"/>
Indígenas niegan responsabilidad por los excesos en el paro de octubre

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

15 Ene - 12:08

Jaime Vargas y Nicolás Iza a la salida de la Fiscalía, luego de rendir versiones por el caso de instigación. - Foto: API

Indígenas niegan responsabilidad por los excesos en el paro de octubre

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

15 Ene - 12:08

En el edificio de la Fiscalía de Soluciones Rápidas, en el norte de Quito, se desarrolló la toma de versiones a los líderes indígenas Leonidas Iza y Jaime Vargas, por su participación en el paro.

Un poco más de una hora duró la declaración de los líderes indígenas, Leonidas Iza y Jaime Vargas, presidente de la Conaie, en medio de un proceso por el paro de octubre de 2019.

La indagación previa se abrió por una denuncia del activista político Marcelo Halló, por los delitos de instigación a sabotaje, rebelión y terrorismo.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie. API

Vargas, a la salida de la Fiscalía, dijo que ellos han cumplido con dar su versión y que esperan que la justicia y las investigaciones determinen a los responsables por los excesos.

“Yo no puedo dar esa certificación”, dijo acerca de si la dirigencia indígena instigó al sabotaje y al terrorismo durante la revuelta de octubre que fue convocada por sectores sociales y en la Conaie tuvo una masiva participación.

Iza, por su parte, aseguró que la movilización de octubre no se puede confundir con delitos comunes o de violencia.

Añadió que el primer exceso durante las protestas fue del Gobierno, al haber tomado decisiones contrarias al pueblo, por lo que el primer grado de responsabilidad deben asumirlo las autoridades.

También dijo que las acusaciones por la violencia se hacen de manera individual, por lo que deberían señalarse a los “100.000 ecuatorianos que salimos a las calles”.

El proceso por instigación es uno de los cuatro casos que involucran a líderes indígenas, tras el paro. Además, hay uno por secuestro iniciado por el Gobierno. Otro por odio, debido a declaraciones de Vargas contra el presidente Lenín Moreno. Y un cuarto caso interpuesto por Alberto Dahílk.

Los dirigentes fueron convocados a la Fiscalía “con todas las prevenciones de la ley”, debido a su inasistencia a los primeros llamados.

Noticias relacionadas