Lasso decreta estado de excepción en todo el país para combatir la inseguridad

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

18 Oct 2021 - 20:00

El presidente Guillermo Lasso, durnate una cadena nacional la noche del lunes 18 de octubre de 2021. - Foto: Presidencia

Lasso decreta estado de excepción en todo el país para combatir la inseguridad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

18 Oct 2021 - 20:59

El presidente Guillermo Lasso decretó la noche del lunes 18 de octubre de 2021 el estado de excepción por grave conmoción interna por un plazo de 60 días, ante el incremento de la actividad delictiva.

El Presidente inició su intervención haciendo referencia a la inseguridad que vive el país, “una vez que hemos empezado a superar los problemas han recrudecido problemas que habían pasado a segundo plano”.

“Una vez que hemos salvado vidas de la pandemia, nos corresponde salvarlas de las garras de la delincuencia (…) Todos los sectores sociales y políticos debemos trabajar en unidad, porque en las calles hay un enemigo: el narcotráfico”.

Y recordó que Ecuador ha dejado de ser un país de tránsito de drogas y ahora también es de consumo y eso se refleja en la cantidad de crímenes que tienen relación directa o indirecta con este delito. “Más del 70% de las muertes violentas que hoy ocurren en Guayas están relacionadas con el tráfico de drogas”.

Tras dar estos antecedentes, Lasso anunció:

  • Decretar el estado de excepción en todo el territorio nacional.
  • Las Fuerzas Armadas saldrán a las calles, para realizar controles de armas, inspecciones, patrullajes y decomiso de drogas.
  • Se creará la Unidad de Defensa Legal de la Fuerza Pública, que se dedicará a la protección de policías y militares que sean demandados por “cumplir con su deber”.
  • El Ejecutivo enviará en los próximos días un proyecto de ley llamado “Ley de Defensa del Deber de la Fuerza Pública”, dedicado exclusivamente a respaldar a los agentes del orden.
  • Se formará un frente interinstitucional con los ministerios del frente social y la Secretaría de Derechos Humanos, que producirá acciones concretas para prevenir y combatir la adicción a las drogas.

El documento firmado por el Presidente establece que las Fuerzas Armadas se movilizarán a las provincias de El Oro, Guayas, Santa Elena, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Pichincha y Sucumbíos, para complementar las funciones de la Policía Nacional.

En el resto de provincias, la Policía coordinará acciones con otras entidades para reforzar la vigilancia y prevención del delito. Además, señala que la Policía podrá solicitar la movilización de las Fuerzas Armadas, lo cual deberá ser dispuesto mediante decreto ejecutivo mientras dure el estado de excepción.

El estado de excepción entra en vigencia el lunes 18 de octubre de 2021.

Respaldo a policías y militares

En su intervención el Presidente adelantó que su Gobierno “indultará a policías y militares que hayan sido injustamente condenados por cumplir con su labor (…) Juntos llevaremos la batalla al hampa, donde sea que se esconda”.

El presidente hizo referencia al crimen que ocurrió en Guayaquil, en el que un niño falleció víctima de una bala perdida, “lamentamos la dolorosa partida de un niño, ante cuyos padres expresamos nuestra solidaridad y condolencias”.

“Somos un Ecuador diverso, pero todos tenemos algo en común: queremos un Ecuador seguro para vivir tranquilos. Sin seguridad no habrá generación de empleo, ni creación de oportunidades”.

Horas antes de este mensaje, el presidente Lasso se refirió a este tema durante la posesión del nuevo ministro de Defensa, Luis Hernández. “Ahora hay otros enemigos, como el narcotráfico y la trata de personas y para combatirlos se requiere unas Fuerzas Armadas más preparadas y comprometidas”, dijo Lasso.

El país atraviesa su peor año en cuanto a muertes violentas, ligadas, principalmente, al crimen organizado y al narcotráfico. Además, las cárceles ecuatorianas han vivido sus peores masacres de la historia. En febrero hubo 79 muertes y el 28 de septiembre, 119 presos fueron asesinados.

La fuerza pública ecuatoriana tampoco ha podido frenar las actividades ilícitas en las fronteras norte y sur donde siguen operando grupos irregulares, dedicados al narcotráfico y el tráfico de armas.

Noticias relacionadas