Creo busca cuadros para las seccionales en el gabinete y en su bancada

Política

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

11 Abr 2022 - 0:03

El presidente Guillermo Lasso se reunió con el alcalde de Portoviejo, Agustín Casanova, el 14 de julio de 2021. - Foto: Twitter Guillermo Lasso

Creo busca cuadros para las seccionales en el gabinete y en su bancada

Autor:

Juan Manuel Yépez

Actualizada:

11 Abr 2022 - 0:03

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, está al frente del proceso de selección de candidatos de Creo para las elecciones seccionales de 2023.

La fiebre preelectoral contagió al oficialismo. La directiva del movimiento Creando Oportunidades (Creo) acelera el análisis de los candidatos que participarán en las elecciones seccionales de 2023 en Ecuador por esta organización.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, acompañará al presidente nacional de Creo, Guido Chiriboga, en el proceso de selección de postulantes a las casi 11.000 dignidades seccionales que se elegirán el próximo año.

Las figuras escogidas saldrían del gabinete presidencial, e incluso de su bancada legislativa, por el nivel de exposición mediática tan necesaria para las lides electorales.

Jiménez inició el análisis de los cuadros del movimiento hace tres meses, especialmente en Quito, Guayaquil y Cuenca, ciudades consideradas estratégicas en las que el oficialismo quiere tener presencia municipal.

“Somos un movimiento nacional y tendremos presencia en las 24 provincias, justamente estamos trabajando en eso”.

Francisco Jiménez, ministro de Gobierno.

Y será un equipo de expertos en comunicación política el que mida la aceptación de los perfiles en los sectores populares, ya que Ecuador Libre, el centro de pensamiento de Creo, se concentra en temas gubernamentales, como la consulta popular.

Para el movimiento, dice Jiménez, es importante cumplir las cuotas de género (30%) y de jóvenes (25%) que deberán aparecer en la papeleta electoral en 2023, tema que estará definido días antes de las primarias, previstas para finales de mayo.

Mientras la directiva de Creo analiza perfiles, como el del gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, para la Prefectura de la provincia, el presidente de la República, Guillermo Lasso, ya señala la ruta de alianzas, al menos en Manabí.

El 31 de marzo, Lasso anunció públicamente su respaldo personal y del Gobierno a la postulación del alcalde de Portoviejo, Agustín Casanova, a la Prefectura manabita, aunque el funcionario también es la carta electoral del Partido Social Cristiano (PSC).

El Gobierno también le hace guiños al alcalde de Manta, Agustín Intriago, del movimiento Mejor Ciudad, a quien el presidente Lasso prometió recursos para la vía Manta-Colisa y la entrega de la delegación del aeropuerto de Manta al Municipio de este cantón.

Hay interés por las figuras, no por los partidos

La estrategia del movimiento Creo no se centra en alianzas directas con movimientos o partidos locales, sino por personajes influyentes y con una imagen política impoluta.

Según Johnny Firmat, director nacional de estructuras de Creo, el apoyo a Casanova “corrobora que nosotros no solo miramos hacia adentro del movimiento, sino hacia todos los sectores del país”.

“En las seccionales, el electorado se centra en el personaje, en las figuras de su territorio. En ese sentido, apuntamos más a las personas que a los movimientos”.

Johnny Firmat, director nacional de estructuras de Creo.

Casanova no es militante de Creo, sino del movimiento Camino, y llegó a la Alcaldía de Portoviejo en alianza con el PSC. Pero Firmat asegura que el alcalde “ha hecho un gran trabajo” y merece el respaldo oficialista.

En Manabí, la batalla electoral será con el correísmo, liderado por el actual prefecto Leonardo Orlando, que apunta a la reelección por Revolución Ciudadana.

En Creo tienen claro que Guayaquil es ‘territorio comanche’, fraccionada entre el Socialismo del Siglo XXI y la derecha socialcristiana, personificados por el exprefecto Jimmy Jairala y de la alcaldesa Cynthia Viteri.

Así que el movimiento de Lasso deberá ser creativo para romper esta tendencia.

Mientras tanto en Quito, la concejal Luz Elena Coloma podría ser la contrincante del ‘imparable’ Wilson Merino y de la excorreísta María José Carrión, ahora en el movimiento Amigo.

Por eso, el movimiento está abierto a lograr alianzas con personajes conocidos, “que tengan una trayectoria destacable en sus funciones y que sean transparentes”, asegura Firmat.

Los nombres permanecen bajo llave, custodiados por Lasso y Chiriboga, para no crear falsas expectativas en el electorado.

Por lo pronto, dice Firmat, el movimiento ya ha visitado casi todos los cantones de Guayas y “tenemos tres precandidaturas. Hay acercamientos en otros cantones con personajes que ya han sido autoridades”.

Y sostiene que el secretismo alrededor de las candidaturas no es un asunto de cautela, sino de disciplina partidista.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas