El nuevo gobierno necesitará al PSC, ID y Pachakutik para aprobar leyes en la Asamblea

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

13 Abr 2021 - 0:05

El presidente electo, Guillermo Lasso, junto a su esposa, María de Lourdes, el asambleísta electo César Monge, y los actuales asambleístas Patricio Donoso y Luis Pachala, este 12 de abril de 2021. - Foto: Reuters

El nuevo gobierno necesitará al PSC, ID y Pachakutik para aprobar leyes en la Asamblea

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

13 Abr 2021 - 0:05

El movimiento Creo obtuvo apenas 12 escaños en la nueva Asamblea Nacional, y sus aliados del PSC, 18 curules. La bancada más grande será la correísta, que sin embargo no llega a ser una mayoría.

Los resultados de la segunda vuelta electoral, en la que Guillermo Lasso resultó triunfador, abren la puerta para un escenario complejo para el nuevo gobierno. Lasso, que llegará a la Presidencia de la mano de la alianza Creo-PSC, deberá encaminar su Gobierno sin un apoyo irrestricto en la Asamblea.

A Creo le fue mal en las elecciones legislativas del pasado 7 de febrero. El movimiento del presidente electo obtuvo apenas 12 escaños en la Asamblea que se posesionará en un mes. Y entre ellos, hay solo una asambleísta reelecta, Rina Campaín, y un exdiputado, Diego Ordóñez.

12 asambleístas no le son insuficientes a Lasso para lograr la aprobación de las iniciativas legales que impulse. Por lo que la negociación será clave; y para esto será crucial el papel de César Monge, hombre de confianza de Lasso y quien dirigiría el nuevo bloque oficialista.

El margen de las alianzas

La nueva Asamblea no tendrá una fuerza con mayoría. Ninguna organización política alcanzó los ansiados 69 votos que corresponden a la mayoría simple en el Legislativo.

La alianza más probable, de entrada, es con el Partido Social Cristiano, que lo apoyó en su carrera a la Presidencia. El PSC consiguió 18 escaños, con nuevos espacios en la Sierra.

Pero hasta antes de la segunda vuelta no se hablaba aún de un apoyo legislativo. De hecho, el PSC y Creo participaron individualmente en las elecciones para la Asamblea. Y el mismo Lasso habló de que la alianza era solo electoral.

Pero una alianza con el PSC apenas le asegura al presidente electo 30 votos, que no le alcanzan para ninguna una reforma legal.

Con el correísmo, una coalición queda descartada. El excandidato Andrés Arauz ya habló de una posición de oposición con sus 49 asambleístas.

Por lo que la opción que le queda es un acercamiento a la Izquierda Democrática y Pachakutik, que están en diálogos entre sí para unirse, sobre todo con el fin de buscar la presidencia de la nueva Asamblea. Pachakutik obtuvo 27 curules, y la ID, 18.

Pero será complicado, sobre todo con el movimiento indígena que impulsó el voto nulo en la segunda vuelta. Mientras que el excandidato por la ID, Xavier Hervas, sí dio su respaldo a Lasso.

En todo caso, como muestra el gráfico a continuación, el nuevo presidente electo necesitará obligatoriamente a al menos de una parte de Pachakutik para pasar proyectos de ley. Si no logra este apoyo, ni siquiera los votos de todas las minorías son suficientes para llegar a los 69 votos para aprobar una ley.

Las figuras clave

La relación entre el nuevo Ejecutivo y el nuevo Legislativo dependerá en gran parte de dos figuras que aún no están definidas: el ministro de Gobierno que el presidente electo designe y el presidente de la Asamblea que alcance los votos en su sesión inaugural.

Lasso todavía no ha hablado de la conformación de su gabinete; tampoco ha mencionado si planea cambiar nuevamente la estructura y funcionamiento del Ministerio de Gobierno.

En la Asamblea, en cambio, hay dos aspirantes a la presidencia: Pierina Correa, de la alianza correísta, y Salvador Quishpe, de Pachakutik. Esto se definirá el 14 de mayo de 2021, y marcará las alianzas de inicio en el Legislativo.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas