Sábado, 15 de junio de 2024

Jueces de los chats de Norero escogerán candidatos para dirigir la Judicatura

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Dic 2023 - 5:58

Por tercera vez en el período, el CPCCS tendrá que elegir al titular de la Judicatura. Los candidatos saldrán de una cuestionada Corte Nacional.

Fachada del edificio del Consejo de la Judicatura en Quito, el 24 de enero de 2023.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

22 Dic 2023 - 5:58

Fachada del edificio del Consejo de la Judicatura en Quito, el 24 de enero de 2023. - Foto: Mario Alexis González, PRIMICIAS

Por tercera vez en el período, el CPCCS tendrá que elegir al titular de la Judicatura. Los candidatos saldrán de una cuestionada Corte Nacional.

La crisis de la justicia no termina. Nuevamente, el Consejo de la Judicatura (CJ) está sin presidente titular: Wilman Terán renunció luego de que fue procesado y encarcelado por su presunta vinculación en el caso Metástasis.

Según la Fiscalía, Terán -cuando era juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ)- fue parte de una estructura de corrupción al servicio del narcotraficante Leandro Norero, pues habría sido el enlace para comprar fallos irregulares en la CNJ.

Ahora, más allá de los entretelones del caso Metástasis y de los chats de Norero, la renuncia de Terán vuelve a poner a la Judicatura en una situación de inestabilidad.

Panorama complicado en la Corte

Según la Constitución, la Judicatura la preside el representante del Presidente de la Corte Nacional.

Es decir, los 21 jueces del organismo deberán ponerse de acuerdo para seleccionar a un nuevo abogado que presida la Judicatura, hasta febrero de 2025.

Y los consensos en la Corte no son tarea fácil. La última vez -cuando se eligió a Terán- Iván Saquicela -como titular de la CNJ- envió tres ternas al Consejo de Participación Ciudadana que no fueron tratadas.

Un grupo de jueces, encabezados por Walter Macías, desconoció esas ternas porque los candidatos fueron escogidos, de manera unilateral, por Saquicela. Reclamaron, y finalmente consiguieron, que la terna sea armada, por consenso, en el Pleno de la Corte Nacional.

Pero, hay tres problemas a la vista.

  • A puertas de otra elección

    El primer inconveniente para que elegir la terna de candidatos para la Judicatura es que la misma Corte está a la puerta una elección. El 4 de febrero de 2024 se termina el período de Iván Saquicela como Presidente.

    Es decir, el debate y la selección de la terna para la Judicatura, chocará con otra negociación que debe darse al interior del Pleno de Magistrados. Saquicela todavía puede reelegirse.

  • Antes del procesamiento de Terán por el caso Metástasis, la Corte Nacional se reunió para instar al Consejo de la Judicatura a que suspenda el concurso que estaba en marcha para seis vacantes en ese organismo.

    Sin embargo, eso no fue posible, ya que el Pleno de la CNJ se mostró dividido. En un grupo, el que cuestionaba el concurso, estaba Saquicela y jueces como Roberto Guzmán y Walter Macías.

    Pero, hubo otro grupo de magistrados que planteó la idea que la Corte no tenía competencia para pronunciarse. En esa parcialidad aparecieron los magistrados Enma Tapia y Adrián Rojas.

    Esa sesión evidenció una división al interior de la Corte. Otro obstáculo que será difícil de sortear ante la decisión de nombrar una terna para la Judicatura.

  • En el caso Metástasis, los chats encontrados en 15 teléfonos de Leandro Norero son el indicio principal que tiene la Fiscalía. El narcotraficante se comunicaba con abogados, periodistas, policías, jueces, fiscales.

    El objetivo era comprar decisiones judiciales favorables para él y su familia, que habían sido encarcelados en un proceso por lavado de activos.

    Según la teoría de la Fiscal, en esos chats aparecen varios nombres de jueces nacionales que siguen en funciones.

    Se nombra a Luis Rivera, Byron Guillén, Walter Macías y Roberto Guzmán. Aunque ellos no son procesados, al menos en el caso de los dos primeros, la Fiscalía allanó sus despachos.

    Entre tanto, estos jueces también tendrán un voto en la decisión de la Corte Nacional de mocionar nombres para la dirección del Consejo de la Judicatura.

Las idas y vueltas de la Judicatura

Según la Constitución, la Judicatura se conforma por representantes de la CNJ, la Fiscalía, la Defensoría Pública, la Presidencia de la República y la Asamblea Nacional. Y, de manera obligatoria, el representante de la CNJ presidirá el organismo.

Para el período 2019-2025, María del Carmen Maldonado fue designada como representante de la Corte Nacional para la Judicatura y, por lo tanto, como su presidenta. Pero, Maldonado renunció en 2022 tras un impasse con la Corte Constitucional (CC).

El problema para la sucesión surgió porque los otros dos candidatos de la Corte Nacional fueron descalificados en el proceso. Por lo que la suplencia de Maldonado la asumió Álvaro Román, que era candidato de la Fiscalía.

Por esta razón, tras la renuncia de Maldonado, la presidencia la ejerció de forma interina el vocal Fausto Murillo, representante de la Asamblea. Y Román empezó un proceso judicial para reclamar la Presidencia de la Judicatura.

Tras un año del lío judicial, finalmente, la CC resolvió que la Corte debía enviar una nueva terna para elegir al Presidente de la Judicatura. Y que Román solo podía asumir ese puesto de manera temporal.

Esa terna la encabezó Wilman Terán, quien fue electo presidente de la Judicatura. Pero, ante su renuncia que es una nueva ausencia definitiva, el Consejo de Participación Ciudadana (CPCCS) deberá elegir a un nuevo presidente titular del CJ.

El 21 de diciembre de 2023, el CPCCS aceptó formalmente la renuncia de Terán y, de inmediato, tiene previsto solicitar la nueva terna a la Corte Nacional de Justicia, dónde radica el verdadero problema de esta elección.