10 exalcaldes y exprefectos vuelven a la política desde la Asamblea

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

27 Feb 2021 - 0:04

Exalcaldes y exprefectos que fueron electos asambleístas en 2021. - Foto: AN

10 exalcaldes y exprefectos vuelven a la política desde la Asamblea

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

27 Feb 2021 - 0:04

Ante la falta de cuadros dentro de las organizaciones políticas, antiguas autoridades locales, además de exdiputados, se presentaron como candidatos a legisladores. La mayoría ganó y tendrá una curul en mayo.

La conformación de la nueva Asamblea Nacional incluirá a antiguas y conocidas figuras de la política, sobre todo, a exalcaldes y exprefectos. Aunque la mayoría de nuevos legisladores no tiene mayor experiencia, habrá unos cuantos políticos de trayectoria local que aparecerán en el Palacio Legislativo.

La nueva Asamblea tendrá a cuatro exprefectos, seis exalcaldes y un exvicealcalde. Algunos de ellos llegan a ser legisladores por las mismas fuerzas políticas que los llevaron a ser autoridades locales, mientras que otros cambiaron de camiseta.

Pero, las listas de candidatos a asambleístas provinciales acogieron también algunos excandidatos a autoridades locales. El caso más notorio es el de Pierina Correa, quien participó -sin éxito- en dos ocasiones para la Prefectura del Guayas.

Asimismo, aparece entre los nuevos asambleístas Humberto Alvarado, excandidato a prefecto de Los Ríos por el correísmo. Y es el mismo caso de Carlos Falquez Batallas, excandidato a prefecto de El Oro en 2019.

Tres “herederos” también consiguieron una curul:

  • Johnny Terán (PSC), hijo del actual prefecto de Los Ríos, que lleva su mismo nombre.
  • Esteban Torres (PSC-TC), actual asambleísta alterno principalizado por la renuncia de su padre, Luis Fernando Torres.
  • Daniel Noboa Azín (Ecuatoriano Unido), hijo del excandidato presidencial Álvaro Noboa.

Otros exfuncionarios que llegan a la Asamblea

En la nueva Asamblea estarán tres exgobernadores: Roberto Cuero (UNES), de Guayas; Paola Cabezas (UNES), de Esmeraldas, y Xavier Santos (Izquierda Democrática), de Manabí. Los tres ejercieron este cargo durante el gobierno de Rafael Correa.

Y también habrá cuatro exdiputados:

  • Diego Ordóñez, electo al Congreso Nacional por la extinta Democracia Popular, ganó una curul por Creo, en Pichincha.
  • Luis Almeida, excongresista por el PSC, obtuvo un escaño por ese mismo partido por Guayas.
  • Soledad Diab, exreina de belleza y diputada por el PSC, volverá al Palacio Legislativo por esa misma tienda, como asambleísta por Guayas.
  • Dalton Bacigalupo, exdiputado por la ID, consiguió su puesto como asambleísta por ese mismo partido por Cotopaxi.

A ellos se les suman los 13 actuales legisladores que lograron ser reelegidos.

¿Falta de nuevos cuadros?

La presencia de exalcaldes, exprefectos e incluso exdiputados como candidatos a asambleístas demuestra la falta de cuadros en la mayoría de organizaciones políticas. En la búsqueda de figuras conocidas que puedan ganar la elección, partidos y movimientos recurren a antiguas autoridades locales, así hayan sido de otras tiendas políticas.

Esto responde a la prohibición de la reelección, tanto para asambleístas como para alcaldes y prefectos. La Constitución reformada establece que las autoridades de elección popular solo pueden reelegirse por una ocasión, consecutiva o no.

Esto causa que, por un lado, las organizaciones políticas se queden sin los legisladores que ya no pueden ser reelegidos, y por otro, las autoridades locales también se quedan sin su puesto.

Por esa razón, hay un vaivén entre la Asamblea y los gobiernos seccionales, que genera renuncias a medio período. En 2019, al menos 18 legisladores dejaron sus curules para buscar un cargo local en las elecciones. Es el caso, por ejemplo, del alcalde de Quito, Jorge Yunda, aunque él iba recién por su primer período.

Un ejemplo más claro es el de la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, que se candidatizó a ese cargo cuando ya no podría buscar la reelección como asambleísta.

Por el contrario, están los exprefectos y exalcaldes que ya no podrían reelegirse para esos cargos. Es el caso de los electos Salvador Quishpe, dos veces prefecto de Zamora Chinchipe; Guadalupe Llori, dos veces prefecta de Orellana, o Marco Troya, prefecto de Los Ríos en dos ocasiones.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas