El CNE compró unos equipos que no necesitaba y no los recibió

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

28 Oct - 13:30

El CNE iba a reemplazar equipos en el data center de Quito para las elecciones de 2019. - Foto: CNE

El CNE compró unos equipos que no necesitaba y no los recibió

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

28 Oct - 13:30

El Consejo Nacional Electoral dio por terminado unilateralmente un contrato para la adquisición de equipos tecnológicos. Una denuncia que llegó al Servicio de Contratación Pública asegura que el proceso estaba direccionado para favorecer a una empresa. Los equipos se iban a usar para “fortalecer” la infraestructura para las elecciones seccionales 2019, pero el mismo CNE determinó que era posible enfrentar el proceso electoral sin esta contratación.

Una denuncia ingresada al Servicio de Contratación Pública (Sercop) prendió las alertas. El documento advirtió sobre presuntas irregularidades en la compra de equipos tecnológicos en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Con esto, comenzó un proceso del que el organismo electoral no termina de salir, que incluye un contrato firmado pero sin pago, equipos tecnológicos embodegados y examen especial de Contraloría, que ya emitió un informe borrador.

El 12 de diciembre de 2018, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, firmó el inicio del proceso de contratación para la “adquisición de equipos para el reforzamiento de la infraestructura por vigencia tecnológica del CNE”. Se trataba de la reapertura de ese proceso, pues uno anterior (comenzado el 28 de noviembre de 2018) para el mismo objetivo fue declarado desierto.

El contrato fue adjudicado pocos días después, y el 26 de diciembre (dos semanas después del inicio del proceso de contratación) se firmó el contrato con la empresa Constecoin Construcciones & Ingeniería Cia. Ltda., por USD 1,47 millones más IVA. 

El objetivo de la contratación era tener nuevos equipos para el Centro de Datos del CNE en Quito y asegurar que la plataforma de las elecciones seccionales 2019 funcionara sin problemas. 

Los equipos, sin embargo, nunca llegaron a instalarse. El contrato se dio por terminado unilateralmente por parte del CNE, con base en una denuncia ingresada en el Sercop y a un informe interno del mismo organismo electoral que dice que los nuevos equipos no eran necesarios.

Una contratación direccionada hacia una empresa

El 18 de enero de 2019, el Sercop ofició a Atamaint para informar sobre una denuncia realizada a ese proceso de contratación. En el documento, al que PRIMICIAS accedió, el Sercop pide a la presidenta del CNE que presente sus descargos contra las acusaciones de presuntas irregularidades.

La denuncia señala que hay un direccionamiento hacia Constecoin para que ganara la subasta, y lo sustenta en tres puntos:

  • El CNE solicita documentos apostillados el 13 de diciembre (jueves) y estos debían ser entregados el 17 de diciembre (lunes), por lo que era imposible solicitar un documento y apostillarlo durante el fin de semana.
  • El CNE solicita personal con certificaciones muy específicas y que no tenía relación con el proceso de contratación.
  • Las dos empresas que participaron en la puja solo bajaron USD 18.000 del presupuesto referencial.

El CNE entregó sus descargos el 12 de febrero de 2019 y Sercop respondió el 15 de febrero. Sobre los tiempos mínimos, el organismo electoral argumenta que, por la cercanía a un proceso electoral, estaban facultados por la ley a hacer procesos de contratación con tiempos menores a lo normal.

El Sercop, sin embargo, considera que con esta decisión el CNE irrespetó el derecho de los oferentes a “preparar su oferta en un plazo razonable”, con lo que violó “claramente el principio de trato justo al dar ventaja” a una empresa.

En la respuesta de Sercop no se analiza el requerimiento de personal con certificaciones específicas ni el resultado de la puja.

En vista de que la respuesta del CNE no desvirtúa las observaciones del organismo de control, el Sercop envió el expediente a la Contraloría, para que realice un examen especial.

Atamaint también pidió a la Contraloría un examen especial. Los resultados preliminares se leyeron el 16 de julio de 2019. Los definitivos aún no se han emitido. 

Equipos que en CNE no necesitaba para las elecciones 2019

El 9 de febrero de 2019, la Coordinadora de Seguridad Informática del CNE envió un informe a la presidenta Atamaint sobre el contrato para la adquisición de nuevos equipos. Para esta fecha, el organismo electoral ya había recibido la denuncia del Sercop.

Se trata de un “informe de necesidad de los equipos del contrato”. El documento señala que el número de imágenes de escrutinio a procesar en las elecciones de 2019 (actas de las seccionales y para el Consejo de Participación) es menor a las que se procesaron en las elecciones generales de 2017 (presidenciales y legislativas).

Con base en esa información, la funcionaria concluye que, dado que la carga de procesamiento de las elecciones 2019 es menor a la que hubo en 2017, la infraestructura tecnológica que actualmente posee el CNE se puede usar para “afrontar el proceso de elecciones seccionales 2019”.

Por tanto, recomienda que “se considere no continuar con el contrato”.

Una evaluación del Ministerio de Telecomunicaciones entregada el 16 de marzo también determina que “los equipos de la infraestructura actual del CNE están dentro de la vida útil y son completamente productivos y confiables”. También señala que “no se ha podido evidenciar claramente una justificación técnica debidamente motivada para la adquisición”.

El 10 de julio de 2019, el CNE notificó a Constecoin el inicio del proceso de terminación unilateral del contrato. De acuerdo con el informe técnico, no hay ningún valor que pagar a la empresa, pues nunca entregaron los equipos.

Equipos embodegados y sin pago

Mientras todo esto pasaba dentro del CNE, Constecoin ya había comprado los equipos para entregar al CNE. De acuerdo con un oficio remitido por la empresa, “varios funcionarios del CNE nos solicitaron que realizáramos la importación de los equipos a la brevedad posible, razón por la cual pusimos inmediatamente a nuestro costo la orden de compra al fabricante”.

Constecoin dice que incluso el coordinador financiero administrativo del CNE visitó la empresa y solicitó que continúen con la importación “a pesar de que está demorado el pago del anticipo”.

El 7 de febrero, la empresa informó que tenían listos los equipos para entregar. Pero no hubo respuesta del CNE. Constecoin envió varios oficios que tampoco recibieron respuesta y adjuntaron fotos de las cajas con los equipos.

Frente a esto, el 25 de febrero, Constecoin llevó los equipos a la sede del CNE en Quito e intentó entregarlos. Llevó una notaria para que constate el hecho y levante un acta, en la que se corrobora que ningún funcionario del organismo los atendió.  

Una de las fotos incluidas en el acta levantada por la Notaría Vigésima del Cantón Quito, el 25 de febrero de 2019.

Una de las fotos incluidas en el acta levantada por la Notaría Vigésima del Cantón Quito, el 25 de febrero de 2019. Captura de pantalla

Ese mismo día, 25 de febrero, se notifica a Constecoin con la suspensión del plazo de ejecución del contrato. La empresa siguió presionando para que el CNE recibiera los equipos. Finalmente en julio, se inició la terminación unilateral del contrato.

El CNE argumenta que no debe pagar nada a Constecoin. Pero la empresa asegura lo contrario.

En otro oficio, de fecha 29 de julio, el representante de la compañía aduce que ha incurrido en gastos por alrededor de USD 50.000. Entre otras cosas, señala que pagaron las primas por las pólizas del buen uso del anticipo y del fiel cumplimiento del contrato, que solicitó el mismo CNE.

Por este motivo, el CNE y Constecoin se encuentran en un proceso de mediación en la Procuraduría General del Estado.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas