Crisis de seguros por avance de la erosión regresiva del río Coca

En Exclusiva

Autor:

Arturo Torres

Actualizada:

12 Jul 2021 - 0:05

Técnicos de Celec estudian el avance de la erosión en el río Coca, en julio de 2021. - Foto: Cortesía Celec

Crisis de seguros por avance de la erosión regresiva del río Coca

Autor:

Arturo Torres

Actualizada:

12 Jul 2021 - 0:05

La erosión del río Coca no es la única plaga que amenaza a uno de los principales núcleos de la infraestructura energética de Ecuador.

Por falta de una cobertura de seguros, el Gobierno no solo deberá asumir los gastos por posibles daños derivados de la erosión del río Coca en la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la mayor del país con de 1.500 megavatios de potencia, sino también en el Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE) y en el poliducto Shushufindi-Quito.

La erosión, que está llevándose las tierras al margen del río, también ha puesto en riesgo otras facilidades de la petrolera estatal Petroecuador, dueña del SOTE y del poliducto. También está en peligro la carretera principal entre Quito y Lago Agrio.

En medio de esta crisis, el 3 de agosto vence la cobertura de seguros multirriesgo, que tiene contratada Petroecuador con la empresa estatal Seguros Sucre, según lo confirmó PRIMICIAS.

Pese a que la póliza solo estará vigente tres semanas más, Petroecuador aún no ha iniciado ningún concurso público para recibir ofertas de aseguradoras privadas, excluyendo la participación de Sucre, que por decisión del presidente Guillermo Lasso ha entrado en liquidación.        

Autoridades de la petrolera informaron que se están analizando todas las posibilidades legales para que la infraestructura de USD 5.954 millones de la empresa no quede desprotegida.

“Existe un Decreto Ejecutivo (liquidación de Sucre) que se debe cumplir. Por ello se están analizando todas las opciones para que desde esa fecha (3 de agosto) contemos con la póliza de seguro”, indicaron fuentes de Petroecuador.

La petrolera estatal no ha detallado si el mecanismo será negociar una nueva extensión con Sucre o contratar por emergencia, es decir, sin licitación a una compañía privada.

Sea cual fuere la modalidad, la póliza difícilmente cubrirá los daños a causa de la erosión en el río Coca, según expertos en seguros consultados por PRIMICIAS.

En enero de 2021, Sucre excluyó la erosión de los seguros de Coca Codo Sinclair.

¿Qué es la erosión regresiva? Es un desgaste sostenido de la superficie terrestre, causado por una fuerte crecida de los caudales del río. Desde 2020 este fenómeno ha carcomido importantes segmentos de las orillas del río Coca, en sentido contrario a su cauce, y en dirección hacia Coca Codo Sinclair.

El 7 de abril de 2020, un deslave produjo la rotura del SOTE, el OCP y un poliducto.

El 7 de abril de 2020, un deslave produjo la rotura del SOTE, el OCP y un poliducto. Archivo.

Daños en el oleoducto

En abril de 2020, la erosión causó un importante derrumbe que destruyó un tramo de las tuberías del SOTE y del poliducto, además del privado Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), cerca de la ya desaparecida cascada de San Rafael, entre las provincias de Napo y Sucumbíos.

Para esa fecha estos siniestros sí estaban cubiertas por la póliza de Sucre, en el caso del SOTE y del poliducto.

“Se presentó el reclamo a Sucre para recuperar los gastos por el incidente del 7 de abril y por las cuatro primeras variantes construidas en las tuberías. Y están en proceso de reclamo la quinta, sexta y séptima variantes” del SOTE, agrega la misma fuente.

Otro escollo que enfrenta Petroecuador para iniciar un nuevo concurso de ofertas de seguros es una acción de protección que un juez otorgó a las aseguradoras Hispana y Latina, por la anulación del contrato de emergencia que ganaron, en diciembre del 2020, para asegurar los activos de Petroecuador.

“Mientras no se dirima ese litigio en la Justicia, Petroecuador no podrá contratar a otra compañía”, comentó un alto funcionario que participó en el proceso.      

Nadie va a querer

Gabriela Saavedra, especialista en seguros, explica que al haberse materializado el riesgo de erosión, tras el colapso de la cascada San Rafael, es improbable que una aseguradora quiera cubrir los daños por erosión para la infraestructura de Petroecuador, hablando de un nuevo proceso contractual, que deberá concretarse hasta el 31 de agosto de 2021.

Las coberturas de todo riesgo y de responsabilidad civil se aplican solo para hechos inciertos e imprevistos, esa es una condición que imponen las empresas de reaseguros del extranjero, explica Saavedra.

Otras empresas del sector público también están en aprietos por la liquidación de Seguros Sucre, pues se quedarían sin cobertura. A no ser que pidan extensiones a esa aseguradora estatal, para no quedar desprotegidas mientras inician concursos para contratar nuevas pólizas, lo que puede tardar varios meses. 

Coca Codo sí tenía cobertura

 

Hasta el 30 de enero de 2021, la central Coca Codo Sinclair estaba protegida por una póliza de Seguros Sucre, por la cual pagaba USD 8,3 millones, y cubría el riesgo de erosión, entre otros.

Pero desde el día siguiente, cuando terminó la vigencia de ese contrato, la aseguradora y la holding estatal de electricidad Celec-EP, dueña de Coca Codo Sinclair, firmaron una nueva extensión del seguro.

Esta vez por USD 7,7 millones, pero excluyendo la cobertura por erosión.

Esta última póliza estará vigente hasta el 31 de agosto de 2021, según el contrato revisado por PRIMICIAS.

Las obras de captación, valoradas en USD 400 millones podrían ser dañadas por la erosión, lo que significaría la suspensión de operaciones de la central Coca Codo Sinclair.

Las obras de captación, valoradas en USD 400 millones podrían ser dañadas por la erosión, lo que significaría la suspensión de operaciones de la central Coca Codo Sinclair.  Cortesía: Celec

El 31 de enero, el entonces gerente de Sucre, Cristian Carpio, envió un oficio al gerente de Celec, Gonzalo Uquillas, notificándole que podrían extender la vigencia de las pólizas, pero sin la cobertura de erosión, siguiendo una exigencia de las compañías reaseguradoras internacionales.

Entrevistado por PRIMICIAS, Uquillas confirmó que la exclusión de la cobertura para la erosión no fue decidida por Celec, sino por Sucre, ya que el riesgo para las instalaciones de Coca Codo Sinclair es inminente y, en el peor escenario, se puede concretar el próximo año.

Actualmente, la erosión avanza a un ritmo de 10 kilómetros por año. El desgaste erosivo está a 8,5 kilómetros de las obras de captación de la central hidroeléctrica.

“Sabemos que este frente de erosión ya ha ocasionado severos daños en el eje vial (se han realizado tres variantes en la carretera), en el poblado San Luis y destruyó el puente Ventana 2”, dice Uquillas.

¿Por qué no solicitaron a Seguros Sucre que se cubran los daños por erosión?

El monto de la prima y el deducible sería muy elevados -explica Uquillas- pues las obras de captación que están en riesgo cuestan USD 400 millones. Tampoco solicitamos oficialmente un estimativo de cuánto costaría esa cobertura, pues el criterio de nuestros especialistas es que habría una posibilidad muy remota de que alguien se aventure a cubrir este siniestro“.

CELEC ha gastado USD 4 millones para mitigar los daños causados por la erosión en el río Coca.

CELEC ha gastado USD 4 millones para mitigar los daños causados por la erosión en el río Coca. Cortesía: Celec

En mayo de 2021, Celec abrió el concurso público para contratar una nueva aseguradora que reemplazara a Sucre, que tiene cobertura hasta el 1 de agosto próximo de los activos de Celec, valorados en USD 16.000 millones, incluida la central Coca Codo Sinclair.

En las bases de la licitación también se excluye el riesgo provocado por la erosión regresiva del río Coca.

PRIMICIAS conoció que aún no se han presentado ofertas de empresas privadas para esa póliza.

Por lo pronto, los daños ocasionados por la erosión le han costado a Celec USD 4 millones, que serán cubiertos por Sucre.

Hasta el 2023, Celec prevé invertir USD 125 millones en estudios, simulaciones, trabajo de campo, consultorías, diseños y obras de ingeniería y reparaciones.

Y realiza un monitoreo en tiempo real del avance de la erosión, con drones, tiene en sus planes hacer trabajos de mitigación de distinta complejidad, así como la coordinación con expertos de Estados Unidos y técnicos ecuatorianos de distintos gremios y universidades.

Hasta agosto esperan terminar la instalación de una pantalla protectora (barrera de concreto), ubicada a 1,2 kilómetros de distancia aguas abajo de las obras de captación de agua de Coca Codo Sinclair.

La obra consiste en la colocación de pilotes de hormigón reforzados con acero, denominados pilotes secantes.

En total hay dos etapas de tres seguros, ubicados a lo largo de 700 metros. El acero para todos los trabajos de mitigación pesa 4,7 millones de kilos. También serán necesarios 66.000 metros cúbicos de concreto.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas