Nuevas minorías llegan a la Asamblea gracias al método Webster

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

17 Feb 2021 - 0:05

Ciudadanos esperan en para votar en un recinto en Zámbiza, en las afueras de Quito, durante las elecciones del 7 de febrero de 2021. - Foto: API

Nuevas minorías llegan a la Asamblea gracias al método Webster

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

17 Feb 2021 - 0:05

El Legislativo que se posesionará en mayo tendrá dos bancadas grandes, tres pequeñas, y 10 organizaciones políticas se repartirán las 14 curules restantes. Sin las reformas al Código de la Democracia, la asignación de escaños hubiera dado más asambleístas a Centro Democrático y Pachakutik.

La nueva Asamblea, que se posesionará el próximo 14 de mayo, es el ejemplo de la fragmentación. Ninguna de las bancadas que llegará al Legislativo tendrá mayoría (ni siquiera mayoría simple: 69 votos), por lo que el trabajo legislativo dependerá de alianzas y coaliciones.

El nuevo Legislativo es el primero fruto del reformado Código de la Democracia, que cambió el método de asignación de escaños y eliminó definitivamente a D’Hondt. Webster, el método que se aplica desde estas elecciones para asambleístas nacionales y provinciales, permitió la entrada de 10 organizaciones políticas pequeñas.

Según las proyecciones -el escrutinio nacional y en el exterior aún no termina-, la nueva asamblea tendrá dos bancadas grandes: Centro Democrático y Pachakutik; y tres medianas: Izquierda Democrática, Creo y el PSC. Las 14 curules restantes se repartirán entre 1o movimientos políticos más pequeños.

D’Hond hubiera permitido una casi mayoría correísta

El método Webster de asignación de escaños beneficia a las minorías, pues permite que los partidos más grandes no ocupen la mayoría de escaños en las provincias con pocas curules a repartir.

El desechado método D’Hondt, en cambio, permitía al partido más votado en cada circunscripción obtener más escaños. Esto es justamente lo que permitió a Alianza PAIS obtener mayoría absoluta (100 asambleístas) en 2017.

Si las reglas no hubieran cambiado para estas elecciones, el correísmo podría haber obtenido casi una mayoría simple. Al aplicar el método D’Hondt a los actuales resultados electorales, la simulación muestra que Centro Democrático hubiera obtenido 62 escaños.

Pachakutik, también la lista más votada en varias provincias, hubiera recibido 30 curules. Mientras que las minorías hubieran tenido menos espacio.

Las nuevas minorías

10 fuerzas políticas distintas consiguieron entre uno y dos curules en la nueva Asamblea Nacional. Ellos constituirán las minorías de los próximos cuatro años:

  • La alianza Honestidad consiguió dos asambleístas: uno nacional y uno por Zamora Chinchipe.
  • Ecuatoriano Unido también obtuvo dos curules: una en Santa Elena y una en Los Ríos.
  • Avanza, que en 2013 fue la segunda fuerza legislativa, logró dos escaños: uno en Carchi y otro en Los Ríos.
  • Democracia Sí consiguió dos asambleístas: uno por Cañar y otro por Esmeraldas.
  • Construye (antes Ruptura) obtuvo un escaño en Manabí.
  • Unión Ecuatoriana, uno en Chimborazo.
  • Sociedad Patriótica, uno en Napo.
  • Y tres movimientos locales consiguieron curules en Chimborazo, Sucumbíos y Azuay.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas