Nebot llega a una potencial candidatura presidencial con varios tropiezos

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Jun 2020 - 0:04

Nebot ha estado en campaña anticipada desde 2019. En la imagen en la inauguración de una clínica móvil en Montecristi, el 13 de marzo. - Foto: Cortesía

Nebot llega a una potencial candidatura presidencial con varios tropiezos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

25 Jun 2020 - 6:04

Desde finales de mayo se espera que el líder socialcristiano, Jaime Nebot, anuncie si aceptará terciar en las elecciones presidenciales de 2021.

La expectativa parece que llega a su fin. El jueves 25 de junio el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, anunciará si acepta la candidatura presidencial del Partido Socialcristiano (PSC) con miras a las elecciones de 2021.

En una carta enviada a los simpatizante del PSC, Nebot asegura que hubiera preferido hacer su anuncio en un evento público, pero que las restricciones derivadas de la pandemia de Covid-19 lo impidieron.

La noticia será informada vía Zoom y dirigida a los afiliados del partido, a los movimientos aliados y ciudadanos destacados. Nebot agregó que “la decisión va más allá de un simple sí o no”.

Pero, ¿en qué condiciones llegaría Nebot a su potencial nominación? Según Luis Fernando Torres, exasambleísta del PSC, el líder socialcristiano goza del primer lugar en las intenciones de voto.

A inicios de semana circuló un sondeo hecho por la encuestadora Click Report, con una muestra de 760 personas y en solo dos ciudades, Guayaquil y Quito.

El sondeo deja entrever que los encuestados se inclinan por un candidato “de mano dura” y experimentado, como Nebot.

Mientras que críticos y analistas políticos opinan que Nebot está frente a una serie de desaciertos que podrían hacerle mella en sus posibilidades electorales.

  • Primer tropiezo: Morales

    Rueda de prensa cuando se anunció el triunfo de Morales en la Prefectura del Guayas, en 2019. Cortesía

    La Prefectura del Guayas estuvo en manos socialcristianas durante 16 años, con Nicolás Lapentti entre 1992 y 2009. Luego pasó al Centro Democrático, con Jimmy Jairala. 

    Decidido a recuperar este cargo clave en la provincia, Nebot apadrinó la candidatura de Carlos Luis Morales para la Prefectura. 

    Morales era un personaje mediático, vieja gloria del fútbol nacional, y ajeno a las filas del PSC.

    Según el analista político, Oswaldo Moreno, tanto Nebot como el PSC se arrepentirán de haber escogido a Morales por encima de figuras propias del partido, como César Rohon. 

    Denuncias de presunta corrupción en el Gobierno provincial y la investigación abierta por la Fiscalía al ahora difunto Morales (falleció de un ataque cardíaco fulminante el 22 de junio) afectaron el capital político del PSC, asegura el analista. 

    Por su parte, el exasambleísta Torres opina que el fallecimiento de Morales no altera en nada los planes de Nebot. 

    Aunque Torres reconoce que el proceso de destitución de Morales de la Prefectura, impulsado por el PSC, pudo haber sido apresurado. “Creo que una remoción debe iniciarse cuando existe un proceso penal más avanzado”.
     
    Pero añade que el partido quería enviar el mensaje de que no se tolerarían irregularidades. Tras la muerte de Morales, la Prefectura regresa al mando socialcristiano, con la viceprefecta Susana González, militante orgánica del partido desde hace 15 años. 

  • Segundo tropiezo: el páramo

    Para Winston Alarcón, abogado especializado en derechos laborales, la actitud de Nebot durante las protestas de octubre de 2019 fue desacertada. Ese mes, miles de ecuatorianos, entre ellos el movimiento indígena, salieron a las calles para rechazar la eliminación de los subsidios al diésel y a la gasolina Extra. 

    De Nebot se recuerda una declaración considerada racista. “Mandó a los indios al páramo. Por ese lado el porcentaje de votación entre los indígenas y campesinos está bloqueado”, expresa Alarcón.

    Además, Nebot se subió a una tarima armada en la principal avenida de Guayaquil, bajo el discurso de defender a la ciudad, pero los locales comerciales en la ciudad durante las protestas no estaban siendo saqueados por indígenas sino por los mismos guayaquileños, dicen los analistas. 

  • Tercer tropiezo: el avión

    La pandemia de coronavirus ha sido la mayor prueba para la Alcaldía de Guayaquil, en manos de Cynthia Viteri desde 2019. 

    Moreno explica que todo lo que hizo mal o dejó de hacer Viteri ha repercutido en la imagen de Nebot, porque ella fue la ungida por el líder socialcristiano para el cargo. 

    Una de las actuaciones más polémicas de Viteri fue cuando ordenó bloquear con camionetas la pista del aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en momentos en que se aproximaba un vuelo humanitario procedente de España, esto en plena crisis de Covid-19 en Guayaquil. 

    Si bien la Fiscalía abrió una investigación al respecto, hasta ahora no hay sanciones.

  • Cuarto tropiezo: la pandemia

    El cuerpo de una persona fallecida por coronavirus apareció en una vereda de Guayaquil el 31 de marzo de 2020. Vicente Gaibor del Pino / REUTERS

    Según el abogado Alarcón, la pandemia de Covid-19 es un golpe tremendo para el PSC.

    “Al principio decían que no pasaba nada, cuando vieron la cantidad de muertos entonces pensaron en hacer algo”, añade Alarcón. 

    Fue en ese momento, agrega Alarcón, que el Municipio visitó barrios de bajos ingresos para entregar ayuda humanitaria. 

    Datos del Observatorio Ciudadano de Servicios Públicos indican que en Guayaquil nueve de cada 10 personas necesitaron ayuda para sobrevivir al confinamiento. 

    Por su parte, Nebot ha tratado de posicionarse como actor clave en la gestión de la crisis, a través de la creación del Comité privado de Emergencia por Coronavirus.

    Él y Viteri emprendieron una campaña en medios extranjeros, poniendo como ejemplo las acciones del Municipio y del Comité en la lucha contra el virus. 

    Pero esa es la versión política de la pandemia. La opinión científica refuta a Nebot. 

    Según señaló Daniel Simancas, epidemiólogo y docente de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), a un medio local: “Guayaquil no es ejemplo de nada porque en la ciudad murieron más de 10.000 personas”. 

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas