Firmas

Los daños colaterales y las disrupciones por la coyuntura mundial

José Xavier Orellana Giler

José Xavier Orellana Giler

Graduado de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, socio de la firma ecuatoriana de estrategia y finanzas corporativas Ahead Partners y exasesor McKinsey.

Actualizada:

18 May 2022 - 19:03

La invasión rusa de Ucrania produce daños colaterales en todo el mundo y también en Latinoamérica.

Por ejemplo, el subsidio al diésel en Ecuador superará los dos dólares en las próximas semanas dada su escasez global, como lo muestran los pronósticos desde distintas regiones del mundo y en especial en Estados Unidos, que es nuestra fuente principal de provisión de este combustible.

El subsidio de Ecuador a los precios de la energía probablemente supere los USD 3.600 millones.

Según McKinsey and Company, la Guerra en Ucrania provoca disrupciones que están cambiando al mundo.

  • La invasión de Ucrania está causando una masiva crisis humanitaria, con más de ocho millones de refugiados o el 18% de la población ucraniana.
  • Los más pobres sufren por el incremento en los precios de los víveres. Bajo distintos escenarios, el índice de precios de los alimentos de las Naciones Unidas podría elevarse de 20% a 45% en 2022, algo que incrementará la pobreza global, como lo dijimos en Tristemente, se incrementará el hambre en el mundo.
  • Las políticas de energía priorizan ahora el acceso seguro y la diversificación de fuentes. 
  • El precio del gas natural y del petróleo se han elevado estos últimos doce meses en 160% y 66%, respectivamente.
  • Se ha vuelto una prioridad en la agenda de los países la soberanía alimentaria.
  • Rusia y Ucrania producen un tercio del amoníaco y del potasio que son esenciales para los fertilizantes NPK. Un 30% del trigo y de la cebada, un 65% del aceite de girasol y un 15% del maíz.
  • Se intensifica la competencia por los materiales clave, como el carbón, el hierro, el níquel, el paladio. Estos materiales son importantes en la manufactura de vehículos, semiconductores, teléfonos móviles y otros bienes.    
  • Una nueva época para las cadenas de suministro empieza cuando se cambia el objetivo de optimizar la reducción de inventario o ‘just in time’ a incrementar su resiliencia ante eventualidades o ‘just in case’, como lo dijimos en Nuestro comercio exterior, muy afectado por la coyuntura mundial. La naviera Maersk dice que “las tarifas de los fletes se mantendrán elevadas mientras persistan las presiones en la cadena de suministros”. 
  • Los efectos en el sistema financiero son impredecibles. Hay incertidumbre. El alza de intereses de la Reserva Federal de Estados Unidos a 3% no arreglará a las cadenas de suministro, no evitará la escasez de alimentos, no reducirá rápidamente el costo de la energía. 
  • La dolorosa inflación permanecerá más tiempo que lo queremos admitir.
  • Los gastos en defensa se incrementan en el mundo.
  • La geopolítica se vuelve el mayor riesgo para el crecimiento. Ya algunos bancos de inversión y tanques de pensamiento consideran alta la probabilidad de estanflación como lo anotamos en Menos crecimiento y más inflación global son una amenaza para Ecuador.

BIZBROKER

La violencia económica también golpea a las mujeres. El subempleo, empleo no pleno, y no remunerado afecta al 67,5% de las mujeres, según datos del INEC 2022.

Los bancos de inversión Bank of America y Barclays recientemente emitieron sendos reportes titulados ‘Ecuador: Focus on the positive economic surprises, not the political gridlock’ y ‘Ecuador: Staying on track’.

La tasa de interés promedio de la deuda pública de Ecuador se situó en 3,99% en febrero de 2022. 

Se trata del indicador más bajo desde 2019, cuando el costo financiero era de 6,16%. Sin embargo, Bloomberg indica que la emisión de bonos soberanos de países emergentes en abril cayó a su nivel más bajo en 10 años, sean emisiones en dólares o en euros.

¿Entramos a una época en que refinanciar los bonos soberanos de países emergentes o cualquier déficit será mucho más difícil?

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

Después de la tormenta

Mientras RC gana del conflicto y el gobierno pierde por todos lados, Pachakutik aún no entiende la factura que tendrá que pagar en las seccionales.

Firmas

¿Podemos creerle a Gustavo Petro?

Al presidente de Colombia hay que darle el beneficio de la duda. Confiar en que será buen gobernante, pero los antecedentes juegan en su contra.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos