y no hemos podido obtener más allá de lo que las Fuerzas Armadas nos han proporcionado.

¿Hay exclusiones en las cláusulas de la póliza de todo riesgo?

Obviamente tiene ciertas exclusiones. Hay ciertas condiciones que tienen que cumplirse o cosas que nosotros no cubrimos. 

Por ejemplo, cuando son artefactos nuevos o están dentro del plazo de garantía del proveedor y si el daño está relacionado al uso del artefacto, no damos cobertura como compañía de seguros, porque está dentro de la garantía de fábrica. 

Las exclusiones son algunas y es parte del trabajo del perito ver qué es lo que pasó. Además del informe de la Fiscalía, ahora nos enteramos de que ya existe un informe de la Junta de Accidentes.

“Eso nos va a servir para determinar si los acontecimientos pueden ser considerados como una exclusión o no”.

Geovanny Montenegro, gerente de Seguros Interoceánica.

La mayor parte de información que el perito requiere está directamente relacionada con la que no ha entregado Fuerzas Armadas por la investigación que realiza la Fiscalía. 

Lo único que hemos logrado es que semanas después del evento, pudimos ir al cerro de Montecristi donde está el radar, hacer una verificación física del daño y tomar fotos. 

Pero no hay ni siquiera un informe de la cuantificación de daños, que eso tampoco lo puede hacer el perito.

La cuantificación de daños lo tiene que hacer el proveedor, que en este caso es Indra, que fabricó el radar. 

¿Cinco meses no es suficiente para ya saber qué pasó y cobrar el seguro para empezar a arreglarlo?

No podría hacer un juicio de valor, es el tiempo que se ha tomado la Fiscalía para hacer sus pericias e investigaciones, no podría saber si es mucho o poco tiempo. 

Nosotros seguimos esperando.

¿Y no se puede avanzar con la cuantificación de los daños?

Lo que ocurre es que mientras la Fiscalía mantenga el caso en investigación previa, nadie tiene acceso a la información ni al radar. 

Para hacer la cuantificación, los fabricantes necesitan ir al radar y constatar cuáles son los daños, pero nadie puede acercarse al radar. 

¿Entonces, cinco meses después, el seguro ha podido ser cobrado y ni siquiera se ha podido determinar cuánto va a costar repararlo?

Correcto. A pesar de eso nosotros hemos tenido algunas reuniones con el alto mando militar, con el personal de bienes estratégicos y también con el de Fuerzas Armadas. 

Hemos tratado de avanzar, la documentación ha sido entregada parcialmente y es la que no entra en la clasificación de confidencial o de seguridad nacional.

Pero ahí nos ha tocado frenar el proceso hasta que la Fiscalía termine con la indagación previa.

Un informe de Fuerzas Armadas confirmaría que el radar fue objeto de un atentado. Además habla de negligencias en el ensamblaje y falta de estudios de seguridad. ¿Esas negligencias serían exclusiones para el seguro?

Si el hecho se suscitó por un evento que está relacionado por terrorismo, un acto malicioso o un sabotaje, la póliza tiene cobertura. 

El texto de las exclusiones es muy amplio y yo podría estar haciendo un prejuicio si es que le dijera esto puede cubrir o no, porque eso es parte de lo que hace el perito. 

Al ser una persona independiente, él va a concluir si se cometieron negligencias y cuáles están establecidas como excepciones. 

¿Cuántos radares tiene el Estado asegurados con Interoceánica?

Tenemos asegurados todos los radares que forman parte del sistema de radares ecuatorianos, pero al ser una información confidencial, no puedo determinar el número ni especificaciones puntuales de los equipos.

¿Cuál es el monto total de esa póliza?

La póliza global es por USD 90.978.400. Aquí están incluidos los equipos electrónicos, hay una cobertura también de responsabilidad civil.

Están asegurados los vehículos en los que se movilizan los radares. Y hay otra cobertura adicional que se dio por muerte natural, accidental y gastos médicos.

“Todas estas coberturas, para todos los equipos del radar, suman los USD 90,9 millones”.

Geovanny Montenegro, gerente de Seguros Interoceánica.

Hay que entender que partes del radar no son solamente la antena o la torreta, hay otros componentes que pueden ser hasta más sofisticados y más caros. 

Cuando se pueda cobrar el seguro, ¿cuánto tardarían en entregar los fondos y a quién?

La Ley de Seguros determina que debe ser en máximo 30 días y así lo haremos. Nosotros indemnizamos directamente al dueño del bien, es decir el Estado. En este caso, las Fuerzas Armadas. 

Noticias relacionadas