El fútbol femenino en Ecuador sigue creciendo

Jugada

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

17 Oct 2019 - 0:03

Deportivo Cuenca consiguió el primer título de la Superliga femenina en Ecuador. - Foto: @SuperLigaFEF.

El fútbol femenino en Ecuador sigue creciendo

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

17 Oct 2019 - 0:03

Este año se disputó la primera edición de la Superliga. Un intento por profesionalizar el fútbol femenino en el país, aunque aun falta mucho por mejorar.

A diferencia de 2018, donde los equipos femeninos jugaron tres fechas en tres días, este año se elaboró un calendario que duró cinco meses, con jornadas establecidas y con una final de ida y vuelta que se transmitió por televisión. 

Para Fernanda Vásconez, fundadora del Club Ñañas, el fútbol femenino en el Ecuador ha crecido y se está profesionalizando de a poco. 

“Se ha establecido el día nacional del fútbol femenino, se jugó la primera edición de la Superliga, las jugadoras recibieron sueldos. Todo eso ayuda”, asegura la capitana del equipo quiteño. 

Vásconez cuenta que este año, las jugadoras pudieron “aportar económicamente a sus familias por su talento dentro del deporte”. Ñañas integra el Grupo C de la Copa Libertadores femenina

Por su parte, la ecuatoriana María Sol Muñoz, quien es representante de la Conmebol ante FIFA, dice que el país sea sede de la Libertadores, servirá para darle impulso al fútbol femenino. 

“Son algunos factores que deben desarrollarse, principalmente la inversión de los clubes en los equipos femeninos”.

María Sol Muñoz, representante de la Conmebol ante FIFA.

La realidad

El sábado 6 de octubre se terminó la Superliga femenina, en la que Deportivo Cuenca obtuvo el título de campeón. 

La mayor parte de los 22 clubes que participaron en el torneo estuvieron conformados por jugadoras juveniles o aficionadas que no cobran sueldo. Según la Ecuafútbol, al menos cinco integrantes de cada plantel deben presentar roles de pago. 

De estas cinco jugadoras por equipo, su salario no llega ni a la mitad de lo que percibe un jugador de fútbol profesional en el Ecuador. 

Incluso, la goleadora del campeonato, Madelin Riera (Deportivo Cuenca), solo recibe un sueldo básico (USD 394). Por eso, la jugadora guayaquileña trabaja con su madre en un restaurante para completar sus recursos mensuales.  

Diferencias

Mayta Vázconez, exseleccionada nacional, asegura que aunque existe una brecha con el fútbol masculino, el femenino está creciendo.

Esta no es la única diferencia. Los clubes siguen dando prioridad a los equipos masculinos, mientras que los femeninos solo son un complemento. 

Así lo reconoce Nataly Villavicencio, presidenta de la comisión del fútbol femenino del Deportivo Cuenca: “hay clubes que que este año no apoyaron a su equipo femenino, que lo tomaron como obligación”. 

A su vez, la presidenta de El Nacional, Lucía VallecIlla, afirma que parte del problema del fútbol femenino en los equipos es la falta de recursos.

Hemos tratado que las niñas tengan sus comodidades, cuerpo técnico completo, fisioterapista, un área para hacer sus actividades. Para nosotros es un placer ver los resultados que estamos teniendo”. 

El equipo de las puras criollas llegó hasta los cuartos de final de la Superliga, donde cayó en manos de Barcelona.

El futuro

Jugadoras, exjugadoras y dirigentes reconocen que el fútbol femenino ha evolucionado en los últimos años, pero también consideran que todavía falta mucho para igualar las condiciones del fútbol masculino. 

“Este paso a la Superliga ha sido un gran escalón, hay muchas cosas que corregir pero lo bueno es que se están dando los cambios y eso es importante”, asegura Martina Aguirre, jugadora de Dragonas IDV

De cara a la segunda edición de la Superliga femenina, Maleike Pacheco, portera y capitana de Barcelona cree que aún hay un problema que todavía está latente: el machismo

Para los próximos torneos será importante el apoyo de la empresa pública y privada, para generar recursos en los equipos y que crezca el fútbol femenino en todos los aspectos. 

Esta es la posición de Fernanda Vásconez, del Club Ñañas: 

Todas las voces consultadas por PRIMICIAS coinciden en que el fútbol femenino en el Ecuador todavía no es profesional. 

Esperan que a corto o mediano plazo, las circunstancias mejoren, para igualar la situación como otros países en la región. 

También le puede interesar:

https://www.primicias.ec/videos/sociedad/crece-la-pasion-por-el-futbol-femenino-pero-persiste-la-desigualdad/
Noticias relacionadas