La Asamblea busca probar su poder frente al Ejecutivo en las reformas electorales

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

9 Ene 2020 - 0:02

La Comisión de Justicia sesionó el 8 de enero de 2020 para debatir sobre el veto del Ejecutivo al Código de la Democracia. - Foto: Asamblea Nacional

La Asamblea busca probar su poder frente al Ejecutivo en las reformas electorales

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

9 Ene 2020 - 0:02

La Comisión de Justicia recomendará al pleno acoger las observaciones del presidente de la República sólo en siete, de los 18 artículos objetados. El veto incluyó dos errores que complicaron el trámite legislativo.

La Asamblea siempre tiene las de perder ante un veto del Ejecutivo. El proceso legislativo, tal como está en la Constitución, plantea un escenario complicado para que los asambleístas puedan ratificarse en textos que han sido objetados por el Presidente.

Aún así, en el trámite de las reformas electorales, la Asamblea busca ganar.

Ayer, 8 de enero de 2020, los miembros de la Comisión de Justicia decidieron recomendar al pleno que se ratifique en sus textos y deseche la mayoría de objeciones que realizó el Ejecutivo.

El informe todavía no está listo, pero los legisladores pedirán allanarse solo en siete de las 18 objeciones. Con esto, desecharían 10 cambios propuestos por la presidencia, y uno queda pendiente.

La principal preocupación de los asambleístas está en que el veto tiene dos errores. Y frente a esto, ellos están atados de manos, pues la Ley Orgánica de la Función Legislativa determina que solo pueden allanarse o ratificarse al veto. No pueden corregir el texto.

La primera equivocación está en la objeción 7. El Ejecutivo busca cambiar el numeral 2 del artículo 95 -que se refiere a los requisitos para ser candidato-. Pero en la sugerencia incluye el texto “Art. 95” dentro del numeral 2. Si la reforma se publica así, la ley tendría un error.

El segundo problema está en la objeción 11. Como PRIMICIAS reveló, el veto elimina un inciso que no existe. Pero, además, se refiere a un tema que no fue aprobado por la Asamblea: la eliminación de la división en circunscripciones de las provincias grandes.

Héctor Muñoz (SUMA) calificó al veto de “error grosero“, y Henry Cucalón (PSC), de “fraudulento“. Lourdes Cuesta (independiente) habló de “mala fe” y Franklin Samaniego (Revolución Ciudadana), de “reforma por la tranquera“.

Las críticas vinieron incluso de Alianza PAIS. movimiento que lidera el presidente Lenín Moreno. Kharla Chávez cuestionó que el veto incluya nuevos temas, e incluso la presidenta de la Comisión, Ximena Peña, votó por la ratificación del texto original porque entre los legisladores había un acuerdo para mantener las circunscripciones. Para esto se necesitan 91 votos.

Finalmente, la Comisión decidió recomendar al pleno ratificarse en este tema. Sobre los requisitos para los candidatos, la mesa legislativa aún sigue debatiendo.

El informe para el pleno prevé estar listo hasta el 15 de enero de 2020.

El nuevo error en el veto

La Secretaría de la Comisión de Justicia identificó un error en la objeción 7 del veto. El Ejecutivo recomienda reemplazar el texto del numeral 2 del artículo 95 con uno que incluye el texto “Art. 95”.

El planteamiento original de la Asamblea era que se incluya un nuevo requisito para ser candidato: constar en el padrón del lugar al que se quiere representar y haber sufragado en el último proceso electoral.

El análisis del Ejecutivo es que la propuesta contraría el derecho a ser elegido, pues establece nuevos requisitos que no están en la Constitución. Además, señala que es una limitante a los derechos de participación política.

Por ello, la mayoría de legisladores estaba a favor de allanarse el texto. Hasta que el error fue señalado.

Las opciones que le quedan a la Asamblea, entonces, son allanarse y aprobar un texto con la equivocación, o ratificarse y aprobar un texto posiblemente inconstitucional.

Ahora la Comisión espera resolver el tema la próxima semana. Harán averiguaciones en el Registro Oficial y con expertos constitucionales.

Vetos con nuevos temas: un problema sin salida

Introducir a través de los vetos temas que no fueron tratados por la Asamblea va en contra de la ley. Sin embargo, no es una práctica nueva. Con esa técnica, el expresidente Rafael Correa incluso logró cambiar el método de asignación de escaños al cuestionado D’Hondt en 2009.

Ximena Peña recordó esto durante la sesión de la Comisión. Dijo que con la mayoría legislativa de 100 asambleístas que tenía Correa se introdujeron textos y se modificaron otros. “Los 100 los legisladores que veníamos de esa tienda política (AP) estábamos absolutamente de acuerdo. Ahora tenemos una posición crítica”, dijo.

Sin embargo, señaló que en esta ocasión es necesario marcar un precedente de respeto al trámite legislativo.

Pero el problema no termina ahí. En el caso de que el Ejecutivo inserte a través del veto un tema que no fue tratado por la Asamblea, los legisladores tienen dos opciones: allanarse, es decir, aceptar la inclusión del tema en la ley, o ratificarse en lo que originalmente aprobaron.

El problema es que allanarse es mucho más fácil que ratificarse. Para aceptar lo propuesto por el Ejecutivo se necesita mayoría simple, es decir el voto de la mitad más uno de los presentes. Mientras que para ratificarse se necesita mayoría calificada, es decir las dos terceras partes de los miembros del Legislativo (91 votos).

Este tema, a criterio de Héctor Muñoz, demuestra la debilidad de la Asamblea frente al veto presidencial. Por esto, propone una enmienda constitucional para limitar la potestad de colegislador del Ejecutivo.

En el caso de las circunscripciones electorales, que la Asamblea espera mantener en la ley, Peña señaló que hará acercamientos con las otras bancadas para conseguir los 91 votos.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas