Lunes, 20 de mayo de 2024
u

La lluvia de estrellas Líridas se podrá observar este 22 de abril

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Abr 2024 - 17:54

La visibilidad de las Líridas estará determinada por las condiciones meteorológicas, como la niebla y la luna llena.

Imagen de una lluvia de Líridas difundida por la NASA en 2023.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

22 Abr 2024 - 17:54

Imagen de una lluvia de Líridas difundida por la NASA en 2023. - Foto: @NASA

La visibilidad de las Líridas estará determinada por las condiciones meteorológicas, como la niebla y la luna llena.

El Observatorio Astronómico de Quito de la Escuela Politécnica Nacional informó que la noche de este 22 de abril será visible desde Ecuador la lluvia de estrellas o meteoros Líridas. Claro, la entidad científica aclara que la visibilidad será determinada por las condiciones meteorológicas.

En realidad, esta noche se producirá el máximo de actividad de esta lluvia de meteoros Líridas, un evento que llama la atención de los aficionados a la astronomía.

Esta noche del 22 de abril, será posible observar las Líridas desde las 22:45 hasta el amanecer. Sin embargo, durante esta misma noche, la Luna estará en su fase de luna llena, lo que complicará la observación.

Las Líridas es una de las lluvias de estrellas más antiguas que se conocen, se explica en la información oficial del Observatorio. Se tienen registros que datan del año 687 A.C, en China. Una de sus características es que produce meteoros rápidos y brillantes que, en algunas ocasiones, se fragmentan. Y parecen estrellas porque se queman en la atmósfera.

Esta lluvia de meteoritos comienza alrededor del 14 de abril y se extiende hasta el día 30 del mismo mes. La noche del 22 de abril es la de mayor intensidad. Se espera una tasa de actividad aproximada de 15 a 40 meteoros por hora, con una velocidad de 49 kilómetros por segundo al entrar a nuestra atmósfera.

Estos meteoros son nombrados como Líridas por la constelación de Lira. El radiante del cual provienen está cerca de la estrella Vega, la cual se encuentra en la constelación de Lira.

Es quizás la más impredecible de todas las lluvias de meteoros que se conocen, y por esto año tras año se la espera con ansiedad por si hay alguna sorpresa. Así sucedió en los años 1803, 1922, 1944, 1946 y 1982, en los que se observaron cientos de meteoros por hora.

Su cometa asociado es el C/1861 G1 (Thatcher), que tiene un período orbital de 415 años y que fue descubierto en 1861.

Siempre es recomendable realizar la observación desde lugares libres de la contaminación lumínica de la ciudad. La lluvia de meteoros se puede observar a simple vista, por lo que no es necesario usar binoculares o telescopios.

La mejor forma de observar y contar meteoros es recostarse en el suelo e inclinar la cabeza ligeramente para mirar por encima del punto a mitad de camino entre el horizonte y el cénit, esa es la dirección óptima para contar meteoros.