Viernes, 12 de julio de 2024

La mano de Diego Sánchez en los reaseguros de Sucre quedó revelada en el juicio a Carlos Pólit

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

10 May 2024 - 16:43

El testimonio del empresario de los reaseguros Diego Sánchez en Miami puso en evidencia su red de contactos con funcionarios del correísmo, y su poder de presión. Su patrimonio asciende a USD 25 millones.

Composición fotográfica de Diego Sánchez, empresario de reaseguros.

Autor: Estefanía Celi

Actualizada:

10 May 2024 - 16:43

fotográfica de Diego Sánchez, empresario de reaseguros. - Foto: PRIMICIAS

El testimonio del empresario de los reaseguros Diego Sánchez en Miami puso en evidencia su red de contactos con funcionarios del correísmo, y su poder de presión. Su patrimonio asciende a USD 25 millones.

Diego Sánchez era, hasta hace poco, un nombre que había logrado mantener un perfil muy bajo. Aunque este empresario de los reaseguros tenía un millonario negocio relacionado con el Estado, los detalles de sus contactos y la forma en la que conseguía contratos eran un secreto.

Todo esto cambió el 17 de abril de 2024, cuando apareció en el juicio en contra del excontralor Carlos Pólit en Miami.

Sánchez fue uno de los testigos de la Fiscalía en el juicio contra Pólit, después de que firmara un acuerdo en el que admitió haber lavado dinero para el excontralor. Durante el interrogatorio, Sánchez habló sobre sus contactos, sus negocios y sus empresas, revelando cómo llegó a ser uno de los hombres más poderosos de los reaseguros.

Su patrimonio, dijo en la Corte de Miami, asciende a USD 25 millones y está declarado en Ecuador. Este incluye una red de empresas en paraísos fiscales, lideradas por S&P Aviation, una firma domiciliada en Bahamas que, según contó, es la cabeza del "holding".

Registro de accionistas de S&P Aviation, de Bahamas, cabeza del holding de Diego Sánchez.

Con 57 años, Sánchez enfrenta un momento difícil, pues la forma en la que conseguía sus negocios salió a la luz. Su red de amistades poderosas, desde Carlos Pólit hasta el exministro del Interior, José Serrano, quedaron en evidencia por sus propias palabras. E incluso tuvo que pagar una multa de USD 1,28 millones a Estados Unidos, por los delitos que admitió haber cometido.

Un negocio millonario

Seguros Sucre fue una empresa incautada por el Estado que, durante más de 10 años, mantuvo el monopolio de los seguros de las instituciones públicas.

Esto sucedió gracias a que, en noviembre 2009, durante el gobierno de Rafael Correa, el entonces secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, ordenó a las instituciones que sólo podían contratar el servicio de seguros con las empresas de capital público: Sucre y Rocafuerte.

Sucre, a su vez, debía contratar reaseguros, es decir, seguros que cubran los riegos que ella asumía. En resumen, una aseguradora para la aseguradora, que le permita cubrir los pagos en caso de un siniestro.

Diego Sánchez era un broker de reaseguros. Su empresa, Global Reinsurance Broker, domiciliada en Anguila, se encargaba de intermediar entre Sucre y las reaseguradoras. Específicamente, Global RE trabajaba para Guy Carpenter, una de las reaseguradoras más grandes del mundo, según reportó Periodismo de Investigación.

Aunque Juan Ribas dijo que Global Reinsurance también trabajaba para la aseguradora AON, con sede en Chicago, Estados Unidos.

Sucre no ha transparentado sus contratos de reaseguros, a pesar de que está en liquidación desde 2021, un proceso que aún no termina.

Sin embargo, según el acuerdo de cooperación de Sánchez, él logró colocar contratos de reaseguros por USD 40,3 millones desde 2015, con la ayuda de Pólit. Por esas pólizas, Global Reinsurance obtuvo una comisión de USD 2,5 millones.

Los amigos poderosos de Diego Sánchez

Las amistades de Diego Sánchez salieron a relucir durante su testimonio y el de otros testigos en el caso de Carlos Pólit. En la lista de amigos, estaban el mismo Pólit y el exministro del Interior, José Serrano. A ambos, Sánchez admitió haberles pagado sobornos.

Pero otros nombres también aparecieron cuando Sánchez contó cómo intentaba recuperar sus contratos con Sucre en 2015, a través de presiones a Juan Ribas Domenech, entonces presidente del directorio de la aseguradora.

Mencionó a Juan Coello, exintentendente de Seguros de la Superintendencia de Bancos y abogado de Seguros Sucre, quien habría intervenido a su favor. Él es quien habría "sugerido" a Juan Ribas que se contacte con Sánchez para solucionar las auditorías que la Superintendencia había emprendido. Coello, dijo Ribas, era muy amigo de Diego Sánchez.

También dijo que pidió ayuda e intermediación al exdiputado José Javier "JJ" Varas y a Luis Tamayo, otro broker de seguros. A ellos, dijo, no les pagó nada.

Las empresas offshore

Para la operación de su negocio, Diego Sánchez construyó una compleja red de empresas en el exterior. Esta funciona aparte de la red de empresas que tiene en Ecuador.

Según Sánchez, S&P Aviation (Bahamas) es la cabeza del holding, es decir que sería la accionista o dueña de otras firmas, según explicó el mismo Sánchez.

Además de esta, Sánchez mencionó otras dos empresas en su testimonio, que también habían aparecido en los Panama Papers:

  • Global Reinsurance Brokers, con sede en Anguila.
  • Hendrick Trading, con sede en Panamá.

La red de empresa de Sánchez incluye otras empresas que también fueron identificadas en los Panama Papers:

  • Fundación Nuestra Señora del Rocío.
  • Edgemont Business Group.
  • Hennessey investments Inc.
  • Dexford Corp.
  • American Overseas Network.