Lasso responde a las críticas con una vertiginosa agenda oficial

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

7 Oct 2022 - 5:28

El presidente Guillermo Lasso en un evento deportivo del proyecto Hincha de mi Barrio, en Quito, el 5 de octubre de 2022. - Foto: Presidencia

Lasso responde a las críticas con una vertiginosa agenda oficial

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

7 Oct 2022 - 5:28

En las últimas semanas, el presidente Guillermo Lasso se ha dedicado a recorrer avances de obras y a entregar viviendas. Frente a las críticas, el Ejecutivo afirma que sí hay obras.

Desde hace un par de semanas es usual ver al presidente Guillermo Lasso tomándose fotos con la ciudadanía, jugando con niños, entregando casas o revisando “avances de obras”.

La agenda presidencial está más apretada que de costumbre. El 6 de octubre Lasso estuvo en cuatro eventos públicos en la provincia de Manabí:

  • Recorrido por el avance de la obra del hospital de Bahía de Caráquez.
  • Inauguración de subestaciones eléctricas repotenciadas.
  • Entrega de viviendas en Charapotó.
  • Y un recorrido por el avance de la obra del instituto Luis Arboleda Martínez, en Manta.

El segundo año de gestión de Lasso, según el Ejecutivo, reflejaría la inversión pública, después de un primer año de poner “la casa en orden”, especialmente en el aspecto fiscal.

Fue por eso que nombró a Pablo Arosemena como ministro de Finanzas, después de que Simón Cueva se encargara de organizar las cuentas del Estado.

El nuevo ministro llegó con la promesa de “asegurar el gasto social” y que “el gasto público llegue a los bolsillos de los ecuatorianos”.

Sin embargo, estas promesas fueron duramente cuestionadas cuando se transparentaron las cifras que mostraban una mínima ejecución presupuestaria por sectores.

La respuesta del presidente Lasso, el 1 de septiembre, fue que sus obras no tienen sobreprecio y por eso hay un ahorro para el Estado. “No nos vamos a dejar presionar”, advirtió Lasso desde Zaruma y agregó que sí se están haciendo obras.

La intención es mostrar las obras, estén o no terminadas. Por ejemplo, en su recorrido por Manabí, Lasso dijo que hasta el 31 de diciembre estarán listos todos los hospitales cuya culminación está pendiente.

Un día antes, el miércoles 5 de octubre, Lasso estuvo en Malchinguí, en Pichincha, observando el avance en la repotenciación de una unidad educativa.

También departió con estudiantes del colegio técnico Don Bosco, a quiénes emocionó al prometer que llevaría a algunos a Qatar, para el mundial de fútbol.

El martes 4 de octubre se reunió con mujeres y prometió de nuevo presupuesto y programas para luchar contra la violencia de género.

El lunes firmó un decreto sobre el IESS. Y a finales de septiembre entregó cientos de viviendas en las provincias de Orellana, Morona y Azuay.

También ha aumentado las visitas a los beneficiarios de los créditos productivos, aunque esta parte de la agenda con la ciudadanía no es pública ni publicitada.

Pese a la intensa agenda de Lasso, las acusaciones de incumplimientos se multiplican. Ha habido dos intentos de revocatoria de mandato, uno de ellos está en manos del Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Y la Asamblea Nacional hizo algo similar, acusó al presidente Lasso de incumplir su Plan de Gobierno y el Plan Nacional de Desarrollo, lo que abre la puerta para un posible juicio político y para que surjan los pedidos de revocatoria de su mandato.

Noticias relacionadas